EE.UU. teme otro ataque en Kabul en 24-36 horas durante su retirada final

EE.UU. teme otro ataque en Kabul en 24-36 horas durante su retirada final


 

EFE

Estados Unidos

Estados Unidos cree que es "altamente probable" que haya otro ataque terrorista contra el aeropuerto de Kabul en las próximas 24 a 36 horas, en lo que está siendo la última fase de su retirada militar con el transporte de soldados y material fuera del país.

"Nuestros comandantes me han informado de que un ataque es altamente probable en las próximas 24 a 36 horas", anunció en un comunicado el presidente estadounidense, Joe Biden, después de reunirse con su equipo de seguridad nacional.

El mandatario avisó que la situación sobre el terreno es "extremadamente peligrosa" y la amenaza de ataques continúa siendo "alta", después de que el jueves el Estado Islámico (EI) perpetrara un atentado contra el aeropuerto de Kabul y acabara con la vida de decenas de personas, incluidos 13 militares estadounidenses.

Ante esa situación, Biden autorizó a los responsables militares a tomar "todas las medidas necesarias" para proteger a los soldados mientras continúan su misión para evacuar a ciudadanos estadounidenses y colaboradores afganos antes de la retirada definitiva, fijada para el 31 de agosto.

Al respecto, prometió que EE.UU. continuará con su misión de evacuación pese a la "traicionera" situación en Afganistán.

AMENAZAS "MUY REALES" Y "MUY DINÁMICAS"

Estados Unidos lleva desde el jueves en máxima alerta debido a que posee información creíble sobre los planes de grupos radicales para atentar contra sus soldados, ya sea usando un coche bomba, con cohetes o a través de un suicida con explosivos, como ocurrió con el atentado del jueves.

Hoy el portavoz del Departamento de Defensa, John Kirby, afirmó que aún hay "amenazas muy reales" y "muy dinámicas" contra las fuerzas estadounidenses en Kabul.

Esas amenazas se producen en un momento en el que Washington inició la fase final de su repliegue con la salida de material militar y el inicio de la evacuación de algunos de los 5.000 solados que permanecían en Kabul con la misión de proteger el aeropuerto tras la llegada de los talibanes al poder el día 15 de agosto.

Al respecto, fuentes de los insurgentes aseguraron a Efe que sus fuerzas ya han comenzado a tomar el control de la zona militar del aeródromo, pero el Pentágono este sábado rechazó esa información y aseguró que mantendrá esas instalaciones bajo su control "hasta el final".

"Seguiremos operando el aeropuerto para asegurarnos de que podemos ejecutar nuestras operaciones", afirmó el subdirector de Logística del Estado Mayor, el general Hank Taylor, en una rueda de prensa.

El general también ofreció este sábado nuevos detalles sobre el ataque que EE.UU. lanzó en las últimas horas en la provincia de Nangarhar, un terreno montañoso en el este de Afganistán que ha servido de bastión a la rama del EI en Afganistán desde su aparición en Afganistán en 2015.

EE.UU. EJECUTA A DOS MIEMBROS DEL EI

Específicamente, Taylor explicó que un dron estadounidense acabó con la vida de dos supuestos miembros del EI "de alto perfil" e hirió a otro.

Según aseguró, los supuestos terroristas ejecutados desempeñaban los papeles de "facilitadores" y "planificadores" del EI, aunque rechazó precisar si participaron de alguna forma en la organización del ataque contra el aeropuerto de Kabul o qué funciones específicas desempeñaban.

El Pentágono dijo que no compartió datos con los talibanes sobre el ataque y que fue su propia información de inteligencia la que permitió localizar a los dos individuos.

El ataque estadounidense se produjo 24 horas después de que Biden prometiera venganza contra el EI por el atentado en Kabul.

Este sábado, el gobernante manifestó que había cumplido su promesa y prometió que el reciente ataque "no será el último".

"Continuaremos persiguiendo a cualquier persona involucrada en ese atroz ataque y se lo haremos pagar. Responderemos siempre que alguien trate de dañar a EE.UU. o de atacar a nuestras tropas. Eso es algo que nunca debe estar en duda", afirmó Biden en un comunicado.

Asimismo, el mandatario volvió a calificar de "héroes" a los soldados estadounidenses que murieron en el atentado del jueves en Kabul, donde otros 15 soldados de EE.UU. resultaron heridos; mientras que en Kabul fuentes oficiales cifran en 170 los fallecidos y en 150 los heridos.

El Pentágono hoy reveló los nombres de los solados fallecidos, cuyas edades iban de los 20 a los 31 años, con la mayoría de ellos en la veintena.

Biden también alabó la "valentía y altruismo" de los militares estadounidenses que han conseguido evacuar a unas 117.500 personas de Afganistán desde julio.

QUEDAN 350 ESTADOUNIDENSES EN AFGANISTÁN

De esas 117.000 personas, 5.400 son ciudadanos estadounidenses, detalló a la prensa un alto funcionario del Departamento de Estado.

Esa fuente también indicó que todavía quedan en Afganistán 350 estadounidenses que se han puesto en contacto con el Departamento de Estado para salir del país.

En las últimas 24 horas, EE.UU. ha conseguido evacuar a 6.800 personas, entre las que se incluyen sus propios nacionales, ciudadanos de otras naciones occidentales y colaboradores afganos.

Publicar un comentario

0 Comentarios