Inmigrante se suicidó esperando asilo en refugio de Nueva York: 2º caso este año

Inmigrante se suicidó esperando asilo en refugio de Nueva York: 2º caso este año

Inmigrantes saliendo del Port Authority Bus Terminal en NYC, agosto 2022.

 

Un joven inmigrante de 26 años recién llegado a Nueva York se quitó la vida en un refugio para solicitantes en la ciudad de Nueva York.

Aunque no ha sido identificado, el joven al parecer era nativo de Venezuela y fue encontrado en un baño de un refugio en Queens el miércoles de la semana pasada. Lo declararon muerto después de ser trasladado a un hospital local, informó ayer NBC News. Fuentes no identificadas dijeron que había ingresado hace poco tiempo a EE.UU. por la frontera sur junto con una mujer y un niño.

Fue el segundo caso luego del suicidio en septiembre de una inmigrante colombiana de 32 años que estaba esperando asilo viviendo con sus dos hijos en el refugio “Hollis Family Shelter” en Queens.

“Ésta es una tragedia absolutamente desgarradora y estamos trabajando de cerca con la familia para apoyarlos durante este momento increíblemente difícil”, dijo ayer un portavoz del Departamento de Servicios Sociales (DSS) de la ciudad, citado por New York Post.

“Estas familias vienen a la ciudad de Nueva York después de un viaje angustioso de meses, en algunos casos todavía conmocionados por el trauma que experimentaron en el camino. Reconocemos los desafíos únicos que enfrentan los solicitantes de asilo y seguimos comprometidos a continuar construyendo sobre nuestros esfuerzos continuos y la coordinación interinstitucional para conectar a estas familias e individuos con apoyos de salud mental mientras los ayudamos a estabilizar sus vidas en un nuevo país”, agregó el vocero, pero la agencia no confirmó más detalles relacionados con la fatalidad de la semana pasada.

“Esta tragedia es un recordatorio de que tenemos la obligación de hacer todo lo que esté a nuestro alcance para ayudar a los necesitados”, dijo en un comunicado el alcalde Eric Adams al morir la madre colombiana a finales de septiembre.

Adams declaró en octubre “estado de emergencia” por la crisis migratoria en NYC, pidiendo asistencia financiera y legislativa del gobierno federal y los parlamentarios estatales. “Está quemando nuestro presupuesto”, afirmó.

“El número de personas en el principal sistema de refugios de la ciudad de Nueva York ha superado las 61,000, acercándose a un récord” para la urbe, resumió entonces The New York Times. Esa cifra incluye inmigrantes e indigentes locales. La asistencia a los inmigrantes se traducía en alrededor de $1.6 millones de dólares diarios gastados por el gobierno de la ciudad, calculó en septiembre Bloomberg News.

En los últimos meses la ciudad de Nueva York ha visto llegar una avalancha de migrantes enviados en buses desde el estado fronterizo Texas, la mayoría venezolanos huyendo de la crisis humanitaria en su país. Quienes llegan no tienen permiso de trabajo, algo que el alcalde Adams ha unido a sus requerimientos federales, para evitar riesgos de indigencia, depresión y criminalidad.

La semana pasada la alcaldía de NYC anunció $2.1 millones de dólares para expandir planes de ayuda a inmigrantes llegados este año, en medio de una batalla política nacional entre demócratas y republicanos.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios