Evitar comer tarde en la noche puede tener beneficios antienvejecimiento y promover la longevidad

Evitar comer tarde en la noche puede tener beneficios antienvejecimiento y promover la longevidad

Evitar comer en horas de inactividad puede favorecer una vida más longeva.

 

El momento en el que se consumen las comidas puede tener un efecto sobre la esperanza de vida, según un estudio realizado por investigadores del Southwestern Medical Center de la Universidad de Texas.

En el estudio en animales, los investigadores encontraron que las dietas restringidas en calorías mejoraron la regulación de los niveles de glucosa y la sensibilidad a la insulina, pero las mejoras son mayores cuando se come solo en la fase activa.

Comer durante la fase activa registra una vida más larga que cuando se consumen alimentos disponibles las 24 horas o en la fase inactiva.

Los resultados del estudio indican que los ratones que no comen en su fase inactiva son más saludables y envejecen más lentamente, dijo el Dr. Joseph Takahashi, investigador del Instituto Médico Howard Hughes y presidente de neurociencia en UT Southwestern Medical Center a Medical News Today.

Los ratones que solo comieron durante su fase activa y luego ayunaron durante las 12 horas restantes, vivieron más tiempo. Un promedio de 1068 días de vida útil, casi un 35 % más que los animales de control que tuvieron una vida media 800 días.

“Si estos hallazgos son ciertos en las personas, es posible que queramos repensar si realmente queremos ese refrigerio de medianoche”, dijo el Dr. Takahashi.

A qué hora cenar

Los nutricionistas recomiendan cenar tres horas antes de acostarse. “Si no puedes cenar temprano, asegúrate de comer un refrigerio saludable para mantener sus niveles de azúcar en la sangre bajo control”, comparte Greatist.

Comer demasiado tarde puede aumentar tu ingesta de calorías. Un estudio de 2013 encontró que comer dentro de las 4 horas de sueño puede llevar a comer más calorías al día siguiente.

Comer tarde también puede afectar el ciclo de sueño. Para una mejor calidad del sueño, evita el consumo de alcohol, alimentos y bebidas con cafeína, picante, comida frita y grasosa, así como una cena abundante.

Evitar cenar cerca de la hora de acostarse también reduce el riesgo de acidez estomacalLa acidez estomacal ocurre cuando el contenido del estómago regresa al esófago.

Las proteínas y los carbohidratos complejos son opciones de cena que te ayudan a sentirte satisfecho. Además, este tipo de carbohidratos, a diferencia de los carbohidratos refinados, no elevan rápidamente los niveles de glucosa en sangre.

La Fuente de Nutrición de Harvard señala que las fuentes más saludables de carbohidratos son granos integrales, vegetales, frutas y frijoles sin procesar o mínimamente procesados.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios