Dominicanos y haitianos contrabandean combustible en playas de Pedernales

Dominicanos y haitianos contrabandean combustible en playas de Pedernales

 

Dominicanos y haitianos contrabandean combustible en playas de Pedernales
Tres imágenes muestran cuatro yolas cargadas con tanques y galones en las costas de playa Pedernales.

En las paradisíacas playas de Pedernales, dominicanos y haitianos contrabandean cientos de galones de combustible que es adquirido en las estaciones de expendio ubicadas en los pueblos fronterizos de República Dominicana y que luego es trasladado en yolas hacia el lado haitiano.

Los que venden el combustible, en el lado dominicano lo comercializan a unos 600 pesos el galón, de acuerdo con informaciones obtenidas por Diario Libre.

Los contrabandistas llenan los tanques de las motocicletas y otros vehículos en las estaciones ubicadas en la zona fronteriza. Luego lo trasvasan a tanques y galones que son vendidos a las yolas de Haití que viajan entre ambos países.

Expandir imagen
Infografía
Los contrabandistas pasan combustible desde República Dominicana hacia Haití. ()

  

¿Armas y drogas?

Diario Libre pudo constatar el trasiego, yolas con los garrafones que se utilizan para trasvasar el diésel y la gasolina, pero no se percibe en las imágenes si también trafican armas de fuego o drogas. Las imágenes obtenidas ocurrieron a las 5:00 de la tarde, momento durante el cual el paso fronterizo de Anse-à-Pitre (en la frontera con Pedernales) ya está cerrado. Informantes contaron a este medio que muchos de los contrabandistas “echan” combustible hasta siete veces durante una jornada en una misma estación, pues está prohibido dispensar en galones y tanques, por lo que se ven obligados a utilizar los vehículos propios para el contrabando.

Supuestamente, estos contrabandistas pagan a los empleados de las estaciones para que carguen los vehículos sin llamar atención y en ese mismo esquema de sobornos también entrarían "militares del Cesfront y de la Armada dominicana".

Expandir imagen
Infografía

La crisis en Haití

Las bandas haitianas que controlan las rutas de acceso a la capital haitiana, Puerto Príncipe, han bloqueado también el acceso a la principal terminal petrolera del país lo que, a su vez, ha incrementado la carencia de derivados de petróleo. La factura petrolera en Haití ya era un problema antes del asesinato del presidente Jovenel MoÏse y la ausencia de institucionalidad que ha imperado desde entonces ha convertido el diésel y la gasolina en un bien de lujo.

Mientras, los contrabandistas en Haití venden el galón de combustible a unos 15 dólares la unidad, que serían unos 810 pesos.

El pasado viernes 15 de octubre la terminal Varreux informó el robo de 28,000 galones de productos derivados del petróleo sustraídos  con 4 camiones cisterna que ingresaron  por el área de evacuación norte, cerca de Cité Soleil. Este robo de combustible no era el primero en el país, mientras los haitianos sufren una crisis provocada por la ausencia de poder político e institucional en la nación con las bandas delictivas disputándose con las débiles autoridades policiales el control del principal centro económico del país.

Tras la situación en Haití, los organismos de seguridad han restringido la venta de combustibles a vehículos con placas de Haití

Lo que pasó en la frontera con Dajabón

Este jueves, una turba cerró el portón en Juana Méndez, en Haití, de la frontera con Dajabón, en rechazo a las restricciones impuestas a la venta de combustibles a ciudadanos del vecino país que se abastecen en la República Dominicana.

Los haitianos colocaron decenas de motonetas en el paso fronterizo, impidiendo el traslado a suelo dominicano y la celebración del intercambio comercial acostumbrado. 

Fuente: Diario Libre

Publicar un comentario

0 Comentarios