Prostituta mató a cuatro clientes con sobredosis mortales, incluyendo chef de restaurante Cipriani: sentenciada a 30 años en Nueva York

Prostituta mató a cuatro clientes con sobredosis mortales, incluyendo chef de restaurante Cipriani: sentenciada a 30 años en Nueva York

Andrea Zamperoni y Angelina Barini.

 

Angelina Barini, una mujer dedicada a la prostitución en Queens (NYC), fue sentenciada ayer a 30 años tras las rejas por drogar fatalmente a cuatro hombres, incluyendo el chef de “Cipriani Dolci”, Andrea Zamperoni, en 2019.

Barini, de 43 años, se declaró culpable en agosto de los cargos de distribuir fentanilo a varios hombres y la droga GBL para “violaciones en citas” a Zemperoni, en un plan para robarlos al dejarlos temporalmente incapacitados.

El juez federal de distrito Brian Cogan, quien dictó la sentencia en el tribunal federal de Brooklyn, dijo que los impactantes crímenes de Barini “piden un castigo”, a pesar de su historia familiar problemática y un furioso hábito de drogas que “le robaron” algo de su libre albedrío. “No hay nivel de desventaja en la crianza que pueda mitigar lo que hiciste aquí… adicción a las drogas o no adicción a las drogas, algo tiene que entrar en acción”, le dijo el juez.


Barini lloró varias veces durante la sentencia, describió New York Post. Una prima de una de sus víctimas habló antes de la sentencia y dijo que no simpatizaba con Barini. “Entiendo que no tiene un buen historial… Yo no tengo un buen historial. No es excusa. Mató a cuatro personas… Se merece lo que le pasa ahora”.

Los fiscales alegaron que Barini había entregado dosis de drogas mezcladas con fentanilo a las víctimas varias veces en el verano de 2019, y el esquema de robo se volvió mortal en tres ocasiones en julio y agosto de ese año, en Astoria, Woodside y College Point.

Barini también fue acusada de darle la peligrosa droga GBL a Zamperoni en una cita, y el chef de 33 años murió en un motel de Elmhurst el 18 de agosto de 2019. Luego la trabajadora sexual trató de deshacerse del cuerpo envolviéndolo en sábanas manchadas de lejía y metiéndolo en un basurero, según la policía. Fue hallado muerto después de pasar varios días desaparecido.

La hermana mayor de Barini, que se identificó como Sally, le dijo al New York Post que creía que la sentencia había sido “un poco dura” y planeaba apelar. “Creo que lo que no se tuvo en cuenta fue que, por supuesto, lo que sucedió estuvo mal, pero las víctimas se pusieron allí”, afirmó. “No eran santos. Se fueron con ella. Querían ir de fiesta y querían drogarse con ella y tener sexo. No fue como si le hubiera puesto una pistola en la cabeza a alguien y los obligara a ir con ella”. Resumió que Barini es una drogadicta que se mezcló con las personas equivocadas.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios