Mariposa cósmica: así es la fascinante imagen formada por un choque de dos galaxias

Mariposa cósmica: así es la fascinante imagen formada por un choque de dos galaxias

Una nueva imagen capturada por el telescopio Gemini North en Hawái revela un par de galaxias espirales que interactúan, NGC 4568 y NGC 4567, cuando comienzan a chocar y fusionarse, creando la ilusión de formar una mariposa de estrellas

 Una nueva imagen capturada por el telescopio Gemini North en Hawái revela un par de galaxias espirales que interactúan, NGC 4568 y NGC 4567, cuando comienzan a chocar y fusionarse, creando la ilusión de formar una mariposa de estrellas

La espectacularidad que brinda el Universo día a día con los miles de millones de cuerpos celestes que lo habitan, asombran a los científicos y a la población en general. En la imagen astronómica del día, eso quedó comprobado, cuando un telescopio terrestre logró fotografiar la colisión de dos enormes galaxias espirales ubicadas a unos 60 millones de años luz de la Tierra, en el cúmulo de Virgo, que en su fusión logran formar la figura de una hermosa mariposa cósmica.

Los astrónomos del telescopio Gemini North en Hawai han publicado esta impresionante imagen representa las primeras etapas de una fusión galáctica, uno de los eventos más espectaculares del universo, y muestra las dos galaxias NGC 4568 y NGC 4567, unidas por su campo gravitatorio mutuo. Los respectivos centros de estos campos de estrellas todavía están separados por unos 20.000 años luz, aproximadamente las tres cuartas partes de la distancia entre la Tierra y el corazón de nuestra galaxia, la Vía Láctea.

El telescopio Gemini North en Maunakea en Hawái, y que captó la imagen es uno de los dos telescopios del Observatorio internacional Gemini, un programa de NOIRLab de NSF, de EEUU.
El telescopio Gemini North en Maunakea en Hawái, y que captó la imagen es uno de los dos telescopios del Observatorio internacional Gemini, un programa de NOIRLab de NSF, de EEUU.

Las formas espirales originales de ambas galaxias todavía son claras en la imagen, pero a medida que avanza la fusión, estos patrones en forma de brazos cambiarán y serán destruidos. Las galaxias perderán sus estructuras espirales a medida que sus fuerzas gravitatorias en lucha desencadenen intensos estallidos de formación estelar para finalmente terminar fundidas en una nueva galaxia elíptica en aproximadamente 500 millones de años, según un comunicado de NOIRLab, que opera el telescopio Gemini North.

La nueva imagen ofrece a los científicos un “adelanto” de lo que sucederá en unos 5.000 millones de años cuando nuestra galaxia, la Vía Láctea, colisione con su gran vecina más cercana, la galaxia de AndrómedaEse choque le dará a cada galaxia un gran cambio de imagen, además de posiblemente arrojar el sol y el sistema solar a una región diferente de la galaxia resultante.

A lo largo de millones de años, a medida que las galaxias giren una alrededor de la otra en bucles cada vez más estrechos, se extraerán chorros de gas y estrellas de cada galaxia. Al combinar simulaciones por computadora con observaciones de fusiones galácticas como la de NGC 4568 y NGC 4567, los investigadores han descubierto que las fusiones entre galaxias forman galaxias elípticas suaves y sin rasgos distintivos. En este punto, el combustible para la formación de estrellas (nubes frías y densas de gas y polvo) se habrá agotado o expulsado de lo que queda de las galaxias progenitoras, finalizando el período de rápido nacimiento de estrellas.

Estas galaxias están enredadas por su campo gravitatorio mutuo y eventualmente se combinarán para formar una sola galaxia elíptica en alrededor de 500 millones de años.
Estas galaxias están enredadas por su campo gravitatorio mutuo y eventualmente se combinarán para formar una sola galaxia elíptica en alrededor de 500 millones de años.

Esto significa que al final del proceso de fusión, es probable que NGC 4568 y NGC 4567 creen una galaxia que se parezca a su vecina más antigua, Messier 89, también ubicada en el Cúmulo de Virgo. Esta antigua galaxia ahora solo tiene una formación estelar mínima y está compuesta por estrellas más antiguas y de baja masa y bolsas antiguas y estrechamente unidas de decenas de miles a millones de estrellas llamadas cúmulos globulares.

La imagen de Gemini North, que se creó a partir de datos recopilados en 2020, también muestra una supernova, la brillante explosión cósmica provocada por la muerte de una estrella masiva. La supernova, denominada SN 2020fqv, se observó por primera vez en 2020 y aparece en la imagen como un punto brillante ubicado en el centro de uno de los brazos espirales de NGC 4568, la galaxia en la parte inferior de la imagen.

Las secuelas de la explosión fueron detectadas inicialmente por el Telescopio Espacial Hubble y proporcionaron a los astrónomos un asiento de primera fila para los momentos finales de una estrella. Los investigadores están utilizando observaciones como estas para crear un sistema de alerta temprana de otras estrellas al borde de convertirse en supernova.


Fuente: Infobae

Publicar un comentario

0 Comentarios