Incendio en Brooklyn deja 11 heridos y enciende más el debate sobre el riesgo de los calentadores eléctricos en NYC

Incendio en Brooklyn deja 11 heridos y enciende más el debate sobre el riesgo de los calentadores eléctricos en NYC

La boricua Lilian Oliver, residente de Williamsburg, veía este jueves las cenizas del apartamento arrasado por las llamas.

 

Un nuevo incendio reportado en la madrugada de este jueves en un apartamento de un complejo de la Autoridad de Vivienda Pública (NYCHA) en la calle Moore de Brooklyn, aunque solo dejó 11 heridos que se encuentran “muy estables”, volvió a echarle más leña al fuego al tema de los riesgos que implica el uso de los calentadores eléctricos en espacios residenciales.

Al igual que la tragedia que dejó 17 muertos en El Bronx, el pasado 9 de enero, también en este nuevo incidente uno de los principales factores detonantes del fuego, de acuerdo con las investigaciones preliminares, fue el sobrecalentamiento y la combustión de un ‘heater’, un artefacto de uso muy corriente en tiempos invernales.

“Inmediatamente cuando me levanté, fui a la cocina y no podía creer que mi calentador estaba en llamas. Llamé inmediatamente al 911. La candela subió más y traté de conseguir agua, simplemente salí corriendo. Agarré a mi hijo y dejé el apartamento tan rápido como pude“, relató a medios locales Crissy Dulce, la residente del apartamento en donde se originó la combustión.

Las llamas devoraron el apartamento 3A de Crissy, ubicado en el piso 3 del complejo Borinquen Plaza de NYCHA en donde viven 80 familias, la gran mayoría de origen puertorriqueño. Dos niños estaban entre los 11 heridos, y un bebé entre los rescatados, en medio de una espesa columna de humo.

Abismael Piyó y su esposa viven en un piso superior al apartamento que se incendió. Asguran que vivieron minutos de pavor. (Foto: F. Martínez)

“Esto hubiese terminado en tragedia”

Este hecho que se registró cerca de las 2 de la madrugada de este jueves, despertó en zozobra a residentes de apartamentos vecinos por los olores y la presencia de humo.

Tal es el testimonio del puertorriqueño Abimael Piyó y su esposa, quienes por 10 años han vivido en el último piso de esa torre residencial. Ellos relataron que permanecieron por lo menos 45 minutos atemorizados por el humo que penetró en su unidad residencial.

“Apenas estamos saliendo del hospital, en donde nos hicieron los chequeos. Estamos muy bien. Pero todavía asustados. Pudimos ver que los bomberos y otros cuerpos de rescate atendieron el llamado de inmediato. De lo contrario, esto hubiese terminado en una terrible tragedia”, comentó Abimael.

Otra vecina que se encontraba visitando a su hermano, describe que rompieron las ventanas cuando se vieron atrapados por un “humo espeso”. En medio de la desesperación y el pánico de terminar quemados. Incluso, pensaron en saltar.

“Es un milagro que no haya muertos. El fuego que salía de ese departamento era bestial. Menos mal que los bomberos actuaron muy rápido”, aseguró.

Crissy Dulce, la residente de la unidad residencial que terminó arrasada por las llamas, dijo que en muchas oportunidades se había quejado por las fallas de la calefacción. Por ello, se vio obligada a usar el artefacto eléctrico, cuyo desperfecto presuntamente causó el incidente.

En fase investigación

El Departamento de Bomberos de la Ciudad de Nueva York (FDNY) expuso que se encuentran todavía en fase de “investigación exhaustiva” del hecho.

En este sentido, NYCHA dijo en un comunicado que “desde octubre de 2021, no ha habido cortes en el servicio de calefacción o agua caliente en el edificio, y no hay órdenes de trabajo de reparación o suministro en el apartamento donde comenzó el incendio”.

La Autoridad de Vivienda de la Ciudad aseguró que como es evidente, se encontraron en perfecto funcionamiento los detectores de humo-monóxido de carbono en el edificio.

Subrayaron que los sistemas de detección de incendios fueron revisados, por última vez, el 22 de enero de 2022. 

“Tenemos una investigación abierta y se pueden dirigir más preguntas al FDNY”, acotaron.

Otras fuentes de NYCHA indicaron que “no hay dudas” que el sistema de cierre de puertas automáticos y detección de incendios, que opera en el edificio, junto al “trabajo bomberil”, evitaron una secuencia de muertes de gran escala.

Sin embargo, otros vecinos de este complejo de NYCHA, ubicado en el 60 de la calle Monroe de Williamsburg, dijeron a El Diario que en efecto sí se han reportado en este invierno fallas en los sistemas de calefacción.

La gente usa esos aparaticos que resultan como una bomba, desesperados por el frío, porque el ‘hit’ (calefacción) va y viene. No es constante”, precisó ‘David’ quien por 15 años vive en esas unidades.

La puertorriqueña Lilian Oliver residente de Brooklyn decidió no usar nunca más estos artefactos. !Así muera de frío!

El riesgo de los calentadores

La puertorriqueña Lilian Oliver, con 50 años viviendo en Williamburg, pasaba por el edificio que fue la escena del incendio y aseguró que lo que “escuchó en televisión”, la ha hecho tomar una decisión: “Tengo un calentador de esos por 40 años. Con este otro incendio, como si voy a preferir pasar frío”.

