Confirman la muerte de joven costarricense que intentó cruzar un canal en Nueva York

Confirman la muerte de joven costarricense que intentó cruzar un canal en Nueva York

Foto: John Alejandro Escorcia Arroyo / Facebook Jhon Escorcia Arroyo


 John Alejandro Escorcia Arroyo, joven de 22 años originario de Pérez Zeledón, Costa Rica, y residente de Nueva York, murió ahogado al intentar cruzar el canal Shinnecock.

De acuerdo con información difundida por “Tu prensa local Long Island” y otros medios locales, las autoridades de Southampton confirmaron el deceso del tico desaparecido desde la madrugada del jueves pasado, cuando salió de un bar acompañado de su novia y un grupo de amigos.

A través de declaraciones obtenidas por la policía se determinó que Escorcia Arroyo se arrojó al agua con el objetivo de cruzar a nado el canal Shinnecock, ubicado al sur de la ciudad. Sin embargo, durante su travesía su silueta se perdió de vista en medio de la oscuridad sin que nadie se atreviera a ayudarlo.

De esta manera y luego de una intensa búsqueda, el cuerpo del joven tico fue encontrado este sábado por elementos de la policía quienes dieron aviso a la familia del desaparecido.

El reto le cobró un alto precio

Hasta el momento, lo único que se conoce es que cerca de las 2:30 AM, John Alejandro dejó el club nocturno Dream, con sede en Hampton Bays, para trasladarse a la orilla del canal antes citado y luego de anunciarle a sus acompañantes de que lo cruzaría nadando, de inmediato se lanzó al agua.

Al respecto, Juliana García, quien indicó ser cuñada del occiso, mencionó que todos los intentos por disuadir a John Alejandro Escorcia para que desistiera de su capricho fueron en vano, pues él les pidió que lo esperaran en un puente cercano al canal, entonces todo el grupo de amigos se trasladó hacia dicho lugar, pero al transcurrir varios minutos de no verlo llegar, se optó por dar aviso a la policía para que acudiera al rescate.

A partir de ese momento, inició una intensa búsqueda a la cual se sumaron varias embarcaciones y jet skis contratados por la familia del chico desaparecido.

No obstante, ni con la luz del día se pudo determinar su paradero, pues se cree que el cuerpo quedó atorado en el fondo del canal hasta que la propia corriente lo sacó a flote cerca de la tarde-noche cuando fue encontrado.

Mientras tanto, la policía continuará con una investigación abierta para deslindar de responsabilidad a los acompañantes del joven costarricense.

fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios