La OMS ya vigila la nueva variante detectada en Francia, pero aclara que “no está circulando muy activamente”

La OMS ya vigila la nueva variante detectada en Francia, pero aclara que “no está circulando muy activamente”



 Francia ha detectado una posible nueva variante del coronavirus en una docena de pacientes del sur del país, que han estado en contacto con un paciente que provenía de Camerún, y que podría tener hasta 46 mutaciones y 37 deleciones, según han publicado los científicos en medRxiv, donde se presentan investigaciones científicas a la espera de ser revisadas.

Esta nueva variante ha recibido el nombre de IHU, y se ha detectado en el Instituto Hospitalario Universitario Méditerrannée (IHU, Marsella), que a través de sus redes sociales, informaba el pasado 9 de diciembre de la variante B.1.640.2,. Los análisis revelaron que esta nueva variante tiene 46 mutaciones y 37 deleciones que dieron como resultado 30 sustituciones de aminoácidos y 12 deleciones.

En este sentido, según la información del hospital, en la proteína spyke se ha detectado 14 sustituciones de aminoácidos, incluidos N501Y y E484K, y 9 deleciones. Este patrón de genotipo llevó a crear un nuevo linaje llamado B.1.640.2, que es un grupo hermano filogenético del antiguo linaje B.1.640 renombrado como B.1.640.1.

Científicos del Instituto Hospitalario Universitario Méditerrannée (IHU, Marsella), presentaron el estudio que aún no es revisado por pares
Científicos del Instituto Hospitalario Universitario Méditerrannée (IHU, Marsella), presentaron el estudio que aún no es revisado por pares

Ambos linajes difieren en 25 sustituciones de nucleótidos y 33 deleciones. Cuando las variantes se detectan, la Organización Mundial de la Salud (OMS) las clasifica en tres grupos, según sus características: preocupante (Delta o Ómicron), de interés (lambda o mu) o de baja vigilancia (bretona).

Hasta el momento, la OMS ha catalogado como variantes preocupantes un total de cinco cepas: Alpha, Beta, Gamma, Delta y Ómicron. La primera de estas fue Alpha, que las primeras muestras documentadas fueron en Reino Unido en septiembre del 2020, y se designó como ‘preocupante’ el 18 de diciembre del 2020, igual que Beta, que tuvo las primeras muestras documentadas en Sudáfrica en mayo de 2020 pero, sin embargo, no fue hasta el 18 diciembre cuando se designó como ‘preocupante’.

Por el contrario, las más recientes han sido Delta y Ómicron, que la primera muestra documentada se detectó en India en octubre de 2020 pero ya se había catalogado como ‘preocupante’ el 11 de mayo de 2020, y Ã“micron, detectada en Sudáfrica, y nombrada ‘preocupante’ el 26 de noviembre de 2021.

Maria Van Kerkhove, jefa de enfermedades zoonóticas de la OMS afirmó que ya están investigando esta nueva variante (REUTERS/Denis Balibouse)
Maria Van Kerkhove, jefa de enfermedades zoonóticas de la OMS afirmó que ya están investigando esta nueva variante (REUTERS/Denis Balibouse)

La doctora María Van Kerkhove, epidemióloga líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha aclarado hoy que desde el organismo sanitario mundial ya están supervisando la subvariante B.1.640.2.

Los primeros casos fueron detectados en septiembre de 2021 en una serie de países. Ya se categorizó como una variante “bajo supervisión” por la OMS en noviembre de este pasado. “Esta variante representa menos de 1 por ciento de las muestras en Francia. Hay dos subvariantes: la B.1.640.1 y la B.1.640.2, y es importante que las sigamos, por la cantidad de mutaciones con las que cuenta, pero no está circulando muy activamente”, afirmó Van Kerkhove. “Es bastante común que esta situación ocurra”, ha tranquilizado la epidemióloga de la OMS, que ha hecho hincapié en que “las vacunas actuales contra la Covid-19 funcionan para todas las variantes activas”.

Cepa menos activa: “Es una cepa menos activa y que todavía está siendo evaluada”, ha informado por su parte la directora del Departamento de Inmunización de la OMS, Kate O’Brien. “Es una variante que quizás está aumentando su prevalencia. Contamos con pruebas específicas de la misma, pero está pendiente de un análisis más profundo”, ha precisado. Al igual que Van Kerkhove, O’Brien ha querido recalcar el papel de las vacunas para proteger de casos graves de la enfermedad, “como se está viendo con Ómicron”.

Fuente: Infobae

Publicar un comentario

0 Comentarios