Ucrania: ¿quién era el magnate del cereal que murió en un bombardeo?

Ucrania: ¿quién era el magnate del cereal que murió en un bombardeo?

 En la imagen, la destrucción del edificio del gobierno regional de Mikolaiv.

En la imagen, la destrucción del edificio del gobierno regional de Mikolaiv.

Fue asesinado por bombas rusas mientras dormía. El domingo por la noche, la ciudad de Mikolaiv, en el sur de Ucrania, sufrió uno de los bombardeos más intensos desde el comienzo del ataque ruso contra Ucrania. Oleksiy Vadaturskyiy su esposa Raissa murieron instantáneamente cuando una bomba impactó en su casa. Los ataques son parte del día a día en Mikolaiv: las tropas rusas llevan meses a las puertas de la ciudad, donde se pudo detener su avance desde la península de Crimea hacia Odesa.

La mayoría de los civiles abandonó hace tiempo la ciudad, que tenía medio millón de habitantes antes de la guerra. La vida bajo un constante bombardeo era demasiado peligrosa. No hay agua potable y, a menudo, tampoco electricidad.

Sin palacio ni jet privado

Con una fortuna de unos 500 millones de euros, Vadaturskyi era una de las personas más ricas de Ucrania. No abandonó su país durante la guerra y muchos compatriotas admiran su valor. "Podía pasar sus últimos años como otros ucranianos ricos, en una villa en Viena o Ginebra y no bajo las bombas rusas. Pero él era diferente: valiente y humilde", dicen una y otra vez personas del sector agrícola que conocían a Vadaturskyi.

Siempre habría tenido en mente el bienestar de los más de siete mil empleados de su empresa. A menudo comía en el comedor de esta, mientras que los nuevos ricos ucranianos de ese sector están más acostumbrados a mostrar su riqueza. Pero a Vadaturskyi no le interesaban los palacios ni los jets privados.

El hombre de 74 años, que hizo su fortuna con la exportación de cereales, fue uno de los pioneros de la economía de mercado ucraniana tras el colapso de la Unión Soviética. En 1991, fundó la empresa Nibulon junto a socios de Hungría y Gran Bretaña. Treinta años después, el holding de Vadaturskyi es uno de los tres exportadores agrícolas más importantes del país, con entre cuatro y cinco millones de toneladas de grano al año. Hasta su muerte, el empresario administró la fortuna de Nibulon, aunque en los últimos años su hijo Andriy también lo ayudó.

Soldados rusos frente a un campo de trigo ucraniano.

Soldados rusos frente a un campo de trigo ucraniano.

Un visionario con grandes planes

En su búsqueda de dinero para sus ambiciosos planes, Vadaturskyi aprovechó su buena reputación. Grandes inversores institucionales como el Banco Mundial o el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD) concedieron préstamos millonarios que el magnate del grano utilizó para construir silos y puertos de transbordo. 

Más tarde, le dio a su empresa un segundo pilar: construyó barcazas para transportar el grano de forma más rápida y barata desde el centro de Ucrania hasta el sur, en Mikolaiv u Odesa, donde este se transbordaba. "Invirtió cada euro en el futuro de la empresa. Con él, podías estar seguro de que no estaba reservando dinero para darse una buena vida", dice un experto en agricultura que ha trabajado para bancos de desarrollo extranjeros en Ucrania.

Resistencia al bloqueo ruso

Vadaturskyi desafió la invasión rusa cuando las tropas de Moscú invadieron Ucrania en febrero de 2022 y bloquearon los puertos del mar Negro. Frente a ello, Nibulon empezó a buscar rutas de exportación alternativas para el grano ucraniano. 

En abril, Vadaturskyi decidió trabajar con socios para construir un puerto de transbordo en Ismail, junto al río Danubio, para exportar el grano hacia Europa central o llevarlo al puerto rumano de Constanza, en el mar Negro. Esto fue mucho antes de que se firmara en Estambul, bajo mediación internacional, el acuerdo de exportación con Rusia. Pero Vadaturskyi dejó de existir antes de ver la realización de estos ambiciosos planes.

(ct/ers)

Publicar un comentario

0 Comentarios