La ley que busca regular béisbol menor cambiaría el reclutamiento y firma de peloteros

La ley que busca regular béisbol menor cambiaría el reclutamiento y firma de peloteros

 

La ley que busca regular béisbol menor cambiaría el reclutamiento y firma de peloteros
La ley mantiene la edad mínima de 16 años para firmar a las Grandes Ligas. (FUENTE EXTERNA)

El Senado aprobó en primera lectura el jueves un proyecto de ley que promete revolucionar la manera en que opera la industria de formación y desarrollo de jóvenes que aspiran a ser peloteros en el sistema de las Grandes Ligas.

La ley  que regula la práctica de béisbol establece que un niño no podrá ingresar a una academia antes de los 15 años, obliga a los padres a enviar a los niños a la escuela mientras practican y a las organizaciones de la MLB a continuarlo una vez firmen. 

La pieza, sometida por Santiago Zorrilla (PRM-El Seibo), también exige a los programas independientes a regularizarse ante el Ministerio de Deportes y contempla amonestaciones de hasta RD$1.5 millones para los entrenadores cuyos prospectos arrojen positivo a sustancias prohibidas.

Pero el punto más neurálgico del proyecto son los artículos siete, ocho, nueve y diez, donde se establece que a la hora de firmar el prospecto y los padres de este tendrán que crear un fideicomiso con el 40% del bono de firma. Es una inversión que el joven podrá liquidar una vez alcance la mayoría de edad.

Junior Noboa, comisionado Nacional de Béisbol, aplaude la iniciativa legislativa, pero entiende que el monto es alto y favorece que sea reducido a la mitad, ya que a la hora de firmar los jóvenes tienen una serie de compromisos por cumplir a la familia y quedarían con poco espacio.

En la industria de desarrollo de talentos los prospectos suelen comprometer entre el 30 y 50% del bono de firma con los entrenadores. Si tuvieran que dejar el 40% entonces quedarían solo con entre el 30 y 10% a la hora de firmar, siempre y cuando el Congreso apruebe esta ley.

Expandir imagen
Infografía
Santiago Zorrilla, senador de El Seibo, es el proponente de la pieza. (FUENTE EXTERNA)

Se trata de una industria que generó inversión por US$82.3 millones en el reclutamiento de 410 dominicanos en 2021. Un joven como Roderick Arias, que firmó por un bono de US$4 millones de los Yanquis en enero pasado, tendría que dejar US$1.4 MM que podría tocar en 2023.

Sin embargo, el bono promedio por el que se firmó en el último año fiscal alcanzó los US$200,000 por primera vez y solo 24 jugadores recibieron pagos de siete dígitos.

Dicho esto, un prospecto que firmara por la media podría recibir a la hora de ser autorizado su pago US$40,000 en caso de dejar el 40% al entrenador e igual cantidad al fideicomiso.

“Lo del fideicomiso lo mantengo en un 20% porque los muchachos tienen altos compromisos cuando ellos firman y por lo menos en un 20% para que no tengan inconvenientes y puedan cumplir compromisos que hacen con sus familiares. Esa es una realidad”, dijo Noboa, quien desde 1996 es el jefe de cazatalentos de los Arizona Diamondbacks en América Latina.

El fideicomiso deberá ser abierto a nombre del padre, madre o tutor del jugador. 

El artículo 37 establece que ante una actuación inadecuada de la administración de los bienes del menor por el padre, madre o tutor el jugador podrá apelar al Código para la Protección de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes con las sanciones que establece para esos casos.

El artículo 36 contempla sanciones para el padre o tutor que no acate el cumplimiento de la creación del fideicomiso. Se aplicarán multas de entre seis y 10 salarios mínimos, así como por las penas establecidas en el Código Penal por abuso de confianza, que estipulan prisión de entre seis meses y dos años.

Opiniones encontradas

John Carmona, que preside la liga La Javilla y el programa JC Academy de donde han salido decenas de jugadores con bonos altos, favorece esa parte de la iniciativa al considerar que se puede convertir en un seguro para que los prospectos protejan su dinero y tomen decisiones sobre este ya a una edad más adulta.

