Madre en NJ admitió haber cubierto con cinta adhesiva a sus dos hijos antes de sofocarlos con sus manos en auto

Madre en NJ admitió haber cubierto con cinta adhesiva a sus dos hijos antes de sofocarlos con sus manos en auto


 

Una madre en Nueva Jersey que fue hallada este lunes junto a sus hijos muertos en el asiento trasero de un auto admitió a las autoridades que planeó el asesinato por una semana.

Yuhwei Chou, de 36 años, enfrenta dos cargos de asesinato en primer grado por sofocar hasta la muerte a sus hijos Samantha y Paul, de 11 años y 7 meses, respectivamente.

Al momento, investigadores no han establecido el móvil del crimen, mientras esperan por los resultados de la autopsia.

Una denuncia de causa probable en poder de My Central Jersey indica que la acusada utilizó cinta adhesiva y ataduras  plásticas para facilitar la comisión del crimen.

Alegadamente, la madre sofocó a los niños con sus manos mientras estos permanecían inmóviles en el interior de la parte trasera del auto.

La mujer habría testificado a las autoridades que antes de asesinar a los niños, condujo hasta una estación de gasolina en Wawa para almorzar, y luego acudió a un establecimiento True Value donde compró los materiales que utilizó para el crimen.

La acusada presuntamente admitió que, seguidamente, manejó a un centro deportivo público en Mountain View Road, de Hillsborough Township, donde empezó a colocar cinta adhesiva en el rostro de su hija. Sin embargo, cuando notó que alguien la estaba viendo, abandonó el lugar.

El documento judicial detalla que luego la madre llevó a los niños a una zona de caza cerca de un camino de tierra.

Fue ahí que Chou se movió al asiento trasero del auto, amarró las manos de su hija, les puso cinta adhesiva a ambos en la cara y los sofocó hasta que dejaron de respirar.

Otro conductor que divisó el Toyota Corolla de la sospechosa atrapado en una zanja, a eso de las 7:41 a.m. del martes, y se detuvo para ayudar, alertó a las autoridades al ver a los menores amordazados.

Cuando oficiales llegaron a la escena, la mujer había atado sus manos al volante.

fuente: El Diario NY

Publicar un comentario

0 Comentarios