Horror en Nueva York: traficante de mujeres mató a una de ellas y congeló su cabeza en el refrigerador

Horror en Nueva York: traficante de mujeres mató a una de ellas y congeló su cabeza en el refrigerador

Somorie Moses.

 

Somorie Moses, presunto traficante sexual conocido como “Sugar Bear” mató a golpes a una mujer y desmembró su cuerpo en Brooklyn (NYC), guardando su cabeza en el congelador, según una acusación revelada ayer.

El escalofriante crimen sucedió el 13 de enero de 2017. Según los fiscales, primero Moses (45) presuntamente mató a Leondra Foster. Y al día siguiente cortó su cuerpo y llevó el torso y las extremidades a un sitio de saneamiento en El Bronx. Su cabeza, manos y pies las almacenó en su congelador.

Además, su primer nombre fue tatuado en el pie de Foster. Los investigadores dijeron que hizo que muchas de sus víctimas se tatuaran su nombre en el cuerpo. “El nivel de depravación supuestamente mostrado en este caso es verdaderamente inaceptable”, dijo la comisionado de la policía de Nueva York, Keechant Sewell.

Admitió haber desmembrado a Foster en 2017, pero afirmó que no la asesinó y ya fue sentenciado a ocho años de prisión por una Corte Suprema de Brooklyn, Ahora está siendo acusado de ese homicidio y de tráfico sexual de ocho mujeres, según documentos revelados ayer. Se cree que es el primer uso del estatuto federal que penaliza el asesinato en el transcurso del tráfico sexual, según un comunicado del Departamento de Justicia de EE.UU., destacó Rolling Stone.

Moses, residente de Brooklyn, atrajo a las mujeres con falsas promesas de amor y matrimonio, según documentos judiciales. Luego comenzaba una relación sexual con ellas antes de exigirles que trabajaran como prostitutas. Supuestamente usó palizas, violaciones y torturas para que las víctimas cumplieran con sus demandas.

Presuntamente traficó sexualmente con otras mujeres y niñas durante años, según la acusación. Moses usó un Taser en una mujer que se negó a dedicarse a la prostitución. Está acusado de acuchillar a otra víctima con una navaja y golpearla con un cinturón. También vertió jugo de limón en las heridas y una víctima fue golpeada con un cable de extensión.

Cuando otra mujer le dijo a Moses que no quería trabajar como prostituta, él supuestamente le metió una escopeta en la boca, según la acusación. Amenazó con matarla a ella y a su hijo.

“El tráfico sexual es una forma moderna de esclavitud que utiliza la violencia y el miedo para obligar a las personas vulnerables a trabajar para el beneficio de otra persona, lo que en este caso resultó en el presunto asesinato brutal de una de las víctimas”, dijo el fiscal federal Breon Peace. “Esta Oficina continuará priorizando la investigación y el enjuiciamiento de estos crímenes atroces”.

La investigación del gobierno está en curso. Cualquier persona que tenga información sobre los crímenes perpetrados por Moses debe comunicarse con el FBI al 1-800-CALL-FBI, indicó Pix11.

  • Fuente: El Diario NY


Publicar un comentario

0 Comentarios