Consejo de Seguridad de la ONU está decidido a enfrentar violencia en Haití

Consejo de Seguridad de la ONU está decidido a enfrentar violencia en Haití

 

Consejo de Seguridad de la ONU está decidido a enfrentar violencia en Haití
El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió ayer. (FUENTE EXTERNA )

En medio de reclamaciones por acciones concretas para hacer frente a la ola de violencia que han desencadenado bandas armadas en Haití, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunió ayer y decidió preparar de forma urgente un paquete de medidas, que probablemente incluirán sanciones. 

Estados Unidos y México, que lideran el “dossier haitiano” en el Consejo de Seguridad, anunciaron que están preparando un borrador de resolución con ese fin, que prevén distribuir en “un plazo de días” al resto de estados miembros. Expresaron la necesidad de incrementar el apoyo a la policía haitiana, aunque no ofrecieron detalles sobre el contenido de dicho documento. 

“No podemos esperar a que ocurra algo peor. Es necesario que tanto el Consejo de Seguridad como la comunidad internacional tomen con urgencia medidas adicionales”, dijo el embajador mexicano, Juan Ramón de la Fuente.

El diplomático subrayó que “el nivel de violencia registrado en los últimos días es de verdad alarmante” y consideró que la respuesta internacional debe centrarse, en primer lugar, en la situación de seguridad.

En la misma línea, Estados Unidos subrayó que los haitianos “necesitan seguridad” y denunció que las pandillas están creando una situación de fuerte inestabilidad que requiere una respuesta.

"“Es necesaria una fuerza robusta, capaz de recuperar la paz y poner fin a las bandas armadas”. "Roberto ÁlvarezCanciller dominicano

En la reunión solicitada por  China, alarmada por el más reciente disturbio en Haití la semana pasada, demandó, a través de su delegación ante el Consejo, castigo contra las bandas armadas y sus líderes, a quienes acusó de estar destruyendo los pilares de la sociedad en Haití. Además, consideró necesario que se imponga un embargo a las ventas de armas a grupos asociados con las pandillas para frenar la violencia, convirtiendo en vinculante una recomendación que ya se aprobó en julio.

RD reitera llamado de intervención en Haití

En tanto que el canciller dominicano Roberto Álvarez, durante su ponencia, recordó a sus homólogos que lo expresado por ellos es una reiteración del llamado que ha venido haciendo la República Dominicana en diferentes escenarios sobre la gravedad de la crisis en Haití.  

Destacó que el Gobierno dominicano considera que las gestiones de estabilización en Haití tienen que estar enfocadas en la pacificación inmediata y en el diálogo político como únicas vías adecuadas para enfrentar la violencia y el caos.

“Pero el casi inexistente avance en esa dirección, exige de la comunidad internacional, tal como ha expresado el secretario general Antonio Guterres, posición que nuestro país respalda firmemente, es que mientras se consolida la ayuda a la capacitación de su policía, es necesaria una fuerza robusta, capaz de recuperar la paz y poner fin a la violencia desatada por las bandas armadas, infiltradas por el poder político y económico”, enfatizó el ministro. 

Resaltó que República Dominicana igualmente sostiene su convicción de que la única respuesta duradera y sostenible a la crisis haitiana debe venir de los propios haitianos. 

“Repito, pues, ante el Consejo de Seguridad: la colaboración internacional con los esfuerzos de Haití y sus autoridades es vital, si queremos llevar la estabilidad y tranquilidad al pueblo de Haití, a sus vecinos y a la región”, declaró el diplomático.

Crisis se intensifica

La semana pasada, Haití fue escenario de graves disturbios, con manifestaciones y saqueos de instituciones privadas, públicas y humanitarias poco después de que el primer ministro, Ariel Henry, anunciara un aumento del precio de los combustibles.

Inmerso desde hace años en una crisis sociopolítica y económica, el magnicidio en julio del año pasado del entonces presidente Jovenel Moïse agravó más la crisis en Haití.

A la inestabilidad se le suma la batalla que libran las bandas armadas, que han causado la muerte de cientos de personas. La enviada de la ONU al país, Helen LaLime, alertó ante el Consejo de Seguridad de una situación muy complicada y que no ha hecho más que agravarse en los últimos días. “Una crisis económica, una crisis de pandillas y una crisis política han convergido en una catástrofe humanitaria”, señaló. 

EFE

Publicar un comentario

0 Comentarios