Recién perdonado salido de la cárcel mató a madre inmigrante durante balacera en Nueva York; cuatro hijos huérfanos

Recién perdonado salido de la cárcel mató a madre inmigrante durante balacera en Nueva York; cuatro hijos huérfanos


 

Oliver Case, un ex convicto que estaba en libertad condicional, ha sido ahora acusado de matar a una madre inmigrante en Brooklyn (NYC), apenas unos días después de salir de la cárcel.

Limose Thomas Dort, trabajadora de 54 años oriunda de Haití, fue alcanzada fatalmente por dos balas camino a su casa en Crown Heights la noche del 19 de agosto, 22 días después de que Case recobrase su libertad, dejando cuatro hijos huérfanos.

Dos meses después, el sospechoso de 29 años fue acusado el lunes de homicidio y cargos de armas. Thomas no era el objetivo previsto de los disparos, que estaban dirigidos a un hombre de 30 años con el que Case había peleado ese mismo día, dijeron ayer fuentes policiales.

Ese hombre no identificado recibió un disparo en el brazo y se negó a cooperar con los investigadores, según New York Post. Dos días después del incidente, el entonces candidato republicano a la alcaldía de NYC, Curtis Sliwa, fundador del grupo de patrulla contra el crimen “Guardian Angels”, ofreció una recompensa de $20,000 dólares por información que condujera al arresto del pistolero.

El sospechoso fue identificado con la ayuda de un informante anónimo y Case fue detenido el lunes en el vecindario Cypress Hills de Brooklyn, alrededor de las 6:40 p.m. Según Sliwa, la recompensa no ha sido reclamada hasta ahora.

Case salió de la cárcel en libertad condicional el 28 de julio después de cumplir una década de una sentencia de 13 años por intento de agresión cuando era un adolescente, según los registros oficiales en línea.

Thomas era una asistente de salud en el hogar. Su hijo dijo que habían vivido durante los últimos ocho meses en la zona donde murió y se habían mudado a Nueva York desde Haití hace casi cuatro años. Los otros tres hijos de la víctima aún están en su isla natal.

Durante los primeros 10 meses de 2021, la ciudad tuvo 1,324 balaceras, un aumento de dos docenas en comparación con la misma época del año pasado y casi el doble de los niveles pre pandémicos. En muchos casos las víctimas son caminantes alcanzados por balas perdidas menores vinculados a pandillas.

Publicar un comentario

0 Comentarios