Alemania alcanzó un acuerdo millonario para indemnizar a los familiares de las víctimas de Múnich 72

Alemania alcanzó un acuerdo millonario para indemnizar a los familiares de las víctimas de Múnich 72

 

Alemania y familias de víctimas israelíes del ataque perpetrado durante los Juegos Olímpicos de Múnich de 1972 alcanzaron un acuerdo de indemnización, 50 años después de la toma de rehenes, anunció el gobierno alemán este miércoles.

El Ejecutivo federal, la región de Baviera y la ciudad de Múnich pagarán unos 28 millones de euros a los familiares de las víctimas de la toma de rehenes, que se saldó con la muerte de once integrantes de la delegación de Israel con diferentes funciones (la mayoría atletas y entrenadores), indicó a AFP una fuente gubernamental. También murieron otras siete personas.

Alemania también desclasificará documentos relacionados con la toma de rehenes y con la chapucera operación de rescate, para que los historiadores alemanes e israelíes puedan trabajar sobre el tema.

El acuerdo comporta que las familias de las víctimas asistan a la ceremonia de conmemoración prevista el lunes en Múnich, pese a que habían indicado que la boicotearían, informó el portavoz del gobierno alemán, Steffen Hebestreit, en un comunicado.

Por otro lado, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, y su homólogo israelí, Isaac Herzog, publicaron un comunicado conjunto en el que anunciaron que asistirán a la ceremonia.

“Estamos felices y aliviados de que se haya encontrado un acuerdo” que sirva para lograr una “aclaración histórica, reconocimiento y compensación poco antes del 50º aniversario y antes de la visita de Estado del presidente israelí a Alemania”, señalaron en el comunicado.

“El acuerdo no puede curar todas las heridas”, reconocieron ambos presidentes, añadiendo que con el texto, el Estado alemán reconoce su “responsabilidad y reconoce el terrible sufrimiento de los que murieron y de sus familiares”.

El 5 de septiembre de 1972, miembros del grupo palestino Septiembre Negro irrumpieron en la Villa Olímpica, mataron a dos atletas del equipo nacional de Israel y tomaron como rehenes a nueve más. Los atacantes esperaban forzar la liberación de los prisioneros palestinos retenidos por Israel, así como de dos extremistas de izquierda en las cárceles de Alemania Occidental.

Los nueve rehenes y un oficial de policía de Alemania Occidental murieron durante un intento de rescate por parte de las fuerzas alemanas. Los familiares de los atletas acusan a Alemania de no asegurar la Villa Olímpica, de rechazar la ayuda israelí y luego de estropear la operación de rescate.

Inmediatamente después del ataque, Alemania realizó pagos a familiares de las víctimas por valor de unos 4,19 millones de marcos (unos 2 millones de dólares), según el Ministerio del Interior del país. En 2002, los familiares sobrevivientes recibieron 3 millones de dólares adicionales, informó la agencia de noticias alemana dpa.

Fuente: Infobae

Publicar un comentario

0 Comentarios