El director de orquesta de Kherson fue asesinado en su casa por negarse a cooperar con los ocupantes rusos

El director de orquesta de Kherson fue asesinado en su casa por negarse a cooperar con los ocupantes rusos

 Yuriy Kerpatenko

Yuriy Kerpatenko

El Ministerio de Cultura de Ucrania denunció el asesinato del director de la Orquesta Filarmónica de Kherson, Yuriy Kerpatenko, por haberse negado a cooperar con las tropas rusas desplegadas en esa anexionada región.

Según informaciones coincidentes de medios ucranianos, Kerpatenko fue ejecutado en su casa por soldados rusos ayer sábado.

Las autoridades prorrusas de Kherson, al norte de la asimismo anexionada península de Crimea, organizaron un concierto el día 1 de octubre para celebrar el “restablecimiento de la paz” en la región Kerpatenko, quien desde el 2004 es director titular de la Filarmónica, se negó categóricamente a colaborar en ese concierto, así como a abandonar la ciudad recientemente anexionada por Rusia.

A la noticia de la ejecución del director de orquesta han seguido las condenas de gobiernos europeos, como Alemania, cuya ministra de Cultura, Claudia Roth, ha expresado su estupor por el propósito del presidente ruso, Vladímir Putin, “y sus verdugos” de “destruir la cultura y la identidad ucranianas”.

Yuri Kerpatenko, había criticado duramente en su muro de Facebook la ocupación rusa, había estado trabajando en la Filarmónica Regional de Jersón desde 2000. En 2004, se convirtió en el director principal del Teatro de Música y Drama de la región que lleva el nombre de Mykola Kulish y además era el director principal de la Orquesta de Cámara de Gilea.

Según detalló The Guardian, las autoridade sucranianas han iniciado una investigación formal “sobre la base de violaciones de las leyes y costumbres de la guerra, combinadas con el asesinato intencionado”. 

La condena de los artistas ucranianos e internacionales no se hizo esperar. “La historia de Rusia, que impone una política de “cumplir o morir” contra los artistas, no es nueva. Tiene una historia que se remonta a cientos de años”, dijo la directora de orquesta finesa-ucraniana Dalia Stasevska, que tenía previsto dirigir la Última Noche de los Proms en el Albert Hall de Londres el mes pasado antes de que se cancelara por la muerte de la Reina.

“He visto demasiado silencio por parte de los colegas rusos”, dijo. “¿Será el momento de que los músicos rusos, especialmente los que viven y trabajan en el extranjero, den por fin un paso al frente y se posicionen contra las acciones del régimen ruso en Ucrania?”

Hace quince días, Stasevska condujo un camión de suministros humanitarios a Lviv desde su casa en Finlandia, antes de dirigir la orquesta INSO-Lviv en un concierto de música contemporánea ucraniana.

“Sabemos que el régimen ruso está persiguiendo a activistas, periodistas, artistas, líderes comunitarios y a cualquiera que esté dispuesto a resistir la ocupación”, dijo la premiada novelista ucraniana convertida en investigadora de crímenes de guerra Victoria Amelina. “Sin embargo, incluso conociendo el patrón actual y la historia, no podemos y, lo que es más importante, no debemos acostumbrarnos a oír hablar de más asesinatos brutales de un pueblo brillante, con talento y valiente cuya única culpa era ser ucraniano”.

La novelista estableció un paralelismo entre Kerpatenko y Mykola Kulish, el dramaturgo ucraniano que da nombre al teatro donde trabajaba el director. “Kulish fue fusilado el 3 de noviembre de 1937, cerca de Sandarmokh, con otros 289 escritores, artistas e intelectuales ucranianos. Yuriy Kerpatenko fue fusilado en su casa de Kherson en octubre de 2022″, dijo.

Las acciones de los rusos fueron “puro genocidio”, dijo el director de orquesta Semyon Bychkov desde París, donde ejercía como director musical de la Filarmónica Checa. El director de orquesta nacido en San Petersburgo abandonó Rusia de joven en la década de 1970. 

“La trágica ironía de esto es que se habla de la superioridad de la cultura rusa, de su humanismo”, dijo. “Y aquí han asesinado a alguien que realmente está aportando belleza a la vida de la gente. Es repugnante”. “Las balas no distinguen entre personas. No me hizo sentir peor que este hombre fuera un director de orquesta, sino que confirmó la pura maldad que ha estado ocurriendo incluso antes de que cayeran las primeras bombas en Ucrania.”

El novelista Andrey Kurkov, autor de “La muerte y el pingüino”, dijo: “Ahora el nombre de Yuriy Kerpatenko se añadirá a la lista de artistas asesinados de Ucrania. Cada vez pienso más que Rusia no sólo pretende ocupar los territorios ucranianos, sino que también destruye diligentemente la identidad ucraniana, una parte importante de la cual es la cultura ucraniana.”

Publicar un comentario

0 Comentarios