Hermanastro de Jean Alain recibía sobornos en fundas y bultos, según la Pepca

Hermanastro de Jean Alain recibía sobornos en fundas y bultos, según la Pepca

 

Hermanastro de Jean Alain recibía sobornos en fundas y bultos, según la Pepca
La construcción de La Nueva Víctoria es una de la obras que investigó el Ministerio Público. (ARCHIVO/ DIARIO LIBRE)

La acusación presentada por la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) en la Operación Medusa atribuye a un hermanastro del exprocurador Jean Alain Rodríguez el haber recibido dinero de sobornos en fundas y bultos que eran entregados por contratistas.

Se trata del ingeniero Rafael Calventi Cuello, de quien –aseguran- fungía como intermediario o reclutador de empresas en la supuesta trama para estafar al Estado dominicano mediante el Plan de Humanización del Sistema Penitenciario que ejecutó la Procuraduría General en la gestión pasada.

“En el tercer nivel de la pirámide criminal, se encontraban otros reclutadores de contratistas, que no laboraban necesariamente en la institución, pero eran cercanos al círculo de primer nivel, como es el caso del ingeniero Anton Casasnovas Nolasco, Alexander Augusto Rojas Elmudesi, Rafael Calventi Cuello, este último, hermanastro del acusado Jean Alain Rodríguez Sánchez”, dice el documento de más de 12,000 páginas.

La Pepca asegura que, por vínculos de Calventi Cuello con Daniel Camareno Capriles, quien era su cliente desde al año 2015, se le adjudicó el Lote 1, La Victoria en Las Parras de Guerra, a la empresa Consorcio Construcción y Transporte de Prefabricados EEC- Pretensados Estructurales Dominicanos, S.R.

“La introducción del ingeniero Rafael Calventi Cuello, como intermediario dentro de la estructura delictual de recolección de pagos indebidos y sobornos dentro del espectro del Plan de Humanización y de forma específica La Nueva Victoria, encabezada por el acusado Jean Alain Rodríguez Sánchez, se autorizó a Rafael Canó Sacco a citar al ingeniero Calventi Cuello y a esos fines se efectuaron cuatro reuniones para plantearle sobre la licitación y posterior adjudicación dentro del lote I, Concerniente a La Nueva Victoria en Las Parras de Guerra”, especifica el expediente.

Indica que una vez adjudicado el Contrato de Ejecución de Obras Construcción CCR La Nueva Victoria, Ref.- Procuraduria-CCC-LPN-2018-0013, por un valor de 946,163,091.30 pesos, ingeniero Calventi Cuello se puso en contacto con el ingeniero Daniel Camarena Capriles para informarle de los pagos “indebidos” que tenía que entregar por haber resultado adjudicatario de la obra en el Lote I. También que el pago era previo al pago del avance inicial del proyecto. “La propuesta fue que debía pagarles el 20% de la totalidad del presupuesto del proyecto”.

El expediente agrega que: “Camarena Capriles tenía que entregar la suma de DOP 145,000,000.00, según las instrucciones dadas al ingeniero Rafael Calventi Cuello por parte del ex Director de Gabinete de la PGR, Rafael Canó Sacco, datos suministrado estando en la oficina del Ingeniero Rafael Calventi Cuello. En principio, Daniel Camarena Capriles se opuso a dicha propuesta, toda vez que éste entendía que no podía cumplir con esa exagerada solicitud, le realizó una contrapropuesta de que podría acceder a entregarle el 10%, como pago, de los gastos directos del total de la obra”.

El expediente detalla que el primer pago se realizó en el parqueo de la oficina de Daniel Camarena Capriles, ubicada en el sector El Millón, en el Distrito Nacional.

Luego describe la modalidad del primer pago. “Rafael Camarena Capriles desde su jeep Mercedes Benz Blanca, sacaba las bolsas plásticas negras o grises y la introducía en el baúl del vehículo de Rolando Rafael Agustín González Beato, socio de Rafael Calventi Cuello, luego se retiraba y se reunía en la oficina de la Constructora González & Calventi, S.R.L, donde conjuntamente con Rafael Calventi Cuello contaban el dinero por fajos y era un aproximado de DOP 14,000,000.00, posteriormente Rafael Calventi Cuello le realizó la entrega directa a Rafael Canó Sacco en su apartamento ubicado detrás del Supermercado Amigo, del Ensanche Naco”.

Bajo el mismo esquema, narra el documento, se realizó una segunda entrega. Esta vez de 7.0 millones, y luego se produjo otra de 16.0 millones, solo que esa vez lo que introducen al baúl del vehículo fue un bulto para raquetas de jugar tenis.

“El intermediario, que era el arquitecto Rafael Calventi Cuello y su socio Rolando Rafael Agustín González Beato, supuestamente no llegaron a recibir los pagos pues se había definido un acuerdo verbal de que serían divididos los beneficios al final de la operación, situación que no se materializó.”, expone el Ministerio Público en su acusación.

Fuente: Diario Libre

Publicar un comentario

0 Comentarios