Halló una botella con un mensaje de hace 135 años bajo su casa

Halló una botella con un mensaje de hace 135 años bajo su casa

 La botella hallada por el plomero (foto: Eilidh Stimpson/via Edinburgh Live)

La botella hallada por el plomero (foto: Eilidh Stimpson/via Edinburgh Live)

El mensaje que dos personas dejaron hace más de un siglo en Escocia, esperando a ser encontrado, fue finalmente recibido esta semana por un plomero que trabajaba en la casa de una médica, madre de dos hijos.

Se trata de una botella de whisky de la era victoriana, convertida en una cápsula del tiempo por el contenido: un arrugado pergamino que se conservó y mantuvo el mensaje original.

“Teníamos que trasladar un radiador de un lado de la pared al otro. El plomero vino y empezó a hacer un agujero y dijo que iba a ser una pesadilla porque había un suelo sobre otro”, explicó Eilidh Stimpson al Edinburgh Live.

El fontanero Peter Allan fue quien, casualmente, comenzó a trabajar sobre las tablas en el lugar exacto donde la botella fue dejada en 1887. “La habitación tiene 3 metros por 4 metros y he cortado exactamente alrededor de la botella sin saber que estaba allíNo puedo creerlo. Corté un agujero al azar para encontrar tuberías y ahí estaba, no sé qué pasó”, dijo a la BBC.

Allan bajó las escaleras diciendo: “¡Mira lo que acabo de encontrar en el agujero que acabo de hacer! Fue muy emocionante”.

La médica estaba impaciente por descubrir el contenido, pero la prioridad fue esperar a que estén presentes sus hijos, de 8 y 10 años, que estaban en la escuela.

Cuando estuvieron todos juntos, sacaron el corcho y emplearon pinzas para buscar el papel, pero tenía tal delicadez que igualmente comenzó a rasgarse. Para no dañarlo, consideraron que lo mejor sería romper la botella para llegar a él.

El mensaje que dejaron los trabajadores (foto: Eilidh Stimpson/via Edinburgh Live)
El mensaje que dejaron los trabajadores (foto: Eilidh Stimpson/via Edinburgh Live)

Fueron 7.049 semanas y cuatro días los que pasaron desde que el mensaje fue depositado hasta que alguien lo leyó.

Firmado y fechado por dos trabajadores, el mensaje decía: “James Ritchie y John Grieve colocaron este suelo, pero no bebieron el whisky. 6 de octubre de 1887″.

Con un tono más enigmático, agregaron: “Quien encuentre esta botella puede pensar que nuestro polvo está soplando por el camino”.

La familia necesitaba más datos, por lo que realizaron una pequeña investigación. Con ayuda de una amiga, descubrieron que había dos hombres registrados como residentes en la zona de Newington con los mismos nombres en la década de 1880.

Con todos los datos, compartió su hallazgo en redes sociales y reveló cuáles son sus planes.

“Hemos tenido una suerte increíble y me alegro de que todos piensen que es tan interesante como nosotros. Es muy agradable tener una noticia positiva en medio de todo este pesimismo que hay en estos momentos”.

“Ahora, estoy pensando que tenemos que conservar la nota y sustituirla por un mensaje propio para que lo descubran las generaciones futuras”, agregó.

Publicar un comentario

0 Comentarios