“Sabrá Dios si se la llevaron y la hicieron chofán”

“Sabrá Dios si se la llevaron y la hicieron chofán”


Santo Domingo.- Tras lamentar el fatídico hecho, parientes de la mujer que mató de una estocada a su empleador piden perdón a la familia del comerciante, al indicar que era un hombre joven que no merecía la muerte. 


Publicar un comentario

0 Comentarios