También el dominicano Salomón Fernández, con 14 años viviendo en ese vecindario de Brooklyn, destaca que ya este año se han escuchado muy “malas cosas” y tragedias por esos calentadores eléctricos.

Cualquier cablecito, algún desperfecto, puede encender un edificio completo. Cuando yo tengo frío me arropó, pero jamás he tenido eso, que se ha demostrado son peligrosos”, opinó.

El suceso de este jueves que en general no pasó de ser un gran susto, trajo al presente la dolorosa tragedia del reciente incendio en el 333 este de la calle 181 del vecindario de Tremont, en El Bronx, el pasado mes de enero.

En ese momento, los informes bomberiles preliminares, pusieron en relieve que fallas en los sistemas automáticos del cierre de puertas y un calentador, eran los ejes de esa combustión mortal.

Una de las hipótesis reveladas fue que el calefactor, que provocó ese incendio fatídico en El Bronx, pudo haber “estado funcionando durante varios días. Se sobrecalentó y explotó”.

Hasta la fecha, los investigadores no han dado a conocer ningún detalle sobre el artefacto, como el modelo y la antigüedad. Ni han explicado cómo pudo haber provocado el fuego. 

El residente de Brooklyn Salomón Fernández dice que ha escuchado este año muchas cosas malas causadas por los aparatos domésticos de calefacción. (Foto: F. Martínez)

No son el principal causante de incendios

Aunque el origen de los incendios en la ciudad de Nueva York, de acuerdo con las estadísticas oficiales, no están vinculados mayoritariamente con estos equipos eléctricos, sí traen a la memoria dos de los más mortales.

En 2007 un fuego originado por un cable deshilachado mató a 10 personas en una comunidad de inmigrantes malienses en El Bronx. Y, este 2022, también en ese condado, todavía está “encendido” el recuerdo por los fallecidos en la peor tragedia de este tipo en 30 años en la ciudad.

Aun así, los calefactores portátiles se han relacionado con unos 1,700 incendios residenciales al año, lo que ha provocado unas 80 muertes y 160 heridos en todo el país, según un informe de 2021, de la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor.

Esta agencia que supervisa la seguridad de los productos de consumo, incluidos los calentadores portátiles, tiene la autoridad para trabajar con las empresas para retirar productos peligrosos.

Problemas en las cocinas y del sistema eléctrico, por ejemplo, son las causas más comunes de accidentes con fuego”, concluyen.

En este sentido, Glenn Corbett, profesor asociado de seguridad contra incendios y gestión pública en John Jay College, explicó a The New York Times que estos artefactos suelen provocar incendios “cuando funcionan mal”. 

“Esto puede deberse al sobrecalentamiento, porque se dejaron encendidos demasiado tiempo y es posible que los modelos más antiguos no tengan características de seguridad más nuevas, como que se apaguen automáticamente”, explicó.

Investigadores de DFNY y funcionarios de la Ciudad iniciaron las investigaciones detalladas del incendio que incendió el apartamento 3A en el Complejo Borinquen Plaza en Brooklyn. (Foto: F. Martínez)

¿Qué recomienda el Departamento de Salud del Estado de NY?

  • El Centro de Salud Ambiental del Estado de Nueva York recomienda seleccionar un calentador eléctrico portátil que esté aprobado por una agencia de pruebas, como los que están identificados con la letra UL.
  • No use estos equipos en habitaciones con botes de agua (como una cocina o un baño) o en un sótano húmedo, a menos que esté conectado a interruptores de circuito de falla a tierra. 
  • Mantenga el calefactor alejado de objetos que puedan quemarse, como muebles, alfombras o cortinas. 
  • Siga los consejos del fabricante sobre la instalación, colocación y uso.
  • Coloque el calentador nivelado y en el piso para que no se vuelque. Asegúrese de que ningún artículo cercano pueda caer sobre el calentador y generar un incendio.
  • Evite el uso de cables de extensión o cables sin conexión a tierra. Revise los enchufes y los cables periódicamente para ver si están deshilachados.
  • Reemplace los cables dañados o haga que un reparador eléctrico con licencia haga las reparaciones.
  • La cinta aislante no siempre es adecuada para reparar los desperfectos.
  • Fuego en la Gran Manzana

    • 87 personas murieron en el incendio más mortífero en la ciudad de Nueva York en 1990, en un hecho provocado en el club social ‘Happy Land’, también en el Bronx
    • 13 personas también murieron en el Condado de la Salsa en 2017 en un incidente de llamas en un edificio de apartamentos, también iniciado por un calentador ambiental, que mató a nueve niños y cuatro adultos.
    • 17 muertos y 66 heridos en este condado, el pasado 9 de enero en Tremont, el segundo más mortífero en la historia reciente, cuando presuntamente un artefacto de calefacción elećtrico generó fuego en un colchón.
    • 23% en promedio de los residentes de NYCHA deben apelar eventualmente al uso de ‘heaters’ domésticos durante las épocas invernales, con base a balances de organizaciones de defensa de los residentes de esos complejos, actualizados hasta 2021.
    • 16% aumentaron los incendios en la Gran Manzana en 2021 en comparación con 2020.
    • 73 muertes a causa de accidentes con fuego en comparación con 63 en 2020, según datos del FDNY.
    • Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios