Un beso para la eternidad

Un beso para la eternidad

 

  • Un beso para la eternidad
  • Un beso para la eternidad
LAURA CASTILLO | YASMEL CORPORÁN
Santo Domingo, RD

Una salva de cañonazos dio inicio al último adiós al fenecido ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, en el cemen­terio Puerta del Cielo al tiempo que sus allegados se desplegaban por los jar­dines.

Previo a esto, miem­bros de las Fuerzas Arma­das rindieron honores mi­litares mientras el féretro era conducido hasta su úl­tima morada dónde reci­bió cristiana sepultura.

El sonido de las trom­petas y tambores caracte­rizó un desfile de arreglos florales que dio un toque solemne a la ceremonia.

“Cuando nuestros pa­dres murieron me dijiste que ahora teníamos que estar más unidos que nun­ca, transmitías la misma paz que mamá transmitía (...), extrañaré nuestras conversaciones, tus conse­jos, tu sabiduría”, expresó con voz entrecortada Dilia Leticia Jorge, hermana del fenecido funcionario.

En su emotiva alocu­ción, la también servido­ra pública manifestó que no siempre estaban de acuer­do, sin embargo, el cariño y el respeto que se profesa­ban hizo que esto nunca in­terfiera en su relación.

“Me quedo con la paz de que te fuiste haciendo lo que te gustaba y estabas feliz, te quiero hermano”, concluyó.

Destacó que aunque no siempre pensaban iguales se querían y se respetaban tanto que se apoyaban en­tre ellos mismos.

“Nuestra relación tenía amor, apoyo, respeto y ad­miración; te confieso que me llené de temor porque eras mi apoyo, lo que me quedaba de papá y mamá.Yo sé que no estoy sola. Y sobre todo porque tú estás con papá y mamá”, dijo.

Al sepelio asistieron la primera dama de la Repú­blica, Raquel Arbaje, el pre­sidente del Senado, Eduar­do Estrella y el presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco.

Antes de ser sepultados, los restos del fallecido mi­nistro Jorge Mera fueron homenajeados póstuma­mente en la Casa Nacional del Partido Revolucionario Moderno (PRM), donde la alta dirigencia de esa orga­nización le rindió guardia de honor ante su féretro.

Más tarde, el cortejo fú­nebre se trasladó a la Parro­quia San Antonio de Padua dónde el obispo Ramón Be­nito Ángeles ofició una eu­caristía de cuerpo presente pidiendo el eterno descanso del funcionario.

Durante la ceremonia re­ligiosa, Patricia Victoria Jor­ge, hija del fallecido minis­tro, habló por primera vez ante los presentes desde la muerte de su padre.

“Mi padre sacrificó su vi­da por este país, por la fami­lia y por todos sus ideales, y por todos sus principios mo­rales, por la honestidad que él tanto guardaba y que tan­to apreciaba por encima de todo”, dijo.

Igualmente, en su inter­vención aprovechó el es­cenario para agradecer en nombre de toda su familia, el apoyo recibido por parte del pueblo dominicano.

Muerte del ministro
En un hecho que conster­nó a la sociedad dominica­na, el hijo del expresidente de la República, Salvador Jorge Blanco, fue asesinado a balazos en su despacho a mediodía del lunes 6 de ju­nio.

El asesino confeso del funcionario es Miguel Cruz, amigo cercano de Jorge Mera, quien fue detenido horas después de haber co­metido el atroz crimen por autoridades de la Policía Nacional y del Ministerio Público.

Homenaje póstumo
El Partido Revolucionario Moderno (PRM) realizó un homenaje póstumo junto a sus familiares, allegados y funcionarios.

El acto estuvo encabe­zado por la vicepresiden­ta Raquel Peña y la prime­ra Dama Raquel Arbaje. Al iniciar se presentó un au­diovisual donde se mostró un recuento de su vida polí­tica y aportes al partido ofi­cialista.

Mientras que al tomar la palabra el presidente de la organización política, José Ignacio Paliza, destacó que Jorge Mera “era un conci­liador por naturaleza, era un hombre que no hacía otra cosa que construir”.

Recordó que el día an­tes de su asesinato estuvie­ron en Constanza donde sembraron un árbol deno­minado ébano verde en Va­lle Nuevo y en ese momen­to Orlando le resaltó que a ese árbol le faltaban 70 años para madurar. “Y ese era Orlando, él no sembra­ba para sí mismo sembraba para las futuras generacio­nes”, precisó Paliza.

Además, señaló que fue testigo de que ese domin­go, Orlando todavía era un hombre lleno de vida, refi­riéndose al día antes de la tragedia.

“Amigo Orlando, descan­sa en paz y en la tranquilidad de que tu esfuerzo no ha sido en vano. Tus amigos y fami­lia impulsaremos para siem­pre tu legado de amor, paz y concordancia”, expresó fir­me al mostrarse fuerte ante el público.

Milagros Ortiz Bosch
Por su lado, Milagros Ortiz Bosch, directora general de Ética e Integridad Guberna­mental, expresó que recor­dará al funcionario a pesar de lo difícil que será.

“A nadie le gusta recor­dar los momentos difíciles pero yo lo haré con respon­sabilidad”, dijo al destacar lo incansable que fue Or­lando, razón por la que lo recordará para siempre.

SEPA MÁS
Agradece solidaridad

Su hijo
El diputado Orlando Jorge Villegas, hijo de Jorge Mera, al tomar la palabra por segunda vez, aprovechó el esce­nario para agradecer al pueblo dominicano y a sus compañeros de par­tido por el respaldo brin­dado en estos momen­tos “difíciles”.

“Gracias”
“Muchas gracias a todos por el apoyo, este ha si­do el momento más difí­cil de nuestra vida”, ex­presó el legislador a los presentes.

Pide emularlo
Para concluir con su in­tervención, Jorge Ville­gas exhortó a la militan­cia perremeísta presente en el homenaje a emular el carácter paciente de su padre y a preservar la unidad dentro de las fi­las de esa organización.

Fuente: Listin Diario

Publicar un comentario

0 Comentarios