Héroe latino salvó la vida de niña que se ahogó mientras comía en escuela de Nueva York

Héroe latino salvó la vida de niña que se ahogó mientras comía en escuela de Nueva York

 Hay una amplia colonia hispana en Newburgh, en las afueras de NYC.

Héctor Almodóvar, un oficial de seguridad escolar del condado Orange de Nueva York, está siendo aclamado como un héroe después de haber salvado la vida de una niña latina que se estaba ahogando cuando comía.

Ariana Miranda disfrutaba del almuerzo el martes 19 de abril junto con muchos otros alumnos de la Escuela Primaria Balmville en Newburgh, cuando la enérgica alumna de 5to grado se tragó un trozo de naranja grande y jugoso. Desafortunadamente, esa rebanada de fruta se atascó en su garganta y no ya podía respirar, ni inhalar ni exhalar.

“Pensé que si respiraba podría volverse más profundo y más difícil”, recordó la niña de 10 años a ABC News. “Entonces, realmente no me estaba enfocando en respirar. Me estaba enfocando en sacarlo”.

“Tal vez yo no estaría aquí si no fuera por él”

Ariana Miranda, alumna agradecida del héroe escolar Héctor Almodóvar

Afortunadamente el monitor de seguridad Almodóvar entró en acción al ver que la niña estaba tratando de vomitar usando su propio dedo. “Entonces, me levanté y ella no podía hablar, no estaba hablando, no estaba diciendo nada en absoluto, así que solo hice el Heimlich”, comentó en referencia a la maniobra de abrazar el vientre de la víctima desde atrás, aplicando fuertes compresiones con ambas manos, en dirección adentro-arriba, sobre la zona situada entre el pecho y el ombligo.

Dijo que luego de alrededor de tres presiones fue entonces cuando escuchó la voz de la niña y vio que expulsó la pieza de naranja.

¿Dónde aprendió el monitor de seguridad Almodóvar las habilidades no sólo para realizar la maniobra de Heimlich? El héroe hispano explicó que recibió algo de capacitación en la escuela, y además 25 años como oficial de vivienda de la policía de Nueva York (NYPD) ciertamente ayudaron.

“Justo cuando vi que se estaba ahogando y no respondía, supe que tenía que hacer algo”, recordó Almodóvar. “No podía esperar”.

Gracias a la rápida respuesta de Almodóvar, Miranda ahora tiene la garganta clara y el corazón agradecido. “Sabía que si nadie actuaba, esta historia tomaría un giro diferente y tal vez yo no estaría aquí si no fuera por él”, dijo la niña.

Publicar un comentario

0 Comentarios