Pequeño negocio se registró primero como Meta y pide $20 millones a Zuckerberg por cederle el nombre

Pequeño negocio se registró primero como Meta y pide $20 millones a Zuckerberg por cederle el nombre



 Mark Zuckerberg sigue enfrentando obstáculos, en esta ocasión resulta que luego de su cambio de nombre de Facebook a Meta, en octubre pasado, ya había una pequeña empresa que en agosto se le adelantó a registrar el nombre elegido para su nueva compañía, haciéndose llamar Meta PCs.

TMZ dio a conocer que Joe Darger y Zach Shutt, son los fundadores del pequeño negocio, y que solicitaron el registro de la palabra “Meta”, en Estados Unidos.

Meta PCs, se dedica a la promoción y ventas de artículos relacionados con la tecnología, como computadoras, laptops, tabletas, software y otros artículos similares.

Ante esta situación, los fundadores dijeron que están dispuestos a negociar y cederle la marca al millonario Zuckerberg, sin ningún conflicto, a cambio de $20 millones de dólares.

Darger y Shutt argumentan que piden esa suma porque ellos deberán cambiar el nombre de toda la marca de su empresa y ese es un procedimiento que será lento y muy costoso.

Los pequeños empresarios señalan que el proceso será complicado, sobre todo ahora que Meta PCs logró una gran popularidad, ya que con el anuncio del CEO de Facebook, los seguidores de la marca aumentaron hasta en 5,000% en todas las cuentas de sus redes sociales, como Twitter, Instagram y la misma Facebook.

Los fundadores de Meta PCs explicaron que han estado trabajando en su proyecto desde hace más de un año y hasta hace poco fue que solicitaron su registro en Estados Unidos. Aún no han culminado con el trámite, lo que significa que no son los dueños de la marca por completo.

Hasta el momento no ha habido ningún comentario de Zuckerberg al respecto, ni de nadie más relacionado sobre la existencia del registro de la patente de “Meta PCs”.

Fuentes de Facebook dijeron a TMZ que no esperan tener ningún problema con los registros correspondientes, pues la compañía realizó una exhaustiva investigación para el cambio de nombre que incluye preguntar por los registros en la oficina de patentes.

Es muy posible que Dargner y Shutt no obtengan los millones que piden, pero el conocimiento de su marca se ha beneficiado enormemente, gracias al incidente y no dejan de tomarlo con sentido del humor.

Publicar un comentario

0 Comentarios