Nuevo estudio asegura que a mayor consumo de alcohol, más riesgo hay de sufrir todos los tipos de cáncer: por qué

Nuevo estudio asegura que a mayor consumo de alcohol, más riesgo hay de sufrir todos los tipos de cáncer: por qué

El riesgo de cáncer por beber alcohol no solo sucede por un consumo excesivo, también se incrementa con el consumo leve y moderado.

 

El consumo de alcohol se asocia con un mayor consumo de ciertos tipos de cáncer. Un estudio reciente publicado en JAMA Network Open señala que aumentar el consumo de alcohol se relaciona con un mayor riesgo de sufrir todos los tipos de cáncer.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informan que todas las bebidas alcohólicas, incluidos el vino tinto y blanco, la cerveza y los licores, están relacionadas con el cáncer.

Beber alcohol aumenta el riesgo de cáncer de boca y garganta, de laringe, esófago, colon y recto, hígado y mama (en mujeres).

De acuerdo con un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi 750,000 (4 %), de los diagnósticos de cáncer en el mundo en 2020, se atribuyen al consumo de bebidas alcohólicas.

Los cánceres de esófago e hígado representaron más de 340,000 de los diagnósticos de cáncer atribuibles al alcohol en 2020.

La American Cancer Society afirma que el consumo de alcohol es uno de los factores de riesgo prevenibles más importantes del cáncer.

El riesgo de cáncer por beber alcohol no solo sucede por un consumo excesivo, también sucede con el consumo leve y moderado. Cuanto más se bebe, mayor es el riesgo de cáncer.

El estudio en Corea publicado en JAMA Network Open encontró que un mayor consumo de alcohol se asoció con un mayor riesgo de cánceres relacionados con el alcohol y de todos los tipos.

La mayor incidencia de cáncer relacionado con el alcohol se asoció con la dosis; incluyendo a aquellos que cambiaron de no beber a un consumo leve.

Por qué el consumo de alcohol aumenta el riesgo de cáncer

El alcohol aumenta el riesgo de cáncer de muchas maneras. Los CDC explican que el cuerpo descompone el alcohol en una sustancia química llamada acetaldehído. “El acetaldehído daña tu ADN y evita que su cuerpo repare el daño… Cuando el ADN se daña, una célula puede comenzar a crecer sin control y crear un tumor canceroso”.

El Instituto Nacional del Cáncer señala que el alcohol también tiene efectos cancerígenos más imperceptibles, como afectar la capacidad del cuerpo de metabolizar y absorber varios nutrientes necesarios para prevenir el cáncer.

El alcohol también aumenta la concentración de estrógeno en la sangre, una hormona sexual que se vincula al cáncer de seno, y hace que el cuerpo absorba con más facilidad los carcinógenos del humo del tabaco.

Fuente: EL Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios