Vladimir Putin comenzó el despliegue de sus tropas en Bielorrusia

Vladimir Putin comenzó el despliegue de sus tropas en Bielorrusia

 Imagen de archivo de tropas rusas durante una ceremonia que marca la salida de las fuerzas pacificadoras de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) de Kazajistán, en Almaty. 13 enero 2022. REUTERS/Pavel Mikheyev/Archivo

Imagen de archivo de tropas rusas durante una ceremonia que marca la salida de las fuerzas pacificadoras de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) de Kazajistán, en Almaty. 13 enero 2022. REUTERS/Pavel Mikheyev/Archivo

Los primeros soldados de Rusia de la nueva fuerza militar conjunta con Bielorrusia, anunciada días atrás, llegaron a este país, indicaron el sábado las autoridades bielorrusas.

“Los primeros trenes con soldados rusos que forman la fuerza militar regional llegaron a Bielorrusia”, declaró el ministerio bielorruso de Defensa en un comunicado, sin precisar el número de militares desplegados por Rusia a tal efecto.

El ministerio publicó imágenes que muestran trenes y camiones militares, así como a soldados rusos recibidos por mujeres vestidas con trajes tradicionales con pan y sal en sus manos, una tradición de hospitalidad eslava.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, acusó el martes a Rusia de querer “arrastrar a Bielorrusia a la guerra” y reclamó ante el G7 una misión de observación internacional en la frontera entre su país y su vecino del norte.

Bielorrusia, aliado de Rusia en su conflicto con Ucrania, ya prestó su territorio al ejército ruso para el inicio de su ofensiva en febrero, aunque las fuerzas bielorrusas no han participado hasta el momento en los combates en territorio ucraniano.

La entrada de las fuerzas bielorrusas en el conflicto marcaría una nueva escalada.

El presidente ruso Vladimir Putin asiste a una reunión con su homólogo bielorruso Alexander Lukashenko en San Petersburgo, Rusia, 25 de junio de 2022. REUTERS/Sputnik/Kremlin/Mikhail Metzel/Archivo
El presidente ruso Vladimir Putin asiste a una reunión con su homólogo bielorruso Alexander Lukashenko en San Petersburgo, Rusia, 25 de junio de 2022. REUTERS/Sputnik/Kremlin/Mikhail Metzel/Archivo

Víctor Tumar, representante del Estado Mayor del Ejército bielorruso, anunció la víspera la próxima llegada de los militares rusos, una decisión tomada por ambos países ante el incremento del potencial de la OTAN en las fronteras con Bielorrusia, el rearme de Polonia y los países bálticos.

“La agrupación militar regional de la Unión Estatal es un proyecto estrictamente defensivo”, resaltó Tumar.

La pasada semana, el dictador bielorruso, Alexander Lukashenko, anunció la creación de dicha agrupación con el presidente ruso, Vladímir Putin. “En vista del agravamiento de la situación en las fronteras occidentales de la Unión Estatal acordamos desplegar una agrupación (militar) regional” de ambos países, señaló.

Seguidamente, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, pidió a Minsk que deje de apoyar la “operación militar especial” de Rusia.

Ucrania acusa a Bielorrusia de complicidad en la actual campaña militar rusa al ceder su territorio al Ejército invasor para lanzar ataques en el país vecino.

Soldado ucraniano mira desde un tanque, en medio de la invasión de Ucrania, en la ciudad de Lyman, región de Donetsk, Ucrania, 28 de abril 2022. REUTERS/Jorge Silva/Foto de Archivo
Soldado ucraniano mira desde un tanque, en medio de la invasión de Ucrania, en la ciudad de Lyman, región de Donetsk, Ucrania, 28 de abril 2022. REUTERS/Jorge Silva/Foto de Archivo

Qué impacto podría tener la anexión del ejército de Bielorrusia al ruso en la guerra con Ucrania

Lukashenko anunció el lunes que él y Putin acordaron crear una “agrupación regional de tropas” conjunta y que varios miles de soldados rusos estarán estacionados en Bielorrusia. Lukashenko no ofreció detalles sobre dónde se desplegarán las tropas, y los motivos de Rusia no quedaron claros de inmediato, aunque los comentarios se producen cuando Moscú está luchando por reponer las tropas perdidas en el campo de batalla.

El líder bielorruso también dijo que Kiev está conspirando para atacar a Bielorrusia, y advirtió a Ucrania que no ataque “ni siquiera un metro de nuestro territorio con las manos sucias”. Su ministro de defensa, Viktor Khrenin, también advirtió a Ucrania que no provoque a Bielorrusia, diciendo: “No queremos pelear” y, sin embargo, un día después, enfatizó que la fuerza conjunta es para la defensa.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, aseguró el martes a los líderes del Grupo de los Siete poderes industriales que Kiev no está planeando acciones militares contra Bielorrusia. Dijo que Moscú “está tratando de atraer directamente a Bielorrusia a esta guerra”.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, es visto durante una llamada telefónica con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Kyiv, Ucrania, el 4 de octubre de 2022.  Servicio de Prensa de la Presidencia de Ucrania/Handout via REUTERS/Archivo
El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, es visto durante una llamada telefónica con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en Kyiv, Ucrania, el 4 de octubre de 2022. Servicio de Prensa de la Presidencia de Ucrania/Handout via REUTERS/Archivo

Oleksiy Danilov, jefe del Consejo de Seguridad y Defensa Nacional de Ucrania, dijo el martes a la televisión ucraniana que Bielorrusia está siendo “rehén de Rusia”.

Los temores de la presión rusa sobre Bielorrusia no son infundados. Lukashenko, un líder autoritario, ha gobernado Bielorrusia con puño de hierro durante 28 años mientras contaba con el apoyo político y económico de Rusia. Moscú ha inyectado miles de millones de dólares para apuntalar la economía controlada por el estado al estilo soviético de Lukashenko con energía barata y préstamos. Y en 2020, el Kremlin lo ayudó a sobrevivir a las protestas masivas más grandes en la historia del país, luego de unas elecciones presidenciales que la oposición y Occidente denunciaron como amañadas.

Alexander ha apoyado públicamente el ataque de Rusia a Ucrania, generando críticas internacionales y sanciones contra Minsk. Aún así, ha rechazado repetidamente las especulaciones de que Bielorrusia enviaría a sus propios soldados para luchar junto a Rusia.

“Ni las élites bielorrusas ni la población están listas para participar en esta guerra incomprensible”, dijo a AP Valery Karbalevich, analista independiente bielorruso. Karbalevich dijo que Lukashenko está tratando de negociar, ofreciendo mantener las armas nucleares rusas en su territorio y crear la fuerza conjunta, al tiempo que insinúa la debilidad de su propio ejército.

Parte de la frontera de 1.000 kilómetros (621 millas) de Bielorrusia con el noroeste de Ucrania se encuentra a unos 90 kilómetros (56 millas) al norte de Kiev, la capital de Ucrania. Las tropas provenientes de Bielorrusia probablemente se trasladarían al oeste y atacarían las ciudades de Lviv y Lutsk, centros de transporte clave para los suministros militares occidentales, dijo Zhdanov, analista militar ucraniano.

El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, asiste a una reunión con el presidente tayiko, Emomali Rakhmon, en Dusanbé, Tayikistán. REUTERS/Didor Sadulloev/Archivo
El presidente bielorruso, Alexander Lukashenko, asiste a una reunión con el presidente tayiko, Emomali Rakhmon, en Dusanbé, Tayikistán. REUTERS/Didor Sadulloev/Archivo

“Es vital que Rusia corte el corredor de transporte, porque a través de Lviv, las armas occidentales llegan al este y al sur, donde el ejército ucraniano está realizando una contraofensiva exitosa, y esto solo puede hacerse desde Bielorrusia”, dijo Zhdanov.

Sin embargo, el ejército de Lukashenko es relativamente pequeño (solo 45,000 soldados, incluidos los reclutas) y en gran parte sin experiencia. El ejército bielorruso realiza simulacros regulares, pero no ha participado en combates desde la Segunda Guerra Mundial.

En el mejor de los casos, Minsk podrá desplegar 20.000 soldados, soldados contratados profesionales, según Zhdanov.

El analista militar bielorruso Alexander Alesin dijo que Lukashenko puede evitar involucrarse diciendo que sus tropas limitadas son necesarias para defender las fronteras de Bielorrusia de sus vecinos: los miembros de la OTAN Polonia, Lituania y Letonia.

(Con información de EFE y AP)

Publicar un comentario

0 Comentarios