¿Será BA.2.75 la próxima variante global del coronavirus?

¿Será BA.2.75 la próxima variante global del coronavirus?

 Los científicos se preguntan si las nuevas subvariantes de Ómicron serán más contagiosas en el futuro (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)

Los científicos se preguntan si las nuevas subvariantes de Ómicron serán más contagiosas en el futuro (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)

Mientras avanza la viruela del mono en el mundo y aparece un nuevo virus en China llamado henipavirus Langya y conocido como “Langya” o “LayV”, el coronavirus sigue avanzando y creando nuevas subvariantes cada vez más contagiosas.

Ese es el caso del nuevo linaje de Ómicron, llamado BA.2.75 e identificado en India hace algunas semanas. En ese país, las infecciones por COVID-19 está aumentando rápidamente, aunque las tasas de hospitalización son bajas hasta el momento.

Mientras los países esperan el final de las oleadas de COVID-19 causadas por la variante BA.5, los investigadores están atentos a lo que vendrá después y advierten que esta variante india también llamada Centaurus puede causar otra explosión de contagios. Lo concreto a hoy es que BA.2.75 se ha detectado en más de 20 países en todo el mundo, y los investigadores esperan saber si elevará sustancialmente el número de casos después de una ola de infecciones con BA.5.

El mundo pronto cumplirá 3 años desde la aparición del coronavirus (Getty Images)
El mundo pronto cumplirá 3 años desde la aparición del coronavirus (Getty Images)

Una gran cantidad de estudios sugiere que las dos variantes tienen capacidades más o menos similares para esquivar la inmunidad conferida por la infección y la vacunación. Esto sugiere que ‘Centaurus’ podría no impulsar los casos mucho más fuera de la India, al menos no mientras la inmunidad de la población sea alta y antes de que la variante adquiera muchas mutaciones adicionales. La vigilancia de las variantes del SARS-CoV-2 se está quedando en el olvido en muchos países, pero India parece estar en el epicentro de la propagación de BA.2.75. Este linaje cargado de mutaciones evolucionó a partir de la subvariante BA.2 de Ómicron, que se extendió ampliamente a principios de 2022.

Investigadores en India han secuenciado más de 1000 muestras de la variante desde mayo. “Los datos sugieren que alrededor de dos tercios de los casos nuevos actualmente son causados por BA.2.75″, explicó Shahid Jameel, virólogo de la Universidad de Oxford, Reino Unido, quien anteriormente dirigió el consorcio de secuenciación del SARS-CoV-2 de la India. La variante parece tener una ventaja de transmisión “bastante considerable” sobre BA.5 en India, indicó el doctor Tom Wenseleers, biólogo evolutivo de la Universidad Católica de Lovaina en Bélgica, quien ha modelado su ascenso.

Esto definitivamente causaría una ola de infección”, dice. El número de infecciones confirmadas, una pequeña parte del número real probable, ha aumentado en toda la India, señala Wenseleers, al igual que el porcentaje de pruebas que dan positivo (una medida más confiable cuando las tasas de prueba son bajas).

Los testeos han menguado fuerte y los contagios suben (REUTERS/Thomas Peter)
Los testeos han menguado fuerte y los contagios suben (REUTERS/Thomas Peter)

Hasta ahora, BA.2.75 se ha detectado a tasas relativamente bajas fuera de la India, en países como Japón, Estados Unidos y el Reino Unido, que se encuentran en la mitad o justo después de los picos de picos causados principalmente por BA.5. Como resultado, Jameel no espera que BA.2.75 desencadene grandes olas en la mayoría de los lugares. “Estamos llegando a un punto en el que estas variantes compiten entre sí y son casi equivalentes”, dice. “Creo que las personas que han tenido BA.5 no tendrán infecciones de avance con BA.2.75, y viceversa”.

Los estudios de laboratorio publicados en servidores de preprints en las últimas semanas y dados a conocer en Nature, dan crédito a esta idea. Varios equipos han descubierto que las dos variantes tienen una capacidad similar para evadir los anticuerpos provocados por la vacunación y la infección previa, y BA.5 muestra una ligera ventaja sobre su primo lejano. Esto hace que el aumento de BA.2.75 en India, donde BA.5 también está presente, sea bastante desconcertante, dice Yunlong Richard Cao, inmunólogo de la Universidad de Pekín en Beijing, quien codirigió uno de los estudios.

Su equipo cree que el perfil de inmunidad de la India es parte de la explicación. En 2021, el país vio una ola explosiva de casos causados por la variante Delta, que comparte una mutación clave con BA.5. Cao sospecha que las infecciones anteriores de Delta brindan protección adicional contra BA.5, dejando una oportunidad para BA.2.75. Cao y su equipo encontraron que varias personas que habían tenido infecciones por Delta después de la vacunación produjeron anticuerpos que eran más potentes contra BA.5 que contra BA.2.75. “Supongo que BA.2.75 probablemente no prevalecerá tanto fuera de la India”, especialmente en países que no fueron muy afectados por Delta, agrega Cao.

Ómicron en la forma de varias subvariantes sigue esparciendo el SARS-CoV-2 por todo el mundo (Getty Images)
Ómicron en la forma de varias subvariantes sigue esparciendo el SARS-CoV-2 por todo el mundo (Getty Images)

Otros investigadores dicen que la pequeña cantidad de infecciones por Delta después de la vacunación en el estudio de Cao y sus colegas significa que la hipótesis debe tratarse con precaución. Además, Wenseleers ha encontrado señales tentativas de que B.2.75 podría estar propagándose un poco más rápido que BA.5 en algunos países, incluidos Australia, Reino Unido, Estados Unidos y Canadá. Y predice que BA.2.75 seguirá creciendo a nivel mundial, particularmente en Asia y Oceanía. Pero también hay señales de que otro sublinaje de Omicron que está creciendo en Europa y América del Norte, llamado BA.4.6, es tan transmisible como BA.2.75. “Podríamos terminar con una mezcla ecléctica de descendientes de Omicron, con diferentes alcanzando el dominio en diferentes partes del mundo”, dice Wenseleers.

Sin aumento de hospitalizaciones

Hasta ahora, India no está viendo un aumento significativo en las hospitalizaciones de su ola ‘Centaurus’. Jameel da crédito a los efectos combinados de las altas tasas de vacunación y de infecciones previas: “Esta inmunidad híbrida protegerá en gran medida y mantendrá a las personas fuera de los hospitales”.

Wenseleers y otros esperan que el mismo patrón se repita en otros lugares, ya sea que la próxima variante sea BA.2.75 o algo completamente diferente. “La inmunidad de la población cada vez más alta conduce a consecuencias cada vez menos graves para la mayoría de las personas”, dice.

Algunas secuencias de BA.2.75 incluyen una mutación que se encuentra en BA.5, llamada L452R, que podría aumentar la capacidad de la variante para reinfectar a las personas, agrega. “Esto es lo que lo hace aterrador”, dicen los expertos (Andina)
Algunas secuencias de BA.2.75 incluyen una mutación que se encuentra en BA.5, llamada L452R, que podría aumentar la capacidad de la variante para reinfectar a las personas, agrega. “Esto es lo que lo hace aterrador”, dicen los expertos (Andina)

Si BA.2.75 no se propaga ampliamente ahora, podría hacerlo dentro de varios meses, ya que detecta nuevas mutaciones que evaden el sistema inmunológico y la protección causada por la infección BA.5 disminuye, dice Cao. Algunas secuencias de BA.2.75 incluyen una mutación que se encuentra en BA.5, llamada L452R, que podría aumentar la capacidad de la variante para reinfectar a las personas, agrega. “Esto es lo que lo hace aterrador”.

Incluso si las tasas de hospitalización y mortalidad se mantienen bajas en una ola causada por Centaurus o lo que venga después, dicen los investigadores, la alta frecuencia de las oleadas de infección podría significar una COVID más prolongada y una interrupción general causada por los altos niveles de enfermedad. “Lo siguiente que debemos hacer es reducir los volúmenes de infección. Al final del día, ese es el problema”, concluyó Wenseleers.


Fuente: infobae

Publicar un comentario

0 Comentarios