Rusia volvió a atacar Kiev: bombardeó la fábrica de misiles con los que Ucrania hundió el buque Moskva

Rusia volvió a atacar Kiev: bombardeó la fábrica de misiles con los que Ucrania hundió el buque Moskva

 


El crucero de misiles guiados de la Armada rusa Moskva navega de regreso a un puerto después de rastrear buques de guerra de la OTAN en el Mar Negro, en el puerto de Sebastopol, Crimea, 16 de noviembre de 2021. REUTERS/Alexey Pavlishak
El crucero de misiles guiados de la Armada rusa Moskva navega de regreso a un puerto después de rastrear buques de guerra de la OTAN en el Mar Negro, en el puerto de Sebastopol, Crimea, 16 de noviembre de 2021. REUTERS/Alexey Pavlishak

Por primera vez en dos semanas, Kiev fue nuevamente blanco de un ataque ruso. El objetivo fue una fábrica en las afueras de la capital donde se fabrican misiles Neptune con los que Ucrania asegura haber hundido el Moskva.

Según comprobaron periodistas de AFPla planta y el edificio administrativo adyacente, situados a unos 30 km al suroeste de Kiev, registraron daños importantes.

Los rusos llevaron a cabo tres ataques el viernes en la región de Kiev, señaló su gobernador, Alexander Pavliuk, sin especificar si esto incluía el de la empresa Vizar.

Este sábado, una fábrica en la que se producen tanques en la afueras de Kiev fue blanco de un bombardeo ruso, en el que al menos murió una persona, informaron fuentes oficiales.

Un miembro del servicio ucraniano inspecciona los restos de un tanque destruido durante la invasión rusa, en el pueblo de Termakhivka, en la región de Kiev, Ucrania el 14 de abril de 2022.  REUTERS/Vladyslav Musiienko
Un miembro del servicio ucraniano inspecciona los restos de un tanque destruido durante la invasión rusa, en el pueblo de Termakhivka, en la región de Kiev, Ucrania el 14 de abril de 2022. REUTERS/Vladyslav Musiienko

Según pudo comprobar un periodista de la AFP, un importante número de militares y policías acudió al lugar e impedía el acceso al complejo industrial, de donde brotaba una humareda.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, indicó que había al menos un muerto en el ataque y que varias personas resultaron heridas.

”Nuestras fuerzas hacen todo lo posible para protegernos, pero el enemigo es insidioso y despiadado”, dijo el alcalde.

Klitschko pidió una vez más a los habitantes que se fueron de Kiev que no regresen todavía y permanezcan en un “lugar seguro”.

FOTO DE ARCHIVO: El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, se dirige a los periodistas durante un acto celebrado en Kiev, Ucrania, el 2 de febrero de 2022. REUTERS/Gleb Garanich
FOTO DE ARCHIVO: El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, se dirige a los periodistas durante un acto celebrado en Kiev, Ucrania, el 2 de febrero de 2022. REUTERS/Gleb Garanich

Poco antes, el ministerio de Defensa ruso había amenazado con aumentar “el número y la magnitud de los ataques” contra la capital.

Golpe a Rusia

Un funcionario del Departamento de Defensa estadounidense afirmó que el crucero ruso Moskva, de 186 metros de eslora, fue alcanzado el jueves pasado por dos misiles ucranianos y lo calificó de “gran golpe” para Rusia. “Observamos cómo los barcos intentaban ayudar, pero incluso las fuerzas de la naturaleza estaban del lado de Ucrania”, ya que “una tormenta impidió el rescate del barco y la evacuación de la tripulación”, dijo Natalia Gumeniuk, portavoz del mando militar del sur de Ucrania.

“Somos perfectamente conscientes de que no nos lo perdonarán”, añadió, refiriéndose a Rusia y a posibles nuevos ataques.

Una corona de flores con una cinta en la que se lee "Al barco Moskva" se ve durante una ceremonia organizada por los veteranos de la Flota del Mar Negro en memoria del crucero de misiles ruso Moskva, que se hundió en el Mar Negro, en Sebastopol, Crimea 15 de abril de 2022. REUTERS/Alexey Pavlishak
Una corona de flores con una cinta en la que se lee "Al barco Moskva" se ve durante una ceremonia organizada por los veteranos de la Flota del Mar Negro en memoria del crucero de misiles ruso Moskva, que se hundió en el Mar Negro, en Sebastopol, Crimea 15 de abril de 2022. REUTERS/Alexey Pavlishak

La pérdida del “Moskva” es un duro golpe para Rusia porque “aseguraba la cobertura aérea de otras naves durante sus operaciones, especialmente para el bombardeo de la costa y las maniobras de desembarco”, explicó el portavoz de la administración militar de Odesa, Serguéi Bratchuk.

En ese contexto, el presidente ucraniano, Zelensky, consideró que “el mundo entero” debería estar “preocupado” por el riesgo de que su par ruso, Vladimir Putin, acorralado por sus reveses militares en Ucrania, utilice un arma nuclear táctica.

Zelensky se hizo eco de las declaraciones del director de la CIA, William Burns, que estimó esta semana que nadie debía “tomarse a la ligera la amenaza nuclear” por parte de Rusia.

De hecho, Alemania y algunos aliados europeos por supuesta falta de apoyo a Kiev, anunció el viernes el desbloqueo de más de 1.000 millones de euros en ayuda militar para Ucrania.

