Se agrava la salud del papa emérito Benedicto XVI

Se agrava la salud del papa emérito Benedicto XVI

 

  • Se agrava la salud del papa emérito Benedicto XVI

    En abril pasado, el que fuera durante años el secretario de Benedicto XVI, el arzobispo Georg Gaenswein, contó a Vatican News que el papa emérito se encontraba “relativamente débil”, aunque “de buen ánimo”. AP

Agencias
Ciudad del Vaticano, Italia

La salud de Benedicto XVI ha empeorado debido a su edad, y los médicos vigilan constantemente el estado de salud del papa emérito, de 95 años, informó ayer  miércoles el Vaticano.

El portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, dijo que el papa Francisco, quien ayer miércoles pidió a los fieles rezar por su antecesor, fue a visitarlo en el monasterio en Roma donde el pontífice emérito vive desde que se retiró en febrero de 2013.

“Respecto a la salud del papa emérito, por quien el papa Francisco pidió oraciones al final de su audiencia general de esta mañana, puedo confirmar que en las últimas horas se ha producido un empeoramiento debido a la avanzada edad, dijo Bruni en un comunicado.

“La situación en estos momentos permanece bajo control, vigilada constantemente por los médicos”, de acuerdo con el comunicado.

Al término de su habitual audiencia de los miércoles con el público en un auditorio del Vaticano, Francisco hizo una pausa en sus comentarios previamente preparados para decir que Benedicto XVI estaba “muy enfermo” y pidió a los fieles rezar por él. No entró en más detalles sobre su salud.

“Quisiera pedirles a todos una oración especial, por el papa emérito Benedicto XVI, que en silencio está sosteniendo a la iglesia”, dijo Francisco al término de una audiencia de una hora. “Recordarlo, está muy enfermo”, señaló Francisco. Pidan “al Señor que lo consuele, y lo sostenga en este testimonio de amor a la iglesia, hasta el final”.

Después de la audiencia, “el papa Francisco fue al monasterio Mater Ecclesiae para visitar a Benedicto XVI. “Unámonos todos a él en la oración por el papa emérito”, dijo Bruni.

Benedicto XVI —el primer papa en renunciar en 600 años— se ha vuelto cada vez más frágil en los últimos años, tras dedicar su vida post-papal a la oración y la meditación.

Cuando cumplió 95 años en abril, su secretario de toda la vida, el arzobispo Georg Gaenswein, dijo que el pontífice emérito estaba de buen humor, añadiendo que “naturalmente está físicamente relativamente débil y frágil, pero bastante lúcido.”

El papa lo visitó en el monasterio hace cuatro meses. En esa ocasión, Francisco había creado nuevos cardenales y estos le acompañaron en el breve saludo.

El Vaticano difundió entonces una foto en la que se veía a un Benedicto XVI muy delgado estrechando la mano de Francisco, ambos sonriendo.

En sus primeros años de retiro, Benedicto XVI asistió a un par de ceremonias para crear cardenales en la Basílica de San Pedro. Pero en los últimos años, no se encontraba lo suficientemente fuerte como para estar presente en la prolongada ceremonia.

Escándalos

Tras ocho años de pontificado (2005-2013), marcado por múltiples crisis, este reputado teólogo se vio salpicado de lleno a inicios de 2022 por el drama de los abusos sexuales contra niños en la Iglesia católica alemana.

Su renuncia, anunciada en latín el 11 de febrero de 2013, fue una decisión personal debida a su debilitada salud y no a la presión de los escándalos, según anunció el expontífice en un libro de confidencias publicado en 2016.

Su partida abrió la vía a la elección como sumo pontífice del argentino Jorge Mario Bergoglio, que a sus 86 años tiene también problemas de salud, por lo que se mueve en silla de ruedas.

Publicar un comentario

0 Comentarios