Biden presume “extraordinario éxito” en Afganistán; al menos 200 estadounidenses quedaron varados

Biden presume “extraordinario éxito” en Afganistán; al menos 200 estadounidenses quedaron varados


 

El presidente Joe Biden defendió como un “extraordinario éxito” las labores de su gobierno en Afganistán, además de afirmar que su administración continuará con los esfuerzos diplomáticos, liderados por el secretario de Estado, Antony Blinken, para evacuar a alrededor de 200 estadounidenses pendientes de evacuar.

“Anoche en Kabul, Estados Unidos puso fin a 20 años de guerra en Afganistán”, dijo. “Asumo la responsabilidad por esta decisión”.

Destacó se trató de la guerra más larga en la historia del país, pero que se concluyó con éxito al lograr el retiro de 120,000 personas.

“Esa cifra es más del doble de lo que la mayoría de los expertos pensaban que era posible”, dijo. “Ninguna nación ha hecho algo así en toda la historia. Solo Estados Unidos tenía la capacidad, la voluntad y el entrenamiento para hacerlo. Lo hicimos hoy“.

Destacó la increíble “habilidad y valentía desinteresada” de los miembros del Ejército de Estados Unidos, los diplomáticos y profesionales de Inteligencia. También que se buscará la evacuación de los estadounidenses que faltan.

“En resumen, el 90% de los estadounidenses en Afganistán que querían irse pudieron hacerlo“, defendió. “Para los estadounidenses restantes, no hay fecha límite. Seguimos comprometidos a sacarlos si quieren salir”.

El mandatario demócrata afirmó que el 31 de agosto no fue una fecha aleatoria de salida del Ejército estadounidense, sino que fue una decisión “para salvar vidas de estadounidenses”. Dijo que el periodo había sido marcado, de algún modo, por acuerdo firmado por el expresidente Donald Trump con los talibanes.

“No iba a extender una guerra para siempre. Y no iba a extender una retirada para siempre”, dijo.

Por qué tomó la decisión

El presidente Biden dijo que en abril tomó la decisión de retirar por completo las tropas estadounidenses, en parte por el acuerdo previo del expresidente Trump, pero sobre todo porque tiene en mente la seguridad de EE.UU.

Destacó que las circunstancias de 2001, cuando ocurrieron los ataques de Al-Qaeda en las Torres Gemelas en Nueva York, eran muy distintas sobre el terrorismo.

“La obligación fundamental de un presidente, en mi opinión, es defender y proteger a Estados Unidos. No contra las amenazas de 2001 sino contra las amenazas de 2021 y del futuro”, expresó. “Ese es el principio rector detrás de mis decisiones sobre Afganistán”.

Agregó que mantener las tropas en Afganistán no estaban aportando una “mejoría” a la seguridad en los EE.UU., pero sí implicaban un gasto de miles de millones de dólares.

“Cuando me postulé para presidente, me comprometí con el pueblo estadounidense a poner fin a esta guerra”, afirmó. “Hoy he cumplido ese compromiso”.

Una advertencia a ISIS-K

En concordancia con lo que sus colaboradores han destacado sobre la reorganización de los terroristas en el mundo, como “metástasis”, el presidente Biden prometió seguir persiguiendo a grupos terroristas, con mensaje especial a ISIS-K, el grupo que atacó el aeropuerto de Kabul donde murieron 13 soldados estadounidenses.

“A ISIS-K le digo, no hemos terminado con ustedes todavía”, expresó. Recordó a las 13 víctimas estadounidenses, miembros de la Marina y el Ejército.

“La amenaza del terrorismo continúa, pero ha cambiado. Nuestra estrategia también debe cambiar”, expresó. Anteriormente, altos funcionarios, como el secretario Blinken habían señalado algo similar, que la estrategia contra el terrorismo era distinta, pero que sería con mejor reacción.

Un cambio de política

El mandatario sorprendió al afirmar que el fin de la guerra en Afganistán significa un cambio de política de EE.UU. sobre sus acciones en otros países, en su intento de “rehacerlos”.

“Esta decisión sobre Afganistán no se trata solo de Afganistán”, enfatizó. “Se trata de poner fin a una era de importantes operaciones militares para rehacer otros países”.

Insistió en que el viejo enfoque sobre la lucha contra el terrorismo no vuelve a Estados Unidos más seguro.

“Pasar de esa mentalidad y ese tipo de despliegue de tropas a gran escala nos hará más fuertes, más efectivos y seguros en casa”, defendió.

Sobre todo, apuntó, se resiste a enviar a una nueva generación de militares a pelear guerras que “debieron terminar” hace mucho tiempo.

“Era hora de volver a ser honesto con el pueblo estadounidense. Ya no teníamos un propósito claro en una misión abierta en Afganistán”, señaló al tiempo que rechazó como responsabilidad para EE.UU. “rehacer” y “reordenar” o “unificar” Afganistán.

El sufrimiento para EE.UU.

El presidente biden enlistó las consecuencias de la guerra en Afganistán durante 20 años y dijo que el país ha estado en guerra durante mucho tiempo.

“Hemos sido una nación en guerra durante demasiado tiempo”, dijo. “Si tienes 20 años actualmente, nunca has conocido a un Estados Unidos en paz”.

Luego enlistó algunos de los resultados:

>> 800,000 estadounidenses fueron desplegados a ese país en dos décadas.
>> 20,744 militares, hombres y mujeres, resultaron heridos.
>> 2,461 miembos del Ejército murieron, incluyendo los 13 soldados en ataque de ISIS-K

Fuente: eldiariony.com

Publicar un comentario

0 Comentarios