Trump y sus hijos son acusados de “fraude asombroso” tras investigación de fiscal Letitia James de Nueva York

Trump y sus hijos son acusados de “fraude asombroso” tras investigación de fiscal Letitia James de Nueva York

Trump es acusado de fraude por la Fiscalía General de Nueva York.

El expresidente Donald Trump, su negocio familiar y tres de sus hijos adultos enfrentan una demanda por parte de la Fiscalía General de Nueva York, debido a que habrían mentido a los prestamistas y aseguradores de la Organización Trump durante más de una década.

Así lo anunció la fiscal Letitia James, quien inició la indagatoria en 2019 y la obligó a citar tanto al expresidente como a sus hijos Donald Jr., Ivanka y Eric, quienes se resistieron ante tribunales para declarar y entregar documentación, pero al final tuvieron que ceder tras órdenes de un juez.

“Con la ayuda de sus hijos y altos ejecutivos de la Organización Trump, Donald Trump infló falsamente su patrimonio neto en miles de millones de dólares para enriquecerse injustamente y engañar al sistema”, dijo la fiscal James. “De hecho, la base de su supuesto patrimonio neto tiene sus raíces en un fraude e ilegalidad increíbles”.

En el documento judicial de más de 200 páginas, la fiscal James –quien es demócrata– establece que el fraude se habría cometido con varios inmuebles, incluidas propiedades de golf, cuyos valores fueron inflados para lograr beneficios en aseguradoras y fiscales.

“Estos actos de fraude y tergiversación fueron de naturaleza similar, fueron cometidos por la alta gerencia de la Organización Trump como parte de un esfuerzo común para cada declaración anual y fueron aprobados en los niveles más altos de la Organización Trump, incluido el propio Sr. Trump”, se lee en la demanda.

Esta es una demanda civil –que abarca de 2011 a 2021–, pero Trump y su familia temían que derivara en una investigación criminal, uno de los argumentos que utilizaron durante las audiencias ante la Corte Suprema de Nueva York, para evitar declarar y “autoincriminarse”.

La demanda de la Fiscalía neoyorquina está buscando $250 millones de dólares en fondos presuntamente malversados.

Sin embargo, el mayor logro de la batalla legal iniciada por la fiscal James sería impedir que los Trump y sus hijos puedan dirigir alguna empresa registrada en el estado de Nueva York.

Otro objetivo es cancelar el certificado corporativo de la Organización Trump, lo que obligaría a la empresa a cerrar sus operaciones en Nueva York.

Fiscalía pide al IRS investigar

Además de la demanda, la Fiscalía envió el caso a la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Sur de Nueva York y al Servicio de Impuestos Internos (IRS) para una investigación criminal, lo que podría complicar todavía más la situación para los Trump.

“Durante demasiado tiempo, las personas ricas y poderosas de este país han operado como si las reglas no se aplicaran a ellos. Donald Trump se destaca como uno de los ejemplos más atroces de esta mala conducta”, dijo James. “El Sr. Trump pensó que podía salirse con la suya con el arte de robar, pero hoy, esa conducta termina”.

Se apega a la Quinta Enmienda

El 10 de agosto, el expresidente Trump rechazó responder los cuestionamientos de la fiscalía general de Nueva York, al invocar la Quinta Enmienda, lo cual impide que se autoincrimine en la investigación sobre fraude de la Organización Trump.

“Decliné a responder los cuestionamientos bajo los derechos y privilegios que se otorgan a cualquier ciudadano bajo la Constitución de los Estados Unidos”, dijo el exmandatario en un mensaje tras salir de la cita con la Fiscalía.

Dijo que tomó la decisión siguiendo el consejo de su abogado sobre cómo enfrentar los cuestionamientos de la fiscal Letitia James, quien es demócrata.

“Por consejo de mi abogado y por (otras) razones, me negué a responder las preguntas”, indicó a través de su red social Truth.

Fuente: El Diario NY 

Publicar un comentario

0 Comentarios