Un estudio sobre la variante Ómicron en Sudáfrica reveló un esperanzador escenario para el resto del mundo

Un estudio sobre la variante Ómicron en Sudáfrica reveló un esperanzador escenario para el resto del mundo


 

Un estudio sudafricano realizado en el epicentro de la oleada mundial de Ómicron ofrece un indicio tentador de que la fase aguda de la pandemia de Covid-19 puede estar terminando.

La ola de infección se movió con una “velocidad sin precedentes” y causó una enfermedad mucho más leve que las cepas anteriores, según demostró un estudio de pacientes infectados con Covid-19 en un gran hospital de la ciudad sudafricana donde se registró el primer brote de la variante ómicron.

“Si este patrón continúa y se repite a nivel mundial, es probable que veamos un desacoplamiento completo de las tasas de casos y muertes”, dijeron los investigadores. Esto sugiere que “Ómicron puede ser un presagio del final de la fase epidémica de la pandemia de Covid, dando paso a su fase endémica”.

El estudio, realizado en el Complejo Hospitalario Académico Steve Biko, analizó los registros de 466 pacientes de la actual oleada y de 3.976 de anteriores brotes de infección. Entre los investigadores que han trabajado en él se encuentran Fareed Abdullah, director del consejo y médico de enfermedades infecciosas del hospital.

Sudáfrica, el primer país en tener un brote importante de Ómicron, está siendo observada de cerca para ver cómo las infecciones de la variante pueden extenderse a nivel mundial. La edad comparativamente joven de la población del país y de los hospitalizados en la última oleada también podría enmascarar la gravedad de la enfermedad causada por la variante, dijeron los investigadores.

Aun así, los datos hacen que los investigadores tengan la esperanza de que la preocupación por las altas tasas de transmisión del ómicron se vea atenuada por la levedad de la enfermedad que parece causar y el escaso número de muertes que provocan sus infecciones.

Las hospitalizaciones sudafricanas han alcanzado la mitad de las registradas en oleadas anteriores. El exceso de muertes semanales, una medida del número de muertes en comparación con una media histórica, alcanzó un máximo de menos de una quinta parte de su récord durante la pandemia.

Si otros países tienen experiencias similares, eso puede ayudar a que la pandemia pase a una fase endémica, en la que la exposición generalizada da inmunidad a más personas, lo que resulta en una enfermedad menos grave. Aun así, el virus podría mutar aún más en una cepa que cause una enfermedad más grave y evada más fácilmente los anticuerpos producidos por infecciones o vacunas anteriores.

El estudio demostró que sólo el 4,5% de los pacientes con Covid-19 murieron durante su estancia en el hospital en la oleada actual, en comparación con una media del 21% en oleadas anteriores, según el sitio web del Consejo de Investigación Médica de Sudáfrica. Hubo menos ingresos en unidades de cuidados intensivos y las estancias hospitalarias fueron “significativamente más cortas”.

La tasa de ingresos subió rápidamente, pero empezó a descender a los 33 días del primer análisis, según el estudio. Una instantánea de los pacientes ingresados en el hospital los días 14 y 15 de diciembre mostró que casi dos tercios de los infectados por el Covid-19 habían sido ingresados por otros motivos.

“Este fenómeno no se había observado antes en esta medida en el Complejo Hospitalario Académico Steve Biko ni en ningún otro lugar de Sudáfrica”, señala el estudio. Lo más probable es que refleje los elevados niveles de enfermedad asintomática en la comunidad con infección por omicron”, señaló.

También se descubrió:

La estancia en el hospital fue de una media de 4 días, frente a los 8,8 de las oleadas anteriores.

- La edad media de los ingresados era de 39 años, frente a los casi 50 de oleadas anteriores.

Los ingresos en unidades de cuidados intensivos se redujeron del 4,3% al 1% de los pacientes.

- Los ingresos alcanzaron un máximo de 108, frente a los 213 de la oleada delta.

Los resultados “fueron comparables a las tendencias de toda la ciudad cuando se informaron los casos y los ingresos de todos los hospitales públicos y privados”, dijeron los investigadores. Hubo “una menor proporción de ingresos por caso, una menor tasa de mortalidad y una menor tasa de ingresos en la UCI en comparación con las oleadas anteriores”.

(c) 2022, Bloomberg - Antony Sguazzin

Publicar un comentario

0 Comentarios