Hispano que fue contratado para cometer un crimen pasional se equivocó de mujer y aun así la asesinó

Hispano que fue contratado para cometer un crimen pasional se equivocó de mujer y aun así la asesinó


 

En 2018 Alexis Ramos Rivera y su novia Glorianemaire Quiñones fueron contratados por Ishnar López Ramos para que asesinara a una mujer que veía como una rival en su camino amoroso, es decir, cometer un crimen pasional.


Tres años después de los hechos, los fiscales del caso dieron a conocer detalles del secuestro y asesinato del fallido complot de asesinato que dejaron como consecuencia la muerte de la puertorriqueña Janice Zengotita.

Alexis Ramos Rivera y su novia Glorianemaire Quiñones aceptaron el ‘trabajo’ y compraron varias cintas adhesivas, bridas y una bolsa de cal, un químico que es usado para la eliminación de cadáveres y fueron en busca de la mujer que estorbaba en el camino de Ishnar López Ramos.

Ramos y Quiñones secuestraron a Janice Zengotita-Torres a fuera de su casa en Kissimmee, pero algo estaba mal en este secuestro, la mujer no era quien debían secuestrar, sin embargo, siguieron el plan.

De acuerdo con el fiscal estatal adjunto, Christopher Smith, los asesinos robaron dinero de la cuenta de Janice, así como varios artículos que había al interior de su auto: “A pesar de tomar a la mujer equivocada, colocaron una bolsa de plástico sobre su cabeza y le envolvieron con cinta adhesiva la boca, la nariz y la cabeza… la vieron asfixiarse(hasta) que murió”.

Tras los hechos Alexis Ramos Rivera, de 26 años, fue acusado de asesinato en primer grado, secuestro y otros cargos relacionados con el fallido complot de asesinato asueldo que se perpetró en 2018 y que dejó sin vida a la puertorriqueña Zengotita Torres de 42 años.

Christopher Smith dijo a los miembros del jurado que lo sucedido ya no sería un secuestro, sino que sería un asesinato.

Asimismo, se dio a conocer que Zengotita Torres trabajaba en el mismo lugar que la persona que tenía que ser secuestrada
 y aquel enero del 2018 salió del trabajo, pasó a comprar un galón de leche y se dirigió a casa donde la esperaba su esposo y su hijo.

Smith contó que, a unos pasos de su casa, Torres recibió un golpe en la cabeza y fue secuestrada; ya en poder de los raptores, éstos se dieron cuenta que no era la persona que buscaban: “Aproximadamente media hora después de llevarla, revisan su billetera y se dan cuenta ‘Oh, tenemos a la mujer equivocada”.

Hasta el momento se sabe que ni Ramos Rivera ni sus coacusados enfrentarán la pena capital ya que la exfiscal de Orang – Osceola, Aramis Ayala, echó atrás la búsqueda de la muerte por considerarla costosa e inhumana.
Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios