SCJ confirma valor probatorio de las facturas, pero firmadas por quien las acepta

SCJ confirma valor probatorio de las facturas, pero firmadas por quien las acepta

 

SCJ confirma valor probatorio de las facturas, pero firmadas por quien las acepta
Archivo

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia estableci贸 el criterio de que en materia comercial, en el que rige el principio de la libertad probatoria, las facturas representan un mayor afianzamiento cuando son recibidas y aceptadas por la parte a quien se le oponen.

Asimismo, tambi茅n deben poseer el sello gom铆grafo.

En consonancia con lo expuesto, la indicada Sala mediante Sentencia n煤m. SCJ-PS-22-0057 de fecha 31 de enero de 2022, tuvo a bien anular la sentencia de la corte de apelaci贸n, por incurrir en “desnaturalizaci贸n de la documentaci贸n aportadas al debate” relativa a las facturas que constitu铆an las piezas probatorias para determinar el cr茅dito adeudado por la demandada primigenia.

La supuesta deuda que se reclama al recurrente Pollos V茅ganos,  alegadamente est谩 basada en cr茅dito por 136 mil pollitos beb茅s calculado cada uno a 17 pesos y la sumatoria asciende RD$ 2,312,000.00 mil pesos. La parte recurrida es Alfranny Ferreira Group, S.R.L.

“Ha sido jurisprudencialmente admitido que las facturas constituyen, en principio, un instrumento de cr茅dito, cuando son firmados por el cliente y devueltos a quien se le opone, lo cual es un principio de prueba por escrito; que en materia comercial en que rige la libertad de prueba, conforme al art铆culo 109 del C贸digo de Comercio, estas representan un mayor valor probatorio cuando son recibidas y aceptadas por aquel a quien pretenden opon茅rseles”, indica el dictamen de la alta corte.

La corte de apelaci贸n hab铆a rechazado un recurso de Pollos Veganos, C. x A, al confirmar “en todas sus partes” la sentencia recurrida marcada con el n煤m. 208- 20I7-SSEN-01452 de fecha primero (01) de septiembre del a帽o 2017, dictada por la Primera Sala de la C谩mara Civil y Comercial del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de La Vega.

“A juicio de esta sala, tal y como alega la parte recurrente, se constata que la corte incurri贸 en desnaturalizaci贸n de las piezas probatorias, esto as铆 ya que conforme se evidencia en la factura n煤m. 900002, antes descrita, esta carece de la firma del representante de la entidad a la que se le pretende oponer, as铆 como tambi茅n de sello gom铆grafo correspondiente a la entidad”, argumenta la decisi贸n adoptada por los magistrados Pilar Jim茅nez Ortiz, quien preside la Sala Civil, Justiniano Montero Montero, Vanessa Acosta Peralta y Napole贸n Est茅vez Lavandier.

Conversaci贸n telef贸nica no viol贸 derecho de intimidad

En cuanto al punto a la alegada violaci贸n al numeral 3, del art铆culo 44 de la Constituci贸n, al recogerse supuestas conversaciones telef贸nicas sin autorizaci贸n del juez, desde el tel茅fono de la recurrida, la misma sentencia n煤m. SCJ-PS-22-0057 estableci贸 que, como dictamin贸 la corte de apelaci贸n, no necesitaba autorizaci贸n para esos fines.

La Corte de Apelaci贸n hab铆a decidido que "no se refiere a cuestiones de la intimidad y el honor de la persona", como hab铆a alegado el recurrente, porque la grabaci贸n se trat贸 "de una conversaci贸n de una negociaci贸n entre las partes sobre compra y venta de mercanc铆as, la cual no tipifica una ilegalidad, porque quien la tom贸 lo hizo desde su tel茅fono, es decir sin la intervenci贸n de la compa帽铆a telef贸nica" y que "sin autorizaci贸n jurisdiccional para el caso no se necesita, por lo que en este sentido las alegaciones del recurrente carecen de fundamentos legales".

Al ratificar la decisi贸n en este punto de la corte, la SCJ argumenta que quien emplea durante su conversaci贸n telef贸nica un aparato amplificador de la voz que permite captar la conversaci贸n con otras personas presentes o el interlocutor no est谩 violando el secreto de las comunicaciones.

“Es por esto que en dicho momento se estableci贸 que no puede considerarse como violaci贸n al derecho a la intimidad el hecho de que una de las personas involucradas en una conversaci贸n (escrita u oral) la entregue a las autoridades para que se produzca, a partir de ellas, una investigaci贸n”, sostiene la SCJ.

“A juicio de esta sala – contin煤a la sentencia - y conforme a lo antes expuesto, la grabaci贸n telef贸nica realizada por el representante del recurrido a la conversaci贸n que sosten铆a con el representante de la recurrente no constituye, tal y como estableci贸 el tribunal a qua, una violaci贸n al secreto de las comunicaciones y por ende al derecho a la intimidad, toda vez que conforme se observa de la sentencia recurrida, dicha jurisdicci贸n pudo constatar que esta fue realizada por uno de los interlocutores de la conversaci贸n, motivo por cual se desestima el medio analizado”.

Para validar su rechazo a esa a la demanda del recurrente, la SCJ cita que el Tribunal Constitucional dominicano considera que el derecho al secreto y privacidad de las comunicaciones est谩 estrechamente relacionado con el derecho de intimidad, por recaer en el sujeto titular del mismo el derecho de control sobre las informaciones y los datos, incluy茅ndose en los mismos aquellos datos que sean p煤blicos, que son inherentes a su propia persona para que sean utilizados de conformidad a su voluntad.

Fuente: Diario Libre

Publicar un comentario

0 Comentarios