Repatrian a mexicana que estaba hospitalizada en el país.

Repatrian a mexicana que estaba hospitalizada en el país.


 Luego de la demanda de ayuda de una pareja de mexicanos en República Dominicana, el Gobierno de México a través de la Cancillería y su embajada en esta nación caribeña coordinó este jueves el regreso a bordo de una ambulancia aérea de Ana Alejandra Mora, quien, en plenas vacaciones, el pasado 28 de marzo fue diagnosticada con el síndrome de Guillant Barré que la mantiene inmovilizada y con problemas para respirar.

El caso fue dado a conocer este fin de semana por su esposo Enrique Pérez Reséndiz, quien solicitó el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador y del canciller, Marcelo Ebrard.

En estrecha coordinación con @eperez_mx y tras las oportunas gestiones con los seguros médicos y las autoridades hospitalarias, hoy parte a México #AnaAlejandra, para continuar su tratamiento en nuestro país”, informó esta tarde el embajador mexicano en Dominicana, Carlos Peñafiel Soto.

Enrique Pérez contó que el 26 de marzo llegó junto a Ana Alejandra para vacacionar en Punta Cana y un día después Ana comenzó a sentirse mal por lo que acudieron al médico del hotel y más tarde al Centro Médico Punta Cana, donde en un principio la diagnosticaron con síndrome vertiginoso, por lo que consideraron no requería una atención especializada ni urgente.

Sin embargo, durante el tiempo que estuvieron en esa clínica la salud de su esposa se fue deteriorando rápidamente y el martes 28 tuvo una crisis que obligó a trasladarla de emergencia a la Clínica Canela 1 en la provincia de La Romana para que pudiera ser atendida por un especialista.

Luego de varios análisis el diagnóstico fue un síndrome de Gulliant Barré que la inmovilizó en primer lugar y luego le impidió respirar. Desde ese martes el estado de Ana es delicado”, expresó su marido.

Agregó que el seguro de gastos médicos que contrataron (Universal Assistense) no podía trasladar a Ana de regreso a México porque “ya se rebasó” el tope de gastos lo que los obligaba a desembolsar para una ambulancia aérea alrededor de 35 mil dólares (750 mil pesos).

Ni yo ni nuestras familias tenemos esos recursos, y una vez que se acabe la cobertura médica que contratamos no sé qué vaya a pasar con Ana Alejandra. Hago un llamado al presidente y al canciller para que puedan ayudarnos. La salud de Ana es sumamente delicada y cada día es vital para salvar su vida”, afirmó.

La Cancillería intervino para gestionar el respaldo de las compañías de seguros y el pago de una ambulancia aérea a fin de traer de vuelta a Ana Alejandra para que siga su tratamiento en la Ciudad de México.

Publicar un comentario

0 Comentarios