Katja Afheldt : "Putin está creando una situación innecesaria”

Katja Afheldt : "Putin está creando una situación innecesaria”

 

Katja Afheldt : Putin está creando una situación innecesaria”
Katja Afheldt, embajadora de la Unión Europea en el país.

La conversación tuvo lugar días después de que la delegación de la Unión Europea en el país reconociera la labor de la magistrada Miriam Germán con el premio de Derechos Humanos. Katja Afheldt, embajadora de la Unión Europea en el país, repasa la situación creada por la invasión de Ucrania, la dirección de la cooperación europea en el país, la situación en Haití o la migración que recibe Europa.

—El premio a la procuradora tuvo muy buena acogida. ¿En qué trabajan ahora?

Ahora pensamos quizás en tomar las cosas con un poco de calma porque son vacaciones y hemos tenido muchas actividades... que creo que son buenas y también espero que acerquen un poco a la Unión Europea a la gente. Eso es importante: queremos vínculos con el Gobierno y con la gente. 

—Por la guerra de Ucrania ahora se habla mucho de Europa. 

Sí, necesitamos explicar lo que está pasando. Afortunadamente no circula tanta información en el país que viene de Rusia. En algunos países son muy fuertes las campañas de Rusia en los periódicos y medios para destruir información. Aquí hay una gran solidaridad con Ucrania y con la idea de defender los valores de las Naciones Unidas. 

—¿Detectan simpatía hacia la postura de la Unión Europea ante la guerra? 

Lo hemos notado de manera positiva. En África hay muchos críticos sobre las sanciones de Occidente porque los precios están subiendo y eso se debe a que los rusos no dejan que Ucrania exporte. Pero no veo que esas críticas existen aquí. Se habla de la inflación, pero no se vincula directamente con la postura de la UniónEuropea. 

—Pero sí hay quien piensa que Rusia actúa en defensa propia.

Sí, pero en esta guerra es evidente quién es el opresor. Rusia ocupó una parte de Ucrania primero y ahora invadió. Eso me parece evidente, quién es el agresor, y no es una agresión defenderse a sí mismo como lo hace Ucrania. Algo que es interesante es la expansión de la OTAN a Finlandia y Suecia. Putin está creando una situación innecesaria.

 —¿Cómo se vive este proceso en la UE? ¿Europa sale reforzada? 

Pienso que esta guerra ha provocado una gran unanimidad. Está el impacto de las condiciones económicas, porque hay países que dependen más que otros del gas ruso; lo del petróleo es un tema independiente de Rusia. Los países que no tienen acceso al mar, como Hungría y Austria, dependen de los oleoductos y no pueden reemplazar su suministro como los países que tienen puertos, por vías de mar. Ha costado mucho llegar a un compromiso sobre las acciones hacia el gas precisamente por esas economías. La situación será muy dura y por el momento no se ve salida.

 —¿Creyeron que todo iba a suceder más rápidamente? 

 Pienso que la guerra nos ha sorprendido. Había una idea de cómo iba a terminar pero está claro que con la capacidad de Ucrania de defenderse se ha alargado. Apoyamos pero no podemos atacar o implicarnos directamente porque nadie quiere eso y creo que Putin tampoco. Nadie quiere que se escale así. De momento no podemos aceptar que Putin pueda pasar a tomar un país. 

—La última vez que nos visitó hablamos de la situación de República Dominicana y Haití. ¿Cómo cree que está manejando el país la situación?

 Es una situación compleja y pienso que el presidente ha destacado de manera muy clara que la comunidad internacional debería ayudar a Haití porque no puede ser una carga de República Dominicana y pienso que tiene razón. Estamos comprometidos en ayudar en el cambio positivo para Haití con todas esas situaciones. 

 —¿Cómo ayudan? 

Activamente estamos en Haití un grupo de países con presencia y nuestra embajada está muy activa. Deberíamos intentar comprender cómo podemos ayudar al país y que no venimos con un modelo cerrado. Pienso que hay consenso claro de que la situación de seguridad es la urgencia. Después vienen las elecciones en condiciones aceptables, pero sin seguridad no se puede. 

—La UE trabaja en República Dominicana desde hace 30 años. ¿Cómo ha evolucionado el modelo de ayuda? 

 Aquí damos el apoyo al Estado directamente y vamos a continuar con los grandes programas. El cambio será en cómo apoyamos al país porque antes financiábamos grandes programas y ahora lo haremos por medio de apoyo al presupuesto. Esa es una forma de cooperar pero distinta; no vamos a financiar proyectos pero el apoyo presupuestario es una donación condicionada a algunos indicadores que están vinculados a los objetivos que queríamos lograr con ese determinado programa. 

—Su programa de apoyo a las Pymes es interesante porque abarca todo el país. 

Exactamente, y por eso hay continuación, porque hemos financiado un proyecto también orientado a impulsar la desconcentración. 

Esas son cosas que queríamos continuar con apoyo presupuestario: apoyar a más empresas e impulsar la cooperación orientada al medio ambiente. También tenemos una nueva manera de comparar resultados mediante la colaboración de nosotros y otras agencias con méritos y condiciones. Firmamos un programa de apoyos para las áreas de la costa en donde hay turismo.

—Ahí hay más problemas de los que se ven. 

Sí, como el agua, la destrucción de corales, el saneamiento y la acumulación de plásticos. Siento que no hay conciencia con el plástico pero en República Dominicana que vive en buena parte del turismo es un tema difícil. 

—Es el país de las playas pero tienen basura... 

Eso es lo que la gente siente. Acabo de leer que hay un proyecto de ley para penalizar a las plantas que desechan aguas negras. Deberían ser más enérgicos con las multas. 

—La UE llegó hace 30 años. El país es otro. 

Es un cambio, un salto impresionante y también en el contexto de América Latina. 

—¿Cuál cree que es la razón?

Creo que hay una estabilidad democrática que funciona. Sería la clave y creo que hay poca inestabilidad social y me sorprende por la pobreza y la desigualdad que todavía existen. Aun me quedan tres años para comprender por qué es así. También creo que hay que disfrutar las oportunidades y este país ha disfrutado del acuerdo económico (AAE) a diferencia de otros países que no lo han aprovechado tanto. 

—¿Qué se ha hecho mejor?

Creo que se ha aprovechado más porque este país tiene un sector industrial eficaz y quizás también ha ayudado que todas esas producciones orgánicas, por ejemplo del banano, que se importa mucho a Europa. Estas mipymes son más flexibles para adaptarse a nuevas situaciones. El sector productivo, me parece, comprende muy bien y rápido las adaptaciones y ve las oportunidades. 

La gente es emprendedora cuando el Estado no ofrece tantos servicios, si los compara con Europa, donde los servicios que recibes son un poco mejores. Aquí existe el impulso a buscar soluciones individuales y eso ayuda al emprendimiento.

Migrantes en Europa

—¿Cree que en Europa haya cierta crisis de valores? ¿Cree que está en decadencia, como sistienen algunos? 

Bueno... Estamos un poco viejos, sí, pero creo que la nueva generación reflexiona mucho. No se si necesariamente es decadencia pero por ejemplo valora mucho más los amigos yla amilia o el tiempo para uno mismo y también el medio ambiente. Veo a los jóvenes muy preocupados por sus hijos y tienen razón. 

—La inmigración que está recibiendo Europa, ¿será la solución? 

Depende, estamos intentando. Tenemos un compromiso, como aquí en el país, de canalizar la inmigración y nos falta gente educada. Necesitamos migración y nos interesa la migración regular y disminuir la irregular. Al mismo tiempo, asegurar protección a los que necesiten, como lo hemos hecho con Ucrania. Eso es lo que intentamos porque se debe manejar la migración de manera humanitaria. 

—Migración humanitaria y viable para todo el mundo. Ese es el gran punto de equilibrio.

Pienso también que lo importante de cortar lo irregular no debe ser no recibir a la gente que necesita protección porque ese es uno de nuestros principios, uno de los valores europeos. 

Europa Press

Publicar un comentario

0 Comentarios