El régimen de Maduro perdió una votación y Venezuela quedó afuera del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

El régimen de Maduro perdió una votación y Venezuela quedó afuera del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Sesión especial del Consejo de Derechos Humanos (Reuters)

 Sesión especial del Consejo de Derechos Humanos (Reuters)

Chile y Costa Rica fueron elegidos este martes como nuevos miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU al imponerse a Venezuela, que pugnaba con ellos por una de las dos plazas vacantes para los países de Latinoamérica y el Caribe.

La candidatura chilena obtuvo 144 votos, la costarricense 134, mientras que Venezuela solo obtuvo 88 en las elecciones celebradas en la Asamblea General de Naciones Unidas, que eligió en total a 14 nuevos miembros del órgano con sede en Ginebra para el periodo 2023-2025.

El Consejo de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, está compuesto por 47 países, que se eligen para mandatos de 3 años, y desde su creación ha sido a menudo criticado por dar cabida a Estados con historiales muy dudosos.

Venezuela, que se sienta actualmente en el Consejo, optaba a la reelección, pero numerosos grupos de defensa de los derechos humanos habían pedido votar en su contra por el historial de represión del régimen de Nicolás Maduro.

“El vengativo ataque de Venezuela contra los críticos del Gobierno hace que el país no sea apto para la membresía del principal organismo de derechos humanos de la ONU”, señaló en un comunicado la semana pasada Louis Charbonneau, director para Naciones Unidas de la organización con sede en Nueva York.

La ONG UN Watch también había considerado que elegir a Venezuela supondría “dar una bofetada a los millones de venezolanos que sufren de abusos de los derechos humanos y a los millones más que se vieron obligados a huir de este Estado fallido”.

La Misión Internacional Independiente de la ONU para Venezuela acusó el mes pasado a la inteligencia civil y militar de ese país (Sebin y la Dgcim, respectivamente) de cometer crímenes de lesa humanidad para reprimir la disidencia política, mediante un modus operandi de abusos dictado “desde el más alto nivel”.

En un informe, esos expertos describieron las torturas y maltratos sufridos por decenas de personas en centros de detención de los servicios de inteligencia venezolanos.

Además, el propio Consejo de Derechos Humanos aprobó la semana pasada, con oposición de la representación venezolana, continuar investigando y documentando las violaciones en el país.

El pasado abril, en un movimiento muy poco habitual, la Asamblea General de la ONU expulsó a Rusia del Consejo de Derechos Humanos en respuesta a las atrocidades cometidas durante su invasión de Ucrania.

(Con información de EFE)

Publicar un comentario

0 Comentarios