“Lo veo bien esa parte para el cuidado del dinero del jugador, creo que la misma MLB debería hacerlo, que el prospecto no cobre la totalidad de ese dinero hasta los cuatro años después de firmar para que se concentren en jugar y no se distraiga a temprana edad”, dijo Carmona.

Sin embargo, el capítulo que limita a los 15 años la edad para ingresar a una academia encuentra rechazo. En la industria es común que programas reciban a niños de comunidades a gran distancia hasta con 12 años. 

Expandir imagen
Infografía

“¿Cómo traigo a un niño de Baní a mi programa en Santo Domingo Este cuando tenga 15 años? Eso no es posible. Para poner un muchacho en condiciones de firmar a los 16 años hay que trabajarlo desde muy temprano y hay muchas familias que no pueden tenerlos en sus casas”, dijo un entrenador que pidió la omisión de su nombre.

Robert Puasón y Jasson Domínguez, los jugadores que han recibido la mayor cantidad de dinero a la hora de firmar, son el mejor ejemplo de lo complicado que será aplicar este punto.

Puasón tuvo que trasladarse de Guaymante, La Romana, a Boca Chica con 13 años para firmar con 16 en 2019 por un bono de US$5.1 millones con los Atléticos. El caso de Domínguez tuvo que moverse de Valverde a Santo Domingo y los Yanquis pagaron igual monto.

Wander Franco se trasladó a los 12 años desde Peravia hasta Santo Domingo Este. Firmó en 2017 por US$3.8 millones con los Rays y en noviembre pasado logró una extensión por US$182 millones y 11 años.

Ulises Cabrera, presidente de la Dominican Prospect League (DPL), indicó a DL que hace un año se reunió con el presidente del Senado, Eduardo Estrella, conoció el borrador del proyecto y le envió una serie de recomendaciones.

Sin embargo, entre la propuesta sometida por Zorrilla en marzo de 2021 y la aprobada el miércoles no hay diferencia mayor a que en la primera se contemplaba retener un 50% del bono para llevar al fideicomiso y ha bajado a un 40%.

“Ya no es factible que el jugador pague menos del 40% al entrenador. Los tiempos del 30% era de cuando no teníamos que hacer el tipo de inversión que hoy se requiere. Estamos entregando prospectos terminados, que requieren de una inversión mayor en alimentación, nutrición, hidratación, viajes, etc., es más costoso”, dijo una persona vinculada a la industria. 

La ley exige unas condiciones mínimas de higiene para el funcionamiento de una academia y establece que el Ministerio de Salud Pública deberá hacer supervisiones semestrales para mantener la licencia que otorgará Deportes.

Entrenadores

La ley contempla que para ser entrenador de béisbol con la licencia que otorgará el Miderec (imprescindible para operar y trabajar en academias) la persona no podrá haber sido condenada por la justicia por actos como agresión sexual, violación, abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes o prostitución de menores.

Tampoco por trata y tráfico de personas, explotación sexual comercial con menores o pornografía.

Si se comprueba que una persona en la academia suministró alguna sustancia prohibida a los menores estará expuesto a sanciones que conlleven multas de entre 75 y 150 salarios mínimos. La reincidencia conllevaría el retiro de la acreditación y el doble de las multas.

Sin embargo, si existiera la prescripción de algún médico para el uso de la sustancia el entrenador no sería amonestado.

Para adquirir el gafete de entrenador no podrá tener antecedentes penales. La pieza otorga a Miderec la introducción de cualquier otro requisito. 

¿Qué es y cómo funciona el fideicomiso?

El fideicomiso es un acto jurídico mediante el cual una o varias personas entregan bienes o derechos a una entidad fiduciaria para crear un patrimonio separado que será administrado por esa entidad para beneficiar a otra persona o a la persona que entrega dichos bienes. Los fideicomisos se pueden organizar de diferentes formas y permiten establecer de manera específica cómo y cuándo los activos pasarán a manos de los beneficiarios. Cuando se firma un contrato de fideicomiso, el otorgante transfiere los bienes al fiduciario para que los administre por un tiempo y, una vez cumplido ese periodo, los transfiera al beneficiario. El fideicomiso está diseñado para ayudar a las personas a proteger y cuidar su patrimonio y maximizar. 

Fuente: Diario Libre

Publicar un comentario

0 Comentarios