Persecución en Nicaragua: la fiscalía acusó de conspiración a otros 13 dirigentes opositores

Persecución en Nicaragua: la fiscalía acusó de conspiración a otros 13 dirigentes opositores

Daniel Ortega saluda a los soldados durante el juramento del comandante en jefe del ejército nicaragüense, el general Julio César, en la plaza de la Revolución en Managua (REUTERS/Oswaldo Rivas)

Daniel Ortega saluda a los soldados durante el juramento del comandante en jefe del ejército nicaragüense, el general Julio César, en la plaza de la Revolución en Managua (REUTERS/Oswaldo Rivas)

 La Fiscalía de Nicaragua acusó a 13 personas vinculadas a la oposición, incluida dos ciudadanas de doble nacionalidad nicaragüense y francesa, por los delitos de conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional y/o propagación de noticias falsas en perjuicio del Estado y la sociedad nicaragüense, informó este lunes el Poder Judicial.

Las acusaciones contra las 13 personas fueron presentadas por el Ministerio Público ante el titular del juzgado Sexto de Distrito Penal de Audiencias de Managua, RolandoSalvador Sanarrusia Munguía, quien las admitió “por cumplir con los requisitos procesales”, anotó el Poder Judicial en una declaración.

Sanarrusia Munguía decretó la prisión preventiva para los 13 acusados, incluido dos a los que se les giró orden de captura y 11 que se encuentran encarcelados desde el mes pasado.

Integrantes de la policía de Nicaragua
Integrantes de la policía de Nicaragua

El Ministerio Público acusó por ambos delitos a Jeannine Horvilleur Cuadra, de 63 años, y Ana Carolina Álvarez Horvilleur, de 43 años, ambas de nacionalidad nicaragüense y francesa.

También a Félix Ernesto Roiz Sotomayor, esposo de Ana Carolina y yerno de Jeannine, así como al exiliado opositor Javier Alberto Álvarez Zamora, esposo y padre de las dos ciudadanas nicaragüenses francesas, respectivamente.

El órgano judicial giró orden de detención contra Álvarez Zamora, de 68 años, un antiguo colaborador y militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Asimismo fueron acusados por ambos delitos Freddy Martín Porras García, José David Gallo Torrez, José Javier Álvarez Argüello, Nicolás Palacios Ortiz y Hugo Ramón Rodríguez Flores.

Palacios Ortiz es un jubilado que fue golpeado por simpatizantes sandinistas cuando reclamaba por unas controvertidas reformas a la seguridad social, el 18 de abril de 2018, que originó un estallido social que dejó cientos de muertos, miles de heridos, cientos de heridos, y decenas de miles en el exilio.

Imagen de archivo: Daniel Ortega, saluda a sus partidarios antes de asistir a un evento para conmemorar el 43º aniversario de la Revolución Sandinista, en Managua (REUTERS/Maynor Valenzuela)
Imagen de archivo: Daniel Ortega, saluda a sus partidarios antes de asistir a un evento para conmemorar el 43º aniversario de la Revolución Sandinista, en Managua (REUTERS/Maynor Valenzuela)

Por el delito de menoscabo a la integridad nacional, el Ministerio Público acusó a Adolfo Ramón García Ramírez, Gabriel Alfonso López del Carmen, Andrea Margarita del Carmen Ibarra (a quien también se giró orden de detención) y al ex directivo del extinto periódico El Nuevo Diario Arnulfo José Somarriba Aguilar.

Andrea Margarita del Carmen Ibarra era una de las portavoces de la organización política Unión Democrática Renovadora (Unamos), anteriormente llamado Movimiento Renovador Sandinista (MRS) -que nació en sus orígenes como una escisión del FSLN-.

Unamos fue fundado como MRS en 1995 por el escritor y ex vicepresidente Sergio Ramírez Mercado, actualmente en el exilio en España y retirado de la política, y la ex guerrillera y ex ministra de Salud Dora María Téllez, arrestada en junio de 2021 y condenada a 8 años de prisión por delitos considerados “traición a la patria”.

Al menos cinco de sus principales dirigentes, incluyendo a su presidenta, SuyénBarahona, cumplen condenas por “traición a la patria” y son parte de una lista de más de 200 personas consideradas “presos políticos” por organismos humanitarios.

En tanto, su vicepresidente, el histórico combatiente sandinista Hugo Torres, también acusado por “traición a la patria”, falleció en febrero pasado bajo custodia policial a causa de una “enfermedad” aún no especificada por las autoridades.

Denuncian una nueva embestida

Varios opositores al gobierno de Nicaragua fueron mostrados durante audiencias judiciales, en muchos casos después de más de un año de no haber sido vistos públicamente, según imágenes difundidas por medios oficiales (AFP)
Varios opositores al gobierno de Nicaragua fueron mostrados durante audiencias judiciales, en muchos casos después de más de un año de no haber sido vistos públicamente, según imágenes difundidas por medios oficiales (AFP)

La Unidad Nacional Azul y Blanco, a la que pertenece Unamos, denunció este lunes una nueva “embestida represiva de la dictadura Ortega Murillo”, en referencia al presidente nicaragüense, Daniel Ortega, y a la primera dama y vicepresidenta, Rosario Murillo.

En el mes de septiembre la dictadura Ortega-Murillo desató una nueva acción represiva en contra de la dirigencia territorial y militancia del partido Unamos”, señaló la Unidad Nacional, que contabilizó “al menos 12 personas secuestradas de forma arbitraria”, incluida 11 de los acusados “por la Fiscalía al servicio de la dictadura” y que se encuentran incomunicados con sus familiares.

Esa organización advirtió que “esta oleada represiva también ha dejado a un número considerable de miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco en situación de riesgo que han tenido que salir del país o bien resguardarse internamente para ser no capturados”.

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del pasado 7 de noviembre, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con siete de sus potenciales rivales en prisión y dos en el exilio.

(Con información de EFE)

Publicar un comentario

0 Comentarios