Historias: Pareja interracial rechazada por la sociedad cumplió 73 años juntos y siguen muy enamorados

Historias: Pareja interracial rechazada por la sociedad cumplió 73 años juntos y siguen muy enamorados


 

En el momento en que conoces al amor de tu vida todo se detiene y el deseo de estar con esa persona se convierte en la motivación para pasar el resto de sus días juntos. Todas las personas, en algún momento tienen que vivir la experiencia, amor a primera vista, platónico, no correspondido, único o épico.

Para muchos el amor es el mejor y más puro sentimiento que puede existir pero no siempre es el cuento de hadas que todos desean, lamentablemente todavía hay obstáculos, tabúes, críticas y opiniones que se convierten en el motivo principal para separar a una pareja.

Sin embargo, ese no fue el caso para Mary y Jake Jacobs, quienes en 1948 a pesar de que todo el mundo estaba en su contra, decidieron oficializar su amor y casarse.

BBC

En esa época, el racismo en Gran Betaña era un tema complicado, familias enteras de color eran separadas por mezclarse con alguien blanco.

Para los Jacobs todo comenzó en 1940, cuando se conocieron en la escuela técnica de Lancashire, Inglaterra, ella estudiaba taquimecanografía, y él recibía entrenamiento de la Fuerza Aérea, al verse por primera vez, fue un flechazo que los marcaría para siempre.

Jake, originario de la Isla Trinidad y negro se enamoró de Mary, blanca y británica. “Me citó a Shakespeare, lo cual me encantó”, dijo la mujer a Daily Mail. A pesar de los impedimentos, ambos comenzaron a salir con mayor frecuencia, hasta que su padre los descubrió y le prohibió a Mary volver a verlo.

Él tuvo que volver a su país, pero no quisieron renunciar a lo que tenían y se comunicaron por algún tiempo por cartas, en una de ellas, Jake le pidió matrimonio y ella aceptó. “Cuando le dije a mi padre que me iba a casar con Jake, él dijo: ‘Si te casas con ese hombre, nunca volverás a poner un pie en esta casa’”, detalló la mujer a Daily Mail.

Archivo personal: Mary y Jake Jacobs

A los 19 años, el padre de Mary la corrió de la casa y ella se casó con Jake sin nadie que la entregara en el altar, ni amigos ni familiares los acompañaron en la ceremonia.

Los primeros años de su matrimonio fueron duros, la situación en Gran Bretaña era complicada, el racismo y las crisis postguerra no facilitaban a los recién casados.

Nadie hablaba con ellos, los señalaban, no recibían visitas y en ocasiones no tenían para comer. Incluso perdieron a un bebé cuando nació. Tras algunos años en crisis, todo mejoró. Una escuela contrató a Mary de maestra y después la ascendieron a subdirectora y Jake trabajo en una fábrica y después en una oficina de correos.

Lauren Joy Fleishman

A pesar de la situación, comenzaron a hacer buenos amigos y Mary se reconcilió con su papá. Más de 70 años después, los dos siguen igual o más enamorados que nunca y no se arrepienten de elegirse como pareja.

“Seguimos muy enamorados. No me arrepiento ni un instante de haberme casado con él, a pesar de todo el dolor que hemos sufrido”, dijo Mary a Daily Mail.

Fuente: https://porquenosemeocurrio.ne

Publicar un comentario

0 Comentarios