Disminuye la ocupación hospitalaria de pacientes con COVID-19 en el país

Disminuye la ocupación hospitalaria de pacientes con COVID-19 en el país


 

Los hospitales de la red pública del país que trabajan con pacientes COVID-19 empiezan a sentir un respiro en la ocupación de las áreas destinadas a estos enfermos, al registrar una baja en el uso de las camas en los últimos 30 días.

La ocupación hospitalaria en cuidados intensivos (UCI) de pacientes con coronavirus se redujo en un 33 %, al pasar de 77 % el 15 de junio a 44 % el día de ayer. Entre tanto, el uso de camas para afectados intermedios disminuyó en un 16 %, pasando de 40 % a 24 % en el período citado. El uso de los ventiladores pasó del 64 % al 34 %, lo que representa una reducción de un 30 %.

Según el reporte del Servicio Nacional de Salud (SNS), 144 de las 325 camas de UCI para pacientes COVID-19 están en uso, mientras que, 400 de las 1,660 de cuidados intermedios están ocupadas.

Las autoridades de salud han explicado que la baja en los indicadores del COVID-19 está relacionada, en gran medida, con los niveles de vacunación que registra el país.

Hasta el 14 de julio 3.6 millones de personas habían recibido las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19 y 5.2 millones la primera. Además, 141,637 recibieron el refuerzo de una tercera dosis.

Las camas que el SNS destinó para el cuidado de pacientes críticos con coronavirus representan el 49% de todas las habilitadas a nivel nacional. Las de cuidados intermedios equivalen al 61 % y los ventiladores al 56 %.

Gran Santo Domingo

Hace un mes, en el Gran Santo Domingo, hospitales como el Marcelino Vélez, centro que solo brinda atención a pacientes COVID-19 y el Félix María Goico, tenían todas las camas de pacientes críticos con coronavirus ocupadas. Actualmente los hospitales registran una disponibilidad de un 17 % y un 43 %, respectivamente.

La Ciudad Sanitaria pasó de tener el 70 % de las camas UCI ocupadas a un 16 %, mientras que Cecanot pasó de un 78 % de ocupación a un 42% en los últimos 30 días.

El hospital Francisco Moscoso Puello pasó de ocupar el 90 % de sus camas UCI a un 80 %. El único centro que actualmente no tiene disponibilidad para atender a pacientes críticos con COVID-19 es el Rodolfo de la Cruz Lora.

A nivel general el país registró ayer una ocupación UCI de un 45 %, en cuidados intermedios de un 30 % y el uso de los ventiladores se ubicó en 36 %.

Cruz Jiminián

Una situación similar a la de estos hospitales se registó ayer en la Clínica Cruz Jiminián, que según el subdirector médico, Franklin Cruz, desde hace unos días reporta una baja en la ocupación de pacientes con coronavirus.

De las 24 camas con las que cuenta la clínica, ocho están en uso, solo un paciente está en cuidados intensivos.

El también encargado de la unidad COVID-19 de la clínica atribuyó esta baja al alto nivel de vacunación que registra el país y a que parte de la población está entendiendo la importancia de la inoculación.

“Actualmente sólo tenemos un paciente en el área de cuidados intensivos, se ha visto la disminución de casos en el área de emergencia, que nos sirve a nosotros como termómetro para ver qué tan alta está la frecuencia de pacientes de COVID-19”, explicó Cruz .

De igual forma, el galeno informó que se han mantenido dando de alta constantemente, por lo cual, de mantenerse el ritmo actual, para la próxima semana los pacientes que aún están ingresados saldrían del centro.

Cruz indicó que durante este mes han dado 27 altas de este tipo de pacientes.

El médico explicó que los pacientes que están inoculados en promedio duran cinco días ingresados, para cumplir con el protocolo.

Mientras que el tiempo de ingreso en una unidad COVID -19 de un paciente sin vacunar varía sustancialmente, y alcanza en algunos casos, hasta un mes de hospitalización.

Fuente: Listín Diario

Publicar un comentario

0 Comentarios