Donald Trump sugirió que los agentes del FBI que allanaron su mansión de Mar-a-lago “plantaron” evidencias

Donald Trump sugirió que los agentes del FBI que allanaron su mansión de Mar-a-lago “plantaron” evidencias

 Donald Trump parte desde la torre que lleva su apellido en Nueva York rumbo a la Fiscalía donde deberá prestar declaración este miércoles (REUTERS/David 'Dee' Delgado)

Donald Trump parte desde la torre que lleva su apellido en Nueva York rumbo a la Fiscalía donde deberá prestar declaración este miércoles (REUTERS/David 'Dee' Delgado)

El ex presidente de Estados Unidos Donald Trump se quejó este miércoles de que le habían prohibido volver a entrar en su casa del complejo turístico de Florida y sugirió que los agentes del FBI podrían estar “plantando” pruebas allí tras una dramática redada que desató la indignación entre los republicanos.

“El FBI y otros del Gobierno Federal no dejaron que nadie, incluyendo mis abogados, se acercara a las áreas que fueron hurgadas y revisadas durante la redada en Mar-a-Lago”, publicó Trump en su plataforma social, Truth.

“Se pidió a todo el mundo que abandonara las instalaciones, querían que se les dejara solos, sin testigos que vieran lo que estaban haciendo, tomando o, esperemos que no, ‘plantando’”, dijo el líder republicano, que mantiene abierta la posibilidad de postularse en las próximas presidenciales.

¿Por qué FUERTEMENTE insistieron en que no haya nadie viéndolos, todos afuera?”, reclamó Trump.

El Buró Federal de Investigaciones ha declinado dar detalles sobre la redada en la residencia palaciega de West Palm Beach, una medida que marcó una sorprendente escalada de las múltiples investigaciones judiciales sobre el 45º presidente.

Entrada a la propiedad de Trump en Palm Beach, Florida (Reuters)
Entrada a la propiedad de Trump en Palm Beach, Florida (Reuters)

Los medios de comunicación estadounidenses informaron de que los agentes estaban llevando a cabo un registro autorizado por el tribunal relacionado con el posible mal manejo de documentos clasificados que habían sido enviados a Mar-a-Lago después de que Trump dejara la Casa Blanca en enero de 2021.

Trump, de 76 años, y los principales republicanos condenaron la redada por considerarla políticamente motivada y un “armamento” del Departamento de Justicia. “Nunca le había pasado nada parecido a un presidente de Estados Unidos”, dijo Trump sobre la operación del FBI.

En su post del miércoles, Trump cuestionó por qué sus rivales demócratas, el ex presidente Barack Obama y la candidata presidencial de 2016, Hillary Clinton, nunca fueron sometidos al mismo escrutinio. “¡Obama y Clinton nunca fueron ‘allanados’, a pesar de las grandes disputas!”, dijo.

Este miércoles, Trump será interrogado en la oficina del fiscal general de Nueva York, encargado de la investigación civil sobre sus prácticas comerciales y el negocio inmobiliario de su familia, la Organización Trump, según confirmó el magnate en otro mensaje previo.

El republicano sale este miércoles de la Torre Trump en Nueva York (Reuters)
El republicano sale este miércoles de la Torre Trump en Nueva York (Reuters)

Por su parte, su abogada aseguró que el FBI se llevó aproximadamente doce cajas de la residencia. “La declaración jurada con la documentación que detalla cuál fue la causa probable con la que obtuvieron la orden (de registro) estaba sellada. No sabemos cuál es la causa probable”, dijo Christina Bobb al portal de noticias afín al expresidente Real America’s Voice.

La abogada, no obstante, añadió que los agentes del FBI le informaron que estaban buscando documentos con información clasificada que no debieron haber sido retirados de la Casa Blanca.

A la espera de conocerse algún detalle o explicación oficial sobre el allanamiento, numerosos dirigentes republicanos, incluida la dirección del partido, arremetieron este martes contra el “abuso de poder” de los demócratas. Y desde el partido de Joe Biden recordaron, por su parte, que si ha habido registro es porque hay una orden firmada por un juez.

Mientras, la Casa Blanca aseguró que el presidente, Joe Biden, no estaba avisado del registro y se enteró por los medios de comunicación, y recalcó que esta investigación es “independiente”.

En su rueda de prensa diaria, la portavoz del presidente, Karine Jean-Pierre, evitó dar detalles “sobre una investigación que se está llevando a cabo” y, preguntada por las acusaciones de persecución política vertidas por los republicanos, respondió que Biden “respeta el Estado de Derecho”.

Aunque en sus actos públicos de este martes Biden no habló directamente de Trump, luego dio un mensaje que parecía dirigido al expresidente, cuando criticó a quienes “buscan el poder” frente a quienes apuestan por la unidad. “Todos escuchamos todo el ruido que hay, pero sabemos que hay quienes se centran más en buscar el poder”, reprochó

Tras el inédito registro, muchos dirigentes republicanos subrayaron su indignación y su apoyo a Trump, quien por su parte ha aprovechado para intensificar su campaña de recaudación de fondos.

Este martes, la líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo en declaraciones a la cadena MSNBC que no cuenta con más información que la de “dominio público”, pero señaló que las autoridades federales tendrán una “justificación” para proceder con el registro.

“Realmente no tengo mucho que decir excepto que para tener una visita como esa se necesita una orden judicial. Para tener una orden, necesita una justificación. Y eso dice que nadie está por encima de la ley, ni siquiera un presidente o un expresidente de los Estados Unidos”, manifestó.

Este mismo martes, un día después del registro, un tribunal de apelaciones autorizó a un comité de la Cámara Baja de Estados Unidos acceder a las declaraciones de impuestos del expresidente. La decisión del Departamento de Justicia llega un año después de que el Tribunal Supremo de EEUU ordenara a Trump entregar sus declaraciones de impuestos a un fiscal que investigaba sus finanzas en Nueva York.

(Con información de AFP y EFE)

Publicar un comentario

0 Comentarios