Brote de hepatitis infantil afecta a más de 10 países y se extiende

Brote de hepatitis infantil afecta a más de 10 países y se extiende

 

Brote de hepatitis infantil afecta a más de 10 países y se extiende

En las últimas semanas se está notificando un aumento de casos de hepatitis infantil grave de origen desconocido en niños de varios países. La Organización Mundial de la Salud (OMScontabiliza 169 casos en 12 países hasta el 21 de abril. Asimismo, una muerte en EEUU y la preocupación de la comunidad médica, que se afana en dar con la causa de este cuadro.

La mayoría de los casos contabilizados tienen lugar en Reino Unido (114). A ellos se suman 9 en EEUU, 13 en España, 12 en Israel, 5 en Irlanda, 4 en Italia y Países Bajos, 2 en Francia, 2 en Noruega y 2 en Dinamarca. Finalmente, 1 en Bélgica y 1 en Rumania. De los 169 casos, uno ha muerto (en EEUU) y 17 (el 10% aproximadamente) ha requerido un trasplante de hígado.

Está afectando principalmente a niños y niñas de ente uno y cinco años de edad.

La hepatitis es una inflamación del hígado que normalmente es causada por el virus de la hepatitis. No obstante, los casos notificados se han clasificado como hepatitis de origen desconocido. El síndrome clínico de los casos detectados es de inflamación de este órgano "con enzimas hepáticas marcadamente elevadas".

Muchos de estos niños han informado de síntomas gastrointestinales, como "dolor abdominal, diarrea y vómitos" que precedieron a los signos propios de una hepatitis aguda grave y niveles elevados de enzimas hepáticas superiores a 500 UI/L) e ictericia. "La mayoría de los casos no tenían fiebre", añade la OMS.

Los síntomas detallados por el Centro Europeo de Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) son similares a los de otras hepatitis. Entre ellas ictericia, orina oscura, síntomas gastrointestinales, cansancio o heces blanquecinas.

Las autoridades sanitarias recomiendan como principal medida preventiva el lavado frecuente de las manos, cubrirse al toser con la parte interior del codo y emplear pañuelos desechables. Esto se debe a que los adenovirus son patógenos que se transmiten entre personas o por el contacto con superficies contaminadas.

Además, aconsejan consultar con el pediatra si el menor comienza con síntomas que se agravan en pocos días y recuerda que solo deben recibir los medicamentos prescritos por su médico o pediatra.

Por su parte, la OMS recomienda que se realicen análisis de sangre, suero, orina, heces y muestras respiratorias. Asimismo, muestras de biopsia hepática con una caracterización adicional del virus que incluya secuenciación.

¿Cuáles son sus posibles causas?

Las autoridades sanitarias señalan que la opción más plausible hasta el momento es que un adenovirus esté causando estas enfermedades. Sin embargo, los adenovirus no suelen manifestarse con esta gravedad. Por ende esta opción no explica totalmente los cuadros observados ahora.

Según la información recabada hasta ahora, 74 (de 169) pacientes dieron positivo en adenovirus y 18 de ellos en el adenovirus identificado como F tipo 41 (F41).

Según ha detallado Chand este lunes, la comunidad científica trabaja en varias hipótesis. La principal es que un "cofactor" está provocando en los niños pequeños que "las infecciones normales por adenovirus sean más graves o que desencadenen una inmunopatología".

Este cofactor podría ser bien un aumento de la susceptibilidad tras la pandemia, durante la cual las medidas de prevención han protegido no solo del coronavirus sino de otros virus respiratorios; bien contar con antecedente de infección por SARS-CoV-2 u otra infección (no se descarta ómicron leve); una coinfección con coronavirus u otro virus; o una intoxicación ambiental o con algún fármaco o sustancia tóxica.

Otra hipótesis que se estudia apunta a que se trate de una nueva variante de adenovirus (con o sin los cofactores mencionados). Los investigadores no descartan tampoco que pueda tratarse de una intoxicación ambiental, o que estén ante un nuevo patógeno, o incluso ante una nueva variante de SARS-CoV-2.


Las autoridades sanitarias han descartado que se deba a un efecto de la vacuna contra la covid puesto que "la gran mayoría de los casos no estaba vacunado", ha señalado la OMS. Las vacunas disponibles hasta el momento están aprobadas para la población a partir de los cinco años y la mayoría de estos pacientes son menores de esa edad.

fuente: CDN

Publicar un comentario

0 Comentarios