Robo en Burger King que dejó a una adolescente sin vida fue un montaje; compañero que no estaba en el plan le disparó

Robo en Burger King que dejó a una adolescente sin vida fue un montaje; compañero que no estaba en el plan le disparó

 


El pasado 2 de enero la prensa de Milwaukee, Wisconsin, dio a conocer que una adolescente de 16 años que fue identificada como Niesha Harris-Brazell murió tras ser asaltada en la ventanilla de un autoservicio de la tienda Burger King donde fungía como cajera.


Semanas más tarde, la policía de Milwaukee señaló que una empleada de Burger King confesó que el robo fue planeado por ella, su padre y la víctima.

Las acusaciones se produjeron después de una denuncia penal presentada el viernes 14 de enero contra el padre de la menor de edad que también participó en el atraco, Antoine Z. Edwards, de 41 años.

Asimismo, se ha dado a conocer que Niesha Harris-Brazell no recibió un disparo por parte de Antoine Z. Edwards, sino de otro compañero de trabajo que no formaba parte del plan.

De acuerdo con la denuncia, el otro empleado que ha sido identificado como Derrick D. Ellis, de 34 años, al darse cuenta del asalto disparó en contra del asaltante, pero la bala fue directo al pecho de la cajera Niesha Harris-Brazell.

Se sabe que Derrick D. Ellis, quien la semana pasada fue acusado de posesión de un arma de fuego de un delincuente convicto, huyó de la escena del crimen después de que la cajera cayó al piso.

Tras las declaraciones de una de las implicadas, la abuela de la víctima Ida Lane señaló que su nieta no tenía la necesidad de participar en un robo planeado porque a su lado la tenía a ella y a otros familiares que le ayudaban económicamente.

“Eso es una tontería total y absoluta. En realidad, mi nieta no tenía que trabajar. Tenía una abuela que trabajaba, una madre que trabajaba, cinco tías y un tío que trabajan. Mi nieta no tenía más que guardar lo que necesitaba o lo que quería. Tratábamos de inculcarle valores”, dijo Ida Lane a Milwaukee Journal Sentinel.

Antoine Z. Edwards ha sido acusado de homicidio grave y de contribuir intencionalmente a la delincuencia de un niño que acabó con la muerte de una persona, lo que también es catalogado como delito grave. Hasta el momento no se sabe cuál será el castigo que recibirá la amiga.

Pese a las declaraciones de la amiga de Niesha Harris-Brazell, Ida Lane aún confía en la jovencita, quien cada ocho días estaba en su casa: “Estoy tratando de darle el beneficio de la duda”.

Fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios