'Wearables' controlados con la mente, transporte inteligente y otras tendencias que impulsarán el futuro de la conectividad

'Wearables' controlados con la mente, transporte inteligente y otras tendencias que impulsarán el futuro de la conectividad

'Wearables' controlados con la mente, transporte inteligente y otras tendencias que impulsarán el futuro de la conectividad

 La conectividad y la tecnología inteligente transformarán nuestra experiencia en el mundo en la próxima década, según el más reciente informe ‘Connected Consumer 2030’. El informe explora cinco tendencias clave que impulsarán el futuro de la conectividad, desafiando el impacto del cambio climático, el agotamiento de los recursos naturales y el envejecimiento de la población.

El estudio, publicado por Vodafone Smart Tech en colaboración con The Future Laboratory, predice cómo la innovación en la atención conectada, las ciudades y el transporte inteligentes, la conectividad ética, la sostenibilidad y la tecnología del futuro ayudarán a resolver los retos de una generación y a mejorar la vida cotidiana.

1. Atención conectada
Según el estudio, en los próximos 10 años, los hogares estarán equipados con productos que monitorizarán la salud de forma proactiva y podrán diagnosticar afecciones, detectando antes los posibles problemas de salud y facilitando un modelo de atención sanitaria preventiva.
Los espejos del baño podrían estar equipados con sensores que comprueben el flujo sanguíneo y los cambios anormales en el color de la piel; o que los altavoces inteligentes sean capaces de solicitar automáticamente una receta al detectar sonidos como la tos y los estornudos. Estos dispositivos podrán evaluar mediciones vitales como la hidratación, el azúcar en la sangre y la presión arterial para predecir o prevenir condiciones de salud crónicas antes de que aparezcan. La atención conectada también será fundamental para aumentar la independencia entre una población que envejece constantemente, permitiendo a las personas vivir de forma independiente durante más tiempo.

2. Controlar ‘wearables’ con el pensamiento
Fuera del entorno doméstico, los dispositivos wearables podrán ir más allá del control por voz e interactuar directamente con los pensamientos del usuario, sugiere el informe. En lugar de responder al sonido, estas interfaces cerebro-ordenador detectarán las señales que el cerebro envía automáticamente a la boca cuando “decimos” palabras en nuestra cabeza, permitiendo a los usuarios dar órdenes a sus asistentes inteligentes sin tener que hablar en voz alta. Esto abre la posibilidad de un futuro sin pantallas o un metaverso en el que la comunicación con los dispositivos se produce a través de redes neuronales que permiten a los usuarios tomar notas mentales o comunicarse en silencio con sus dispositivos.

3. Naturaleza ‘conectada’
Se espera que la conectividad se incorpore a los árboles, las praderas e incluso los océanos, lo que permitirá supervisar el impacto de los planes de regeneración y evaluar las posibles amenazas.  La recopilación de datos también permitirá a las ciudades inteligentes identificar y reutilizar el exceso de energía, permitiendo que la energía y el calor no utilizados de los edificios se redistribuyan a los hogares o espacios públicos circundantes. 

4. Transporte inteligente


Los vehículos autónomos no solo serán más ecológicos y silenciosos, sino que, mediante hologramas inmersivos, permitirán a las marcas de comercio electrónico mostrar sus últimas colecciones a los pasajeros mientras viajan. El informe sugiere que los pasajeros podrán pasar por encima de los productos e incluso ser guiados hasta un destino comercial para realizar una compra. Los pasajeros podrán controlar su viaje a través de sus dispositivos, preseleccionando entre una serie de ajustes que van desde el turismo hasta el trabajo y el ocio.

5. Datos personales, una nueva forma de moneda
A medida que aumente la concienciación sobre el valor de los datos personales, los consumidores exigirán servicios y experiencias hiperpersonalizados a cambio de ellos. Con un 44 % de personas en el mundo que prefiere renunciar a contenidos personalizados antes que compartir información, el informe predice que los datos personales se convertirán en una moneda que las marcas tendrán que pagar u ofrecer a cambio de una experiencia elevada. 

Publicar un comentario

0 Comentarios