Al menos cuatro soldados muertos en un ataque suicida en Pakistán

Al menos cuatro soldados muertos en un ataque suicida en Pakistán

 

Al menos cuatro soldados muertos en un ataque suicida en Pakistán
Al menos cuatro soldados muertos en un ataque suicida en Pakistán (FUENTE EXTERNA)

Al menos cuatro soldados paquistaníes murieron el pasado lunes en un ataque suicida en una región montañosa en el noroeste de Pakistán limítrofe con Afganistán, un día después de conocerse la muerte de un alto comandante del principal grupo talibán pakistaní Tehreek-e-Taliban Pakistán (TTP).



"Se produjo una explosión suicida en un convoy militar en el área general de Mir Ali", en la provincia de noroccidental de Khyber Pakhtunkhwa, en la que murieron cuatro soldados, informó este martes en un comunicado la oficina de comunicación del Ejército paquistaní (ISPR).

Los agencias de inteligencia abrieron una investigación para averiguar la identidad del supuesto terrorista suicida y así como su posible implicación en alguna célula terrorista operativa en el país, agrega el escrito.

El incidente se produjo tras el fallecimiento el pasado domingo de un alto comandante del principal grupo talibán pakistaní Tehreek-e-Taliban Pakistán (TTP) en el vecino Afganistán.

Abdul Wali, conocido como Omar Khalid Khurasani, viajaba el domingo por la noche por la provincia fronteriza de Paktika, en el sureste de Afganistán, cuando su vehículo impactó contra un artefacto explosivo improvisado.

Por el momento, ningún grupo u organización terrorista se atribuyó la responsabilidad de este ataque, que podría hacer tambalear las conversaciones de paz que llevan meses negociando el Gobierno de Pakistán y el TTP bajo la mediación de los talibanes en Kabul.

El TTP es un paraguas de varios grupos armados tribales creado en 2007 que buscan imponer un Estado islámico en Pakistán y es aliado de los talibanes afganos, a los que guardan lealtad.

Desde su formación, el grupo ha llevado a cabo una brutal campaña de ataques terroristas en todo el país, matando a miles de personas, incluido un intento de asesinato de Malala Yousafzai en 2012. En 2014, con 17 años, la joven paquistaní recibiría el Premio Nobel de la Paz por su lucha a favor de la educación de las niñas.

La violencia terrorista disminuyó notablemente en Pakistán desde que el Ejército lanzó una operación en las zonas tribales del noroeste en junio de 2014, que más tarde amplió al resto del país, lo que debilitó al TTP.

Pero en los últimos meses han aumentado los ataques de nuevo, coincidiendo con la llegada al poder en Afganistán de los talibanes afganos, que tomaron el control de Kabul el pasado 15 de agosto.

EFE

Publicar un comentario

0 Comentarios