De Manny a Tatis Jr., o como el dopaje seduce y enloda a los dominicanos

De Manny a Tatis Jr., o como el dopaje seduce y enloda a los dominicanos

 

De Manny a Tatis Jr., o como el dopaje seduce y enloda a los dominicanos
Fernando Tatis Jr., era una de las figuras más potables para comercializar la MLB. (AP)

Alex Rodríguez tenía ya 34 años y un currículo de inmortal cuando en 2009 confesó que se había dopado y ahí comprometió su legado que ya le pasa factura en su aterrizaje en la boleta para Cooperstown donde solo sacó un 34 % de los votos. Robinson Canó (2018) tenía 35 a la hora de pegarse el primer disparo en la pierna en su carrera al Salón de la Fama y a Manny Ramírez se le descubrió de sus trampas ya cuando tenía 36, en 2008. Bartolo Colón tenía ya 40 cuando se conoció su expediente.

Fernando Tatis Jr., ha sido atrapado con apenas 23 años, una edad a la que aterrizan la mayoría de jugadores en el Big Show, pero que dada su condición de prodigio, ya su club lo ató por una fortuna sin precedentes hasta que tenga 35 como dueño, adicional a lo que hace en el terreno, de una sonrisa y personalidad tan potable como para vender el béisbol a los jóvenes.

El día en que los dominicanos estaban pegados a la Web y redes dando seguimiento al inicio de la audiencia del caso Medusa, Tatis irrumpió en las tendencias noticiosa y se adueñó de los titulares con otro episodio que embarra la imagen del béisbol dominicano.

Si el fenómeno quisqueyano como principal mina de talentos para este deporte es estudiado de forma repetida en universidades punteras igual no deja de causar asombro las notas tan bajas que sacan los peloteros cuando se trata de respetar el programa de dopaje.

52 jugadores domicanos desde 2005

Grandes Ligas, bajo gran presión de la sociedad estadounidense, comenzó a castigar por el uso de sustancias prohibidas en 2005. Desde entonces se han aplicado 95 castigosDe ellas 52 han correspondido a jugadores dominicanos, es decir, el 54.7 %.

A-Rod, Ramírez, Canó y Colón dejaron boquiabiertos a la industria y al público. Pero ese listado dominicano incluye nombres tan sonoros como Miguel Tejada, Nelson Cruz, Starling Marte, Ervin Santana, José Guillén, Melky Cabrera, Michael Pineda, Frankie Montás. El único jugador que ha fallado tres veces es dominicano: Jenrry Mejía.

Expandir imagen
Infografía
Alex Rodríguez y Robinson Canó en una imagen de archivo cuando jugaban con los Yanquis.

Esta temporada

Esta temporada la liga ha informado de cuatro suspensiones a jugadores con experiencia en la Gran Carpa. Tres son de la tierra de Duarte; Pedro Severino, Jean Carlos Mejía, Carlos “Tsunami” Martínez y Tatis Jr.

Un repaso por este grupo demuestra que no hay patrón para doparse. Lo hacen desconocidos que buscan un contrato que le garantice el futuro a su familia. También lo han hecho jugadores con carrera de inmortal y otros que nacieron en cuna de oro, como es el caso de Tatis.

El hijo del único bateador que ha pegado dos jonrones con las bases llenas a un lanzador en una misma entrada se asegura cargar con una mochila que no siempre se le puede sacar el peso. Y tendrá que hacerlo por largo tiempo.

Disgusto en San Diego

Antes del arranque de la temporada 2021 los Padres dieron a Tatis Jr., una extensión histórica. Con solo 142 partidos en la MLB, la escuadra californiana le garantizó US$340 millones por 14 años, el pacto más grande que ha entregado el club, que juega en San Diego desde 1969.

Hoy, el disgusto es evidente. Tatis se lastimó la muñeca izquierda en la temporada muerta al caerse de una motocicleta, un vehículo prohibido en los contratos que firman los peloteros de la MLB. Tuvo que operarse en la primavera, estaba programado regresar a mediados de mayo, pero a la fecha no se ha recuperado.

Expandir imagen
Infografía
Manny Ramírez fue suspendido la primera vez mientras jugaba para los Dodgers de Los Ángeles.

“Esperamos que desde la temporada baja hasta ahora, haya algo de madurez. Y, obviamente, con las noticias de hoy (viernes), es más un patrón y algo en lo que tenemos que profundizar un poco más”, dijo el gerente de los Padres, A.J. Preller, a la prensa. “Estoy seguro de que está muy decepcionado, pero al final del día, una cosa es decirlo. Tienes que empezar mostrándolo con tus acciones".

Ahora purgará una sanción de 80 partidos que lo sacará de juego hasta principio de mayo de 2023, por lo que dejará de cobrar casi tres millones de dólares.

De acuerdo al diario USA Today, la suspensión lo saca del Clásico Mundial de Béisbol que se disputará en marzo, aunque consultas realizada por Diario Libre no aseguran que los reglamentos del eventos impidan su participación.

Fuente: Diario Libre

Publicar un comentario

0 Comentarios