Investigadores descubren nueva línea de probióticos para el tratamiento de la obesidad o la diabetes tipo 2

Investigadores descubren nueva línea de probióticos para el tratamiento de la obesidad o la diabetes tipo 2

 Los probióticos como microorganismos vivos beneficiosos para la salud en las cantidades adecuadas. De hecho, un nuevo estudio ha detectado la forma de tratar mediante probióticos enfermedades inflamatorias y metabólicas como la obesidad o la diabetes tipo 2.

El estudio ha sido publicado en la revista Microbiome y liderado por el grupo DIAMET, con investigadores e investigadoras del Instituto d’Investigació Sanitària Pere Virgi (IISPV)-CERCA, la Universitat Rovira i Virgili (URV) y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), apoyado por Fundación La Caixa.

Disminución del succinato en la sangre

Esta investigación demuestra que “la salud metabólica de las personas con estas enfermedades podría experimentar una mejoría al conseguir disminuir los niveles de succinato en la sangre mediante la administración de unas bacterias específicas que actúan como probióticos”, como recoge la nota de prensa del IISPV.

El succinato es un metabolito con múltiples funciones y, en enfermedades metabólicas e inflamatorias como la obesidad y la diabetes, los niveles de producción de este metabolito se encuentran elevados, lo que está directamente relacionado con la característica inflamatoria.

Cuando se detectan los niveles elevados en sangre de este metabolito, significa que la persona no goza de una buena salud metabólica y que, por lo tanto, en un futuro tiene más riesgo de desarrollar otras patologías.

“En investigaciones previas de nuestro grupo básicamente mostrábamos que estos pacientes tenían más bacterias productoras de succinato y menos consumidoras, pero no habíamos obtenido probar una relación causal directa. En esta investigación y mediante el uso de modelos animales obesos libres de microbiota, demostramos por primera vez que la microbiota intestinal es el origen de los niveles peligrosos de succinato en obesidad y diabetes”, explica Sonia Fernández-Veledo, doctora y coordinadora del estudio.

“Esta nueva línea de probióticos se basa en el uso de bacterias consumidoras de succinato, que disminuirían la inflamación y, en consecuencia, mejorarían los niveles glucémicos y la sensibilidad a la insulina, dos aspectos que están alterados en las personas con diabetes”, añade.

Fuente: 20m

Publicar un comentario

0 Comentarios