El Ejército ruso admite estar pasando dificultades en Ucrania

El Ejército ruso admite estar pasando dificultades en Ucrania

 Surovikin gesticula en una imagen de archivo.

El general Sergué Surovikin, en una imagen de archivo.

El general ruso Serguéi Surovikin, comandante de la "operación militar especial" en Ucrania (como están obligados a referirse a la guerra los rusos), admitió este martes (18.10.2022) las dificultades que afronta el Ejército ruso en la región sureña de Jersón, limítrofe con la anexionada península de Crimea, debido a la contraofensiva ucraniana. "La situación en la zona de la operación militar especial puede describirse como tensa. El enemigo no ceja en sus tentativas de atacar las posiciones de las fuerzas rusas", declaró a la televisión pública Rossia 24, haciendo especial referencia a Jersón.

"En esa dirección la situación es complicada. El enemigo lanza intencionadamente ataques contra la infraestructura y los edificios de viviendas en Jersón", añadió Surovikin y recordó que los misiles lanzados por los sistemas múltiples HIMARS, proveídos por Estados Unidos, han dañado el estratégico puente Antonovski y la presa de la central hidroelétrica Kajobski, obviando la criticada respuesta de los bombardeos rusos. Surovikin aseguró que el Ejército ucraniano prepara ataques masivos contra la capital regional, que amenazan con destruir la infraestructura industrial y causar grandes víctimas entre su población.

Hace mucho tiempo que la OTAN exige a Kiev "operaciones ofensivas en Jersón sin escatimar las víctimas, sean en el Ejército ucraniano o entre los civiles", lamentó el general ruso. "El Ejército ruso va a garantizar antes que nada la evacuación segura de la población" de Jersón. "A la ciudad es difícil traer alimentos y existen determinados problemas con el suministro de agua y electricidad. Todo esto no solo dificulta la vida cotidiana de sus habitantes, sino que crea una amenaza directa para sus vidas", subrayó.

Parafraseó al presidente, Vladimir Putin, al asegurar que Moscú no busca avanzar con celeridad, ya que prefiere minimizar las pérdidas en sus filas y también reducir las bajas entre los civiles. Con experiencia de combate en Afganistán y Siria, este general fue elegido por Putin después de varios fiascos que llevaron al Ejército ruso a retirarse desde finales de agosto de territorios en Járkov, el Donbás y el sur de Ucrania.

lgc (afp/efe)

Publicar un comentario

0 Comentarios