Segundo homicidio en una misma familia: sentencian a hombre que mató y desmembró a su amiga latina aspirante a ser policía NYPD en El Bronx

Segundo homicidio en una misma familia: sentencian a hombre que mató y desmembró a su amiga latina aspirante a ser policía NYPD en El Bronx

Lisa Marie Velásquez tenía 25 años.

 

Daquan Wheeler fue sentenciado ayer a entre 27 años y cadena perpetua por la muerte a martillazos en 2018 de Lisa Marie Velásquez, joven aspirante a ser policía NYPD cuya madre también había sido asesinada cuando ella era una niña.

Wheeler, de 35 años, insistió durante el juicio de seis semanas en que no mató a Velásquez el 23 de agosto de 2018, pero admitió que sí ayudó a su novia Ciara Martínez a deshacerse del cuerpo.

“Creo que miente incluso cuando se disculpa, todavía miente”, dijo a Daily News Jackie Pérez, la tía de Velásquez. “Mi sobrina no merecía esto”.

La joven de 25 años fue asesinada y luego desmembrada mientras ayudaba a resolver un problema de violencia doméstica entre su amiga Martínez y Wheeler. Sus restos fueron encontrados en dos hallazgos de bolsas lanzadas en parques de El Bronx, pocos días después de ser reportada desaparecida el 22 de agosto de 2018.

“Lisa Velásquez fue asesinada por tratar de hacer lo correcto”, dijo el fiscal adjunto de distrito Newton Mendys, y agregó que la joven estaba ayudando a mediar entre la pareja para “ayudarlos a comunicarse mejor”.

Según el reporte policial, el crimen se cometió cuando la víctima estaba de visita en el apartamento de los acusados en Longfellow Ave. Sin Wheeler en casa, Velásquez llamó a 911 para reportar el presunto secuestro del hijo de la pareja. NYPD llegó y levantó un reporte por posible violencia doméstica. Cuando Wheeler regresó al apartamento, su ira por la llamada habría sido el móvil del homicidio.

Según la fiscalía, Wheeler mató a Velásquez golpeándole la cabeza con una martillo. Luego con la ayuda de Martínez trasladó el cuerpo desde la habitación donde fue asesinada hasta el cuarto de baño. Después fueron a una ferretería donde compraron bolsas de basura y un machete, con el que presuntamente cortaron el cadáver en trozos, que depositaron en bolsas que lanzaron en dos parques, junto a ropa de la víctima y la de ellos.

La pareja se detuvo y comió mientras arrojaban los restos de Velásquez en los parques de El Bronx, dijo Martínez a las autoridades. Más tarde limpiaron y pintaron el apartamento para ocultar el crimen, según el comunicado de la fiscalía.

Al momento de ser detenidos, Martínez y Wheeler eran ex convictos por otros delitosDe hecho, él se encontraba en libertad condicional desde abril de 2017 por intento de robo dos años antes.

“Soy inocente de homicidio y no maté a nadie”, dijo ayer Wheeler en el tribunal, hablando rápido y en voz baja antes de ser sentenciado por Margaret Clancy, jueza de la Corte Suprema de El Bronx. “A la familia de la víctima no me imagino por lo que están pasando… Yo no le quité la vida a su familiar y no estaba allí cuando se la quitaron. Era una gran persona y nunca hay un día que no piense en ella”.

Martínez fue acusada de facilitación de actividad criminal y de obstruir una investigación. La muerte de su amiga fue el segundo homicidio en esa familia. De niña Velásquez fue testigo del brutal asesinato de su madre embarazada, en 2006. Como responsable fue identificado la pareja de la señora, Robert Coakley.

Publicar un comentario

0 Comentarios