En un nuevo mensaje de video, Zelensky reiteró a los países occidentales que pueden “hacer la guerra mucho más corta” si suministran a Kiev las armas que solicita.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, habla durante una rueda de prensa en Kiev, Ucrania, el 13 de abril de 2022. REUTERS/Valentyn Ogirenko
El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, habla durante una rueda de prensa en Kiev, Ucrania, el 13 de abril de 2022. REUTERS/Valentyn Ogirenko

Pero en una nota diplomática, Rusia advirtió a Estados Unidos y la OTAN contra el envío de armas “más sensibles” a Ucrania, juzgando que dichos equipos militares ponían “combustible en el fuego” y podrían provocar “consecuencias imprevisibles”, según publica el diario Washington Post.

La Casa Blanca anunció esta semana un nuevo paquete de ayuda militar por valor de 800 millones de dólares que incluye helicópteros y vehículos blindados.

FOTO DE ARCHIVO: Una explosión en la torre de televisión, durante la invasión rusa de Ucrania, en Kiev, Ucrania, 1 de marzo de 2022. REUTERS/Carlos Barria
FOTO DE ARCHIVO: Una explosión en la torre de televisión, durante la invasión rusa de Ucrania, en Kiev, Ucrania, 1 de marzo de 2022. REUTERS/Carlos Barria

Disparos contra evacuados

La región de Kharkiv, cuya capital homónima es la segunda ciudad ucraniana, está siendo blanco de intensos bombardeos. La fiscalía informó el viernes de siete civiles muertos y 27 heridos por disparos contra autocares de evacuación.

Un soldado ucraniano observa una parte de un vehículo militar ruso destruido, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en el pueblo de Husarivka, en la región de Kharkiv, Ucrania, el 14 de abril de 2022. Imagen tomada el 14 de abril de 2022. REUTERS/Alkis Konstantinidis
Un soldado ucraniano observa una parte de un vehículo militar ruso destruido, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en el pueblo de Husarivka, en la región de Kharkiv, Ucrania, el 14 de abril de 2022. Imagen tomada el 14 de abril de 2022. REUTERS/Alkis Konstantinidis

Además, al menos diez personas murieron, entre ellos un bebé de siete meses, en un ataque contra una zona residencial de Kharkiv, dijo el gobernador regional, Oleg Sinegubov.

En Bucha, una localidad cerca de Kiev que se convirtió en el símbolo de las atrocidades atribuidas a las fuerzas rusas, el 95% de las personas halladas muertas fueron abatidas, declaró el jefe de la policía de la región de Kiev, Andrii Nebitov.

“Durante la ocupación (rusa) se disparaba a la gente por las calles (...) Es imposible esconder este tipo de crímenes en el siglo XXI. No solo hay testigos, sino que también fue grabado en video”, dijo.

El alcalde de Bucha, Anatoli Fedoruk, aseguró que se habían encontrado más de 400 cuerpos tras la salida de las tropas rusas.

Ataques en Donbás

En el este de Ucrania, en la región del Donbás, Donetsk fue escenario de combates “en la línea del frente”, en los que murieron tres personas y otras siete resultaron heridas, según la presidencia ucraniana.

Una bandera nacional ucraniana ondea en un edificio administrativo dañado por los bombardeos, mientras continúa el ataque de Rusia a Ucrania, en la ciudad de Marinka, en la región de Donetsk, Ucrania 14 de abril de 2022.  REUTERS/Serhii Nuzhnenko
Una bandera nacional ucraniana ondea en un edificio administrativo dañado por los bombardeos, mientras continúa el ataque de Rusia a Ucrania, en la ciudad de Marinka, en la región de Donetsk, Ucrania 14 de abril de 2022. REUTERS/Serhii Nuzhnenko

Otra zona de esta cuenca minera, Lugansk, fue blanco de 24 bombardeos, que causaron dos muertos y 10 heridos, según la misma fuente.

Rusia, cuya gran ofensiva anunciada en el Donbás todavía no ha empezado, tiene problemas para controlar totalmente Mariúpol, un puerto estratégico del mar de Azov que le permitiría unir el Donbás con la península de Crimea, anexionada en 2014.

Esta ciudad, asediada desde hace más de 40 días, podría acarrear el peor balance de pérdidas humanas de esta guerra. Las autoridades ucranianas temen que haya unos 20.000 muertos.

Tras semanas de estrechar el cerco sobre la ciudad asediada, las tropas rusas encuentran resistencia especialmente en la extensa zona industrial en el litoral.

Un equipo de la AFP pudo acceder a Mariúpol a través de un viaje de prensa organizado por el ejército ruso y pudo comprobar los daños que dejaron los bombardeos constantes de la ciudad desde la invasión rusa el 24 de febrero.

FOTO DE ARCHIVO: Personas que huyen de la invasión rusa de Ucrania se reúnen en la estación de tren de Lviv, Ucrania, el 9 de marzo de 2022. REUTERS/Pavlo Palamarchuk
FOTO DE ARCHIVO: Personas que huyen de la invasión rusa de Ucrania se reúnen en la estación de tren de Lviv, Ucrania, el 9 de marzo de 2022. REUTERS/Pavlo Palamarchuk

“¡Mira nuestros bonitos edificios! La gente se calcinó en el interior”, decía Galina Vasilieva, de 78 años, al señalar un edificio de nueve plantas completamente quemado.

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, señaló que casi 2.900 civiles habían sido evacuados de Mariúpol y de la vecina Berdiansk hacia Zaporiyia, bajo control de Kiev.

Más de cinco millones de personas huyeron de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, según el Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU (ACNUR).

Durante una visita en Ucrania, David Beasley, el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), que pertenece a Naciones Unidas, solicitó acceder a las zonas y ciudades sitiadas, donde hay personas que “mueren de hambre”.

(Con información de AFP)

Publicar un comentario

0 Comentarios