Opinión | Haití, una ecuación complicada

Opinión | Haití, una ecuación complicada

 

  • Haití, una ecuación complicada
José Lois Malkun
Santo Domingo, RD

Es un gran peligro que nos acecha. Y una compleja ecuación de verdades, mentiras y falsos supuestos.

1. En 1960, la República Dominicana y Haití tenían un ingreso per cápita muy similar. En el 2021 lo superamos en 600%, impulsando la emigración de más de un millón de haitianos hacia nuestro país.  

2. Odiamos a Haití por el racismo y la inmigración ilegal y ellos nos odian porque creen que la isla entera les pertenece.

3. Nuestra balanza comercial con Haití es increíblemente positiva (US$925 millones) pero la migratoria es negativa. Se nos va gente con cierta preparación, mientras recibimos personas con muy escasa o ninguna educación. 

4. También vienen muchos haitianos con visa que son de clase media y alta y con recursos para establecerse en el país.

5.Hay sectores de la economía que quedarían en bancarrota sin la mano de obra haitiana. 120 mil en la construcción, 210 mil en la agricultura y más de 350 mil en los servicios, desde el turismo, comercio, ventas callejeras, vigilancia, jardinería, servicios domésticos, hasta en municipios para la limpieza. Si los dominicanos realizaran esas labores no tendríamos desempleo.

6. El precio de esa mano de obra haitiana abarata los costos en los sectores donde mas abundan. Usando mano de obra dominicana todo subiría de precios. Y en el caso de la agricultura, simplemente hay que dejar de sembrar.

7. República Dominicana es el segundo país detrás de Estados Unidos desde donde los haitianos envían mayor cantidad de remesas. Unos US$500 millones anuales.

8. El costo en salud y educación para los haitianos que viven en el país representa unos RD$10 mil millones anualmente.

9. El problema de esa inmigración, mayormente ilegal, es que se ha exacerbado por la crisis que vive Haití y ya no tenemos espacios para darle trabajo, incrementando la delincuencia y los homicidios.

10. Eso acarrea un aumento de la xenofobia y el miedo de que la violencia de nuestros vecinos se traslade a Republica Dominicana.

11. Haití es una bomba de tiempo. Va camino a una gran revuelta popular y el descalabro de su ya pobre economía, lo que impulsará aún más la entrada ilegal de haitianos.

12. Eso hace de alta ´prioridad el muro fronterizo.    

13. La única solución a la crisis haitiana es enviar nuevamente una fuerza de Paz de la ONU que pacifique al país y lo encause a una nueva institucionalidad.

14. No existe plan B.  

Publicar un comentario

0 Comentarios