Se suicidó asesino de repartidor de comida china tras pelea por salsa de patos en Queens, Nueva York; lo esperaban hoy en la corte

Se suicidó asesino de repartidor de comida china tras pelea por salsa de patos en Queens, Nueva York; lo esperaban hoy en la corte

Queens Blvd, Forest Hills, NYC.


 Glenn Hirsch, quien estaba en arresto domiciliario como sospechoso de matar al repartidor de comida china Zhiwen Yan, se suicidó esta mañana en su casa en Queens (NYC), horas antes de su nueva cita en la corte, confirmó su abogado.

El cuerpo de Hirsch de 51 años fue encontrado por detectives enviados a su casa después de que el sospechoso no compareciera hoy ante el tribunal. Una autopsia determinará la causa oficial de la muerte, pero su nuevo abogado, Arthur Aidala, dijo que su cliente se había suicidado.

Aidala dijo que había hablado con Hirsch hace dos días, pero que ayer no lograron comunicarse, luego de llamarse mutuamente, informó Daily News.

Hoy, cuando Hirsch no se presentó en la corte, el juez le dijo a la oficina del alguacil de la ciudad que lo buscara en su apartamento en 141st St, vecindario Jamaica, donde fue hallado muerto. Al parecer se disparó a sí mismo en el sofá de su casa.

Había sido arrestado el 2 de junio acusado de matar a tiros al repartidor de 45 años el 30 de abril. Las autoridades dicen que Hirsch le disparó a después de seguirlo en un recorrido de entrega desde el restaurante “Great Wall” en Queens Blvd. donde trabajaba.

Al parecer la violencia comenzó a gestarse el 30 de noviembre cuando se enojó porque no recibió salsa de pato adicional con su pedido de comida china para llevar. Había estado acosando a Yan y al resto del personal en el restaurante de Queens Blvd. durante semanas antes del tiroteo, según testigos.

Inicialmente se ordenó su detención sin derecho a fianza por el asesinato de Yan en Forest Hills. Pero el juez del Tribunal Penal de Queens, Kenneth Holder, cambió las condiciones de la fianza el 8 de junio y fijó la fianza en $500,000 dólares. Hirsch pagó la cuantiosa suma y quedó con órdenes estrictas de permanecer en su casa.

A fines de junio, su esposa separada, la enfermera Dorothy Hirsch (62), fue arrestada porque la policía de Nueva York encontró ocho armas y cientos de municiones en su casa en Queens. En julio, los cargos en su contra fueron degradados.

Yan trabajó durante más de una década en “Great Wall”, restaurante de Northern Boulevard cuyo gerente, Kai Yang (53), alertó a NYPD sobre un cliente problemático que conducía el mismo tipo de vehículo y con quien habían tenido problemas en noviembre y enero. La policía se centró rápidamente en Hirsch, pero tardó una semanas en reunir suficiente evidencia para acusarlo